Domingo 23 de agosto de 2009
  |  
Economía
El BID vuelve a financiar proyectos en Entre Ríos
El Programa de Apoyo a las Cadenas de Valor y el Programa de Mejora de la Competitividad Empresaria son las dos nuevas herramientas que se presentarán al sector privado como segmento de una línea que el Bid destinó para al provincia.
BancoBID.jpg
El BID fianancia proyectos en la provincia, luego de diez años.

E

l gobernador Sergio Urribarri espera en los próximos días poder cerrar algunos cabos aún sueltos para anunciar lo que hace un par de meses viene trabajando con algunas entidades del sector privado en lo referente a “premiar” con deducciones impositivas a aquellos empresarios que mantengan el empleo y creen otros puestos genuinos. Pero situado ya en el camino de lo que, con algo de presunción y excesiva ponderación, define como “reconversión del perfil productivo de la provincia” presentará además dos nuevas herramientas: el Programa de Apoyo a las Cadenas de Valor y el Programa de Mejora de la Competitividad Empresaria. Cuando lo haga, habrá superado un largo período –seguramente más de una década-- por el cual la provincia de Entre Ríos no recibía fondos directos para la producción luego de un aciago y vidrioso episodio por el cual un proyecto de Agencia de Desarrollo que debía formularse en la provincia, junto con otros tres puntos entre ellos Mendoza y Rafaela, se convirtió en un hecho cuestionado por supuestas asignaciones mal aplicadas y el intento por constituir infraestructura con fondos para consultoría, según recuerdan fuentes memoriosas consultadas. De este modo, y aunque sí se financiaron desde el BID programas como el PRE o el Imagen, no se habían dispuesto fondos directos para mejora de los procesos productivos. “Yo no quiero asegurar que nos castigaron o nos pusieron en penitencia, pero mientras en la última década a otras provincias llegaban muchos programas financiados con fondos del BID, en Entre Ríos lucían por su ausencia”, reconoció una alta fuente empresaria consultada. Ahora, y como parte de una línea mayor que nace de un contrato directo entre el BID y la provincia de Entre Ríos hay un tramo que se prescribe como destino el desarrollo del sector productivo. De préstamo total de 125 millones de dólares --dentro del cual se contempla una parte para obras de Enersa, obras para la Ruta 20, fondos para puertos, Producción dispondrá de 8 millones de pesos. La Secretaría a cargo de Roberto Schunk, más precisamente la Dirección General de Cadenas de Valor que tiene al Lic. Pablo Presas como referencia, tiene todo listo para desplegar estos dos programas que se presentan como una prueba piloto “que busca aportar a los encadenamientos para agregar valor a la producción de Entre Ríos y de este modo cambiar el perfil para que sea una provincia que pase de ser productora de conmodities a generar productos agro-industriales de acuerdo a los lineamientos que nos planteó el Gobernador al comienzo de la gestión”, adelantó el joven funcionario Presas, licenciado en Economía y con un MBA en la Universidad de Florida, EE.UU. Ejes De este modo, el BID apoyará a las cadenas de valor de la provincia, donde se han privilegiado 12 y se espera poder apoyar a al menos cinco “que muestren voluntad de participar en el programa”, dice Presas. El esquema que se proponen es un Aporte No Reintegrable (ANR) para mejorar la gestión de mediano plazo “definiendo un rumbo estratégico, para saber dónde se quiere ir y el objetivo es que luego desde la propia cadena surjan fondos para realizar las inversiones necesarias”, define el funcionario para acotar que “de lo que se trata es de financiar asistencia técnica para marcar un poco el cuadro de un análisis profundo que hagan los propios actores de la cadena para poder identificar las falencias y advertir qué es lo que hay que cambiar estratégicamente para mejorar la competitividad de la cadena”. Para eso, se destinarán casi 4 millones de pesos entre lo que resta de 2009 y 2010 y cada cadena contratará un gerente, propuesto por los propios eslabones, y éste será el articulador del análisis y del programa de mejora competitiva de la cadena que contará además con un flujo de 50 mil dólares, que “no deja de ser interesante para consensuar políticas entre los actores de la cadena y a su vez poder articularlas con la Secretaría de la Producción que les brindará todo su apoyo”, sentencia Presas. Además, cada cadena podrá disponer de 320 mil dólares para hacer el proyecto estructurante que beneficie a la cadena y que puede ser desde un laboratorio de calidad hasta el mejoramiento de la trazabilidad. En este sentido, los técnicos del BID ponen como ejemplo la planificación y concreción de un laboratorio apícola, lo que termina favoreciendo a toda la cadena, y en los funcionarios locales se presentan ideas que pueden ser mejorar la cadena de frío del arándano o la competitividad laboral de la metalmecánica con un instituto de formación. “Pero todo está por verse y acordar. Las necesidades deben ser aportadas por los propios eslabones de la cadena de valor. Se apoyará a las que estén mejor organizadas y tengan voluntad de querer participar en base a los criterios indicadores donde es clave el número de beneficiados con una buena masa crítica, posibilidad geográfica, posibilidad de negociación, tasa de empleo y que cumplan con determinados criterios de elegibilidad”, dice presas, quien describe que trabaja en estos programas hace cuatro años en la gestión anterior con un concepto nuevo de cadenas de valor que “Urribarri impulsó con firmeza creando un área que no existía”. Para el capítulo Competitividad Empresaria, se trata de ayudar a las empresas a realizar inversiones que hoy no realizan y que les pueden generar muchísimos beneficios. Se dispuso también que habrá cerca de cuatro millones de pesos para “una serie de actividades elegibles que pueden utilizar con estos ANR que van desde estudios de mercados, reestructuración de procesos, certificaciones de calidad, financiamiento de ferias, estudios medio ambientales y muchas otras acciones legibles en las cuales los empresarios no invierten porque no le ven rédito inmediato”, describen desde la dirección que pondrá en marcha los protocolos del programa. Para destacar De acuerdo a la información oficial, los ANR del programa de Mejora de la Competitividad Empresaria financiarán también proyectos de inversión, reestructuración de plantas, traslado, un plan de negocios, plan de comercialización, entre otros y recibirán 35 mil pesos, debiendo contar la empresa con una antigüedad de dos años. Según el equipo de Pablo Presas, existirá un comité evaluador que trabajará en conjunto con una unidad ejecutora del Ministerio de Economía y la Secretaría de la Producción, esperando alcanzar a 100 proyectos en esta etapa piloto. Se abrirán, en principio, dos ventanillas para el acceso, una la costa del Paraná y otra en Concepción del Uruguay. “Los dos programas están diseñados para que sean complementarios entre sí: uno apoya más al mediano plazo (que es el apoyo a las cadenas) y otro al corto plazo las necesidades urgentes que tengan las empresas (las Pymes sobre todo). Son programas que van a ayudar a agregar valor a la producción de Entre Ríos y a cambiar el perfil para que sea una provincia más que productora de conmodities de productos agro-industriales”. (Fuente: Gustavo Sánchez Romero. El Diario)
Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa