Miércoles 29 de julio de 2009
  |  
Interés general
Agmer advierte que la vuelta a clases será caótica por las licencias
Se reintegran los docentes a las escuelas, excepto los que estén en riesgo de contraer la Gripe A. La situación podría plantear un serio problema en la cobertura de cargos. La Ley de Presupuesto impide superar el 8% de reemplazos.
RicardoIrigoyen2.jpg
BustiDuerme.jpg
aulasvacias.jpg
Desde Agmer advierten afirman que, por las licencias por gripe A, el retorno a clases será caótico.

E

l sindicato docente advirtió que la vuelta a la escuela de los docentes a partir de este miércoles, y luego del extensísimo receso al que obligó la pandemia de Gripe A, podría tornarse complicado y caótico si el Consejo General de Educación (CGE) no instrumenta un sistema ágil de cobertura de licencias de aquellos maestros que no se reintegrarán al aula por razones de salud. La circular Nº 7 que el 21 del actual dio a conocer el Consejo de Educación liberó de reintegrarse al trabajo a docentes, administrativos y personal de maestranza y cocina, y también a los alumnos, cuando su presencia en la escuela suponga riesgos de transmisión del virus de la influenza por padecer gripe, estar en tratamientos oncológicos, ser asmáticos o presentar un cuadro de bronquitis. También, se liberó a los diabéticos, los renales crónicos, los portadores del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) o enfermos de lupus. Y tampoco deberán asistir, dijo el CGE, «las docentes o alumnas con embarazo a efectos de preservar su estado de salud y evitar posible contagio de la Gripe A». En ese caso, el docente podrá no presentarse al aula y gozar de una «licencia especial» que se extenderá mientras dure la emergencia sanitaria, que por ley concluye a fines de septiembre. Un límite incómodo Desde la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) entienden que esa situación supondrá una avalancha de pedidos de licencia por enfermedad lo que podría afectar seriamente la cobertura de cargos frente al aula. Así al menos lo plantea Alejandra Gervasoni, secretaria adjunta de la seccional Paraná del sindicato docente, al sostener que «la vuelta va a ser complicada. Algunos docentes se van a presentar con certificado médico, diciendo que no se van a hacer cargo del aula porque son personas en condición de riesgo de transmisión. Eso va a generar suplencias, y la necesidad de que se cubran de manera rápida, por eso decimos que la vuelta va a ser caótica». El diagnóstico lo comparten Roque Santana y Manuel Gómez, integrantes de la comisión directiva del gremio, que además plantean la necesidad de que el Estado cuente con los recursos necesarios para poder hacer frente al pago de los salarios de los suplentes que suplirán a los titulares en uso de licencia especial. Y advierten que el panorama más crítico se verá en las escuelas públicas de gestión privada (que absorben el 20 % de la matrícula en toda la provincia), que cuentan con recursos escasos para pago de salarios y no tendrán cómo financiar la contratación de personal suplente. El corsé que limita el pago de suplencias está contenido en la Ley de Presupuesto 2009 Nº 9.879 que en su artículo 17º establece taxativamente que el costo de la planta de personal docente suplente «deberá tender a mantenerse dentro del 8% del costo del plantel docente permanente». Osvaldo Bodean, presidente de la Asociación de Escuelas Públicas de Gestión Privada, pidió expresamente que ese tope quede sin efecto por cuanto la extensión del receso a casi un mes complicó el manejo financiero de esas instituciones. «Como la suspensión de clases se dio de modo anticipado, muchas escuelas no tuvieron tiempo de enviar los cupones de cobro de cuotas, y entonces se van a ver en dificultades para poder cobrar dos meses juntos. Esos fondos sirven muchas veces para pagar salarios de docentes que no cuentan con reconocimiento económico del Estado», afirmó. Fondos insuficientes Otro punto que preocupa es lo que consideran como «insuficientes» partidas para limpieza de las escuelas, y el retraso con el que son enviadas desde Educación. «Estamos preocupados por las necesidades que vislumbramos que va a haber en las escuelas. Todavía no llegaron las partidas de junio y julio de limpieza, y mañana (por este miércoles) los compañeros se hacen presente en sus lugares de trabajo», señalaron. Este año el Consejo de Educación decidió actualizar las partidas para ese rubro, y en estos días se anunció que a partir de agostos esos montos se duplicarán. Mientras, los montos son los siguientes: para escuelas de categorías 3, 4, 5 y personal único, 47,50 pesos; categoría 1 y 2, 93, 75 pesos; con 5 niveles educativos, 281,25 pesos; y los complejos educativos, 375 pesos. Pero desde Agmer sostienen que «con eso no se cubre casi nada para una población de 20 docentes y 100 alumnos, como mínimo. La cuenta que hemos hecho es que con 32,50 pesos, se compran un paquete de 3 rollos de papel de cocina, un pack de 4 rollos de papel higiénico, 2 litros lavandina, 1 litro de detergente, 1 litro de desodorante, y un alcohol en gel. Y todo eso, dura menos de una semana». «Es decir que antes de empezar, ya estamos con un déficit, y un grado de vulnerabilidad muy graves. Esto nos da cuenta de un diagnóstico que ya habíamos hecho al principio del año, y que no fue tenido en cuenta por las autoridades. Esa vez sostuvimos que no estaban dadas las condiciones para volver a clase, y esto es así porque el Estado invierte poco en salud y educación», indican. Cómo es el filtro escolar que aconseja Salud El Gobierno recomendó a las escuelas aplicar el denominado “filtro escolar” cuando el próximo viernes los 350 mil alumnos que componen el sistema educativo provincial vuelvan a las aulas luego del receso prolongado. El así denominado “filtro” es en realidad una pesquisa que quedará a cargo de los docentes y directivos de las escuelas antes del inicio de cada jornada escolar, y estará compuesto de cinco preguntas básicas dirigidas al alumno: si hubo fiebre en las últimas horas; si hubo dolor de cabeza; si hay dolor muscular o de articulaciones; si sufre de tos o estornudos; y si tiene moco o catarro. Si aparece alguno de esos síntomas, la primera medida de los docentes respecto de los alumnos en esa situación será “separarlo del resto y avisar a sus padres”, como primer paso; y luego, “tomar medidas básicas de prevención”. Esas medidas, hasta que los padres lo retiren de la escuela, incluyen la recomendación al alumno de cubrir su boca y nariz “con un kleenex (sic, entiéndase pañuelo descartable) cuando tosa o estornude” o bien que lo haga en la manga de la camisa; si usó un “kleenex”, una vez usado hay que desecharlo al cesto de la basura; también se le puede poner “una mascarilla quirúrgica para proteger a otras personas”. Agua y jabón Las recomendaciones están contenidas en un documento sobre “Medidas para cuidar a nuestros niños y docentes en este invierno” que distribuyó el área de Atención Integral de la Niñez de la Dirección de Salud Materno Infanto Juvenil de la Provincia. Allí, entre las medidas aconsejadas para prevenir el contagio de la Gripe A en la escuela, se pide “cubrir la boca al toser y estornudar con un pañuelo desechable o con el ángulo interno del codo”; en caso de que se use pañuelo descartable, se lo debe colocar “inmediatamente dentro de una bolsita de plástico, anudarla, tirarla en la basura y lavarse las manos”. También, lavarse frecuentemente las manos, no compartir platos, vasos o cubiertos en el comedor. Y a los ordenanzas de las escuelas, se les sugiere cómo asear las escuelas, con el uso de “baldes, detergente de uso doméstico, secador de piso, trapo de piso, trapo rejilla, escobilla, solución de lavandina en un vaporizador”. Y vestirse con “guardapolvo o ambo, guantes de goma resistentes de uso personal y calzado de goma”. La recomendación plantea un primer inconveniente, según alertó el secretario general de la seccional Paraná de Agmer, Roque Santana: el Estado no provee de indumentaria al personal de limpieza, por tanto no cuentan ni con guantes ni botas de goma. Salud aconseja además: mantener ventiladas y soleadas las aulas; no mezclar cloro con detergente; no barrer para no levantar polvillo. Agrega que se debe limpiar “frecuentemente” picaportes, teléfonos, barandas y llaves de luz; cada semana, aberturas, vidrios y paredes lavables. Y en aulas, biblioteca, dirección y pasillos, “comenzar con los bancos, sillas, escritorios y todos los elementos altamente tocados, con la solución de lavandina (5 cc de lavandina en 500 cc de agua). Y puntualiza la necesidad de que alumnos y docentes se laven las manos con agua y jabón al llegar a la escuela, al entrar del recreo, antes de consumir alimentos, después de ir al baño y al salir de clase. Además, recomienda limpiar la superficie de los equipos, aparatos o mobiliario con que tienen contacto; y “no tocarse los ojos, nariz ni boca; no meterse objetos a la boca como lápices, no compartir alimentos ni bebida y no saludar de mano ni de beso”. (Fuente: El Diario)
Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa