Viernes 07 de agosto de 2009
  |  
Política
El extenso debate por el fuerte contraste de cifras
El mensaje del Papa puso el tema una vez más sobre la mesa. El Indec dice que la pobreza es del 15%, mientras Kirchner asegura que no supera el 23%. Como es de suponerse, la oposición dice que el porcentaje es el doble.
Arroyo2Raul.jpg
pobrezanino.jpg
Las diferencias de porcentajes de pobreza son muy amplios.

E

l mensaje del Papa sobre el "escándalo" de la pobreza en la Argentina no hizo más que desnudar, una vez más, un extenso debate que se viene dando en los últimos años: el de las cifras oficiales de índices de pobreza e indigencia que maneja el Gobierno versus los números que surgen de encuestadoras privadas, centros de observatorio social y las estadísticas que le llegan a la Iglesia. Los contrastes de las cifras son tan amplios como las propuestas de soluciones concretas que se emiten desde la Casa Rosada, la Iglesia o la oposición para atenuar la pobreza. Según los informes del Indec del último semestre de 2008, la línea de pobreza es del 15,3% y la de indigencia es del 4,4%. Néstor Kirchner expresó el jueves que la pobreza hoy no supera más del 23%. En cambio, el informe del Observatorio de la deuda social de la Argentina, elaborado por la Universidad Católica Argentina (UCA), la pobreza alcanza al 34,5% de la población y la indigencia, al 11,7%. Según esta estadística, más de 12.500.000 personas se encontrarían bajo la línea de la pobreza, de las cuales por lo menos 4.500.000 sufrirían de indigencia económica y riesgo alimentario. Lejos de mejorar esta situación, en los últimos meses empeoró, según este estudio. "Si medimos el deterioro del 16% en la capacidad de consumo de miles de hogares que hubo en el primer semestre de este año estamos hablando de un piso de pobreza del orden del 34% y un techo de un 39%", dijo a LA NACION Agustín Salvia, director del Observatorio Social de la UCA. Este trabajo fue el que usó monseñor Jorge Casaretto para plantear hace unos días que en la Argentina hay un 40% de pobres. Las consultoras privadas de estudios de medición de pobreza y desarrollo económico están más cerca de los índices de la UCA que de las cifras que emite el Gobierno. Según una encuesta en 1000 hogares que hizo Sel Consultores, que dirige Ernesto Kritz, en la segunda quincena de mayo de este año la pobreza afectó al 31,2% de la población del área metropolitana. Se trata de aproximadamente 4.000.000 de personas, de los cuales 1.200.000 (9,7% de la población) son indigentes. En tanto, el mismo estudio dice que en los partidos del conurbano bonaerense la pobreza es de 36,8 por ciento. La pregunta es: ¿por qué hay una diferencia abismal en las cifras del Gobierno y los índices de estudios privados? La respuesta es simple: el Indec volvió a meter la cola. Sucede que los índices de precios que toma el Indec para medir la canasta básica de alimentos y así evaluar la pobreza son muy polémicos y fueron criticados por la oposición por su falta de rigurosidad. El estudio de la UCA se hizo por medio de una proyección sobre la base de la evolución de los precios de la canasta básica alimentaria de fuentes alternativas tomando para ello una tasa de inflación de entre el 32% y el 28%. Es decir, mientras el Indec establece un valor de la canasta en $ 316, la estimación del observatorio social de la UCA asciende a $ 449. El Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), en su informe de derechos humanos de 2009 criticó el método de medición de precios de la canasta básica y exigió criterios de "transparencia, consulta y participación". Un destacado funcionario de la Casa Rosada del área de política social admitió que las cifras de pobreza del Indec son "ajenas" a la realidad, aunque añadió que también resultan "excesivos" los números de las consultoras privadas. En medio de esta guerra de números, se abre un debate mucho más profundo que apunta a evaluar con atención lo que hicieron o dejaron de hacer los Kirchner para erradicar la pobreza. Un ex funcionario del Gobierno consultado el jueves admitió que las políticas sociales focalizadas que llevó adelante la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, muestran que no se generó empleo genuino, sino que se establecieron programas de transferencia de ingreso o directamente subsidios, pero no se llevó adelante un plan universal de atención a la población pobre o indigente. En rigor, éste es el debate que se viene en lo inmediato. "La tendencia a la universalización de la política social se dará automáticamente", se sinceró un funcionario de Desarrollo Social. La oposición, en todas sus líneas ideológicas, viene reclamando la universalización de la ayuda social para evitar la focalización de planes y el clientelismo. Al parecer, en la Casa Rosada tomaron nota de este punto y dicen que se analiza un programa universal de ingreso. Pero hasta ahora sólo son promesas y el debate sigue girando en torno a las cifras.
Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa