Viernes 07 de agosto de 2009
  |  
Policiales
Declararon 4 de los 6 chicos baleados por error
Los jóvenes contaron el momento de terror vivido cuando, al parecer sin motivos, la policía les disparó. Cuentan que fueron golpeados. Aseguraron que ahora salen a la calle atemorizados.
GriseldaTessio.jpg
pistoladisparoarma.jpg
La policía repartió balas al parecer sin identificarse y además, a personas inocentes.

S

e desarrolló el jueves, la segunda jornada en el juicio contra siete policías acusados de Tentativa de Homicidio por haber baleado en agosto de 2006 un automóvil en el que se trasladaban seis jóvenes, a los que confundieron con delincuentes. Cabe recordar que el martes, todos los imputados se abstuvieron de declarar. Los que declararon fueron Gonzalo Vittor, quien al momento del hecho conducía el automóvil, luego lo hizo Gabriela Moreyra, posteriormente fue el turno de Carla Salamone y finalmente del joven Martín Werner. Uno de los relatos que causó mas conmoción hasta este momento fue el de Gabriela Moreyra, quien en determinado tramo de su declaración se acongojó y no dejó de volver a revivir esos duros momentos en que sentía que los balazos pegaban en el coche, tras haber visto que alguien se bajaba de un auto detrás de ellos con un arma en la mano. “Yo lo veía a Martín que estaba ensangrentado y que nadie lo ayudaba, a las chicas que gritaban de dolor. Pamela que gritaba que le quemaba la pierna y a Gabriela que se iba en sangre con su brazo herido... solo uno de los policías que estaban allí, entre los que corrían para un lado y para otro y gritaban, se acercó y me pidió el cinto del pantalón y con eso le hizo un torniquete a mi amiga en el brazo, para que no se fuera en sangre”, relató una de las chicas que declararon. “Nadie llamó la ambulancia, paró de casualidad y el camillero que estaba arrastró como pudo a Martín, que estaba semiinconsciente y también subieron a las chicas y yo fuí para cuidarlos de camino y gritaba que alguien mas me acompañara, tenía miedo, pero nadie me ayudó... solo me decían en la ambulancia que mantuviera despierto a Martín, palmeándole en la cara, que lo hablara, que no lo dejara dormirse”, recordó Gabriela. Miedo “Después del hecho y que se supo que nos habían baleado por error, mi vida cambió, siempre creí que en cualquier circunstancia, la policía era la que me iba a ayudar y sabiendo incluso que no debo meter a todos en la misma bolsa, empecé a tener miedo a salir sola a la calle. Éramos un grupo que salíamos siempre, y lo dejamos de hacer”, recordó la testigo. “Yo sigo recordando ese momento en la ambulancia, porque no sabía si mis amigos iban a llegar vivos al hospital”, manifestó acongojada. El último en declarar, y contestar al igual que los otros jóvenes, incisivos detalles de como fue la aparición de los patrulleros que le cortaron el paso y el coche sin identificación que los cerró por detrás, fue Martín Werner. “Del coche de atrás bajó un hombre armado y con la cara semicubierta y con un gorro de lana, que se acercó a la ventanilla y cuando lo vi apuntar miré a Gonzalo, asustado y el auto salió marcha atrás. Después me hice un bollito agachándome hacia adelante y sentía ya no los disparos, sino el ruido de las balas en la chapa del coche”. “Cuando terminé de escuchar los balazos, así, agachado como estaba, empecé a abrir la puerta y salí mostrando las manos, para que vean que no estaba armado, me estaba entregando y no sabía a quien...y me tiré en el piso boca abajo, hasta que vi al lado mio un par de borceguíes y a alguien con uniforme y que tenía apoyada un arma larga con la culata en el piso. Cuando quise preguntar me pegó una patada en un antebrazo y la segunda vez que intenté levantar la cabeza recibí un culatazo que me provocó una fractura con hundimiento de cráneo de cráneo de siete centímetros”, relató Werner. Tras contar toda su convalescencia y lo delicado de su situación de salud, debido a que su vida corrió serio riesgo por esa fractura, resumió la historia manifestando “Lo único que se me cruzó por la cabeza en ese momento, mas allá del desconcierto de no saber que estaba pasando fue que de ahí no salíamos vivos, cuando empecé a escuchar los impactos que atravesaban el auto pensé que nos mataban”. “Quedé con miedo de salir a la calle, me mira alguien y ya no sé si es por este tema o si me parece...es que ellos saben quienes somos nosotros, pero nosotros no sabemos quienes son cada uno de los que nos tiraron o quien me golpeó y les agarré miedo”. Defensores “Creemos que ha sido una jornada muy favorable y no se debe perder de vista el contexto en que se produjo este hecho, ya que antes de que se produzca hubo un violento robo calificado y estos delincuentes se movían en un vehículo de similares características al baleado, estaban armados y en inmediaciones de donde se produjo esta balacera”, sostuvo uno de los representantes de la defensa, entre los que se encuentran los abogados Marcos Rodriguez Allende, Guillermo Vartorelli, Miguel Retamoso, Hugo Gemelli y Raúl Díaz . Argumentaron asimismo que las víctimas intentaron hacer “maniobras evasivas al ver personas de civil armadas. Sólo un testigo puede determinar con cierto grado de certeza de dónde nace el primer disparo y luego nadie logró determinar quiénes dispararon, porque todos intentaron cubrirse”. Cabe recordar que el tribunal está constituido por los vocales Héctor Villarrodona, Raúl Herzóvich y Miguel Ángel Giorgio. Por su parte, la querella está a cargo del estudio jurídico del doctor Marciano Martínez. La Fiscalía es responsabilidad de la doctora Cecilia Goyeneche. Los siete policías: Matías Casco, Victor Colman, Luis Sánchez, Guillermo Medina, Juan Leiva, José Torres y Jonathan Payer, son juzgados al estar acusados de haber disparado 14 balazos a un vehículo, en el cual viajaban seis jóvenes, dos de los cuales resultaron gravemente heridos, a quienes los efectivos confundieron con una banda de delincuentes. El hecho tuvo lugar en la madrugada del 6 de agosto de 2006, en Paraná, cuando los seis jóvenes se trasladaban a bordo de un Volkswagen Gol rojo por la calle Churruarín, y al llegar a la intersección de la avenida Circunvalación, se toparon con dos patrulleros estacionados. En ese lugar fueron baleados. (Fuente: El Diario).-
Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa