Martes 08 de septiembre de 2009
  |  
Interés general
Alto índice del transmisor de dengue en hogares de la provincia
El mosquito transmisor del dengue se encontró en 186 viviendas de las 1.539 que se inspeccionaron, aproximadamente una de cada diez. La última epidemia se focalizó en Concordia, donde hubo 8 de los 15 casos totales.
dengue.jpg
Encontraron el Aedes aegypti en 186 viviendas sobre 1.539 inspeccionadas.

E

l mosquito que transmite el dengue y la fiebre amarilla, el aedes aegypti, está presente en una de cada diez viviendas en la provincia. El dato lo revela un informe que se hizo en 11 ciudades, y permite inferir el nivel de diseminación que tiene el insecto en toda la geografía provincial. “El índice es elevado. Que tengamos un 1 % de presencia del aedes ya nos pone en alerta por una eventual aparición de la enfermedad”, admitió Silvina Saavedra, directora de Epidemiología de Entre Ríos. Aunque durante la última epidemia de dengue, Concordia acaparó la mayor cantidad de casos (8 sobre un total de 15), el sondeo mostró que Gualeguaychú y La Paz tienen la situación más comprometida, con un índice del 21,8 y 20,2, respectivamente, cada 100 viviendas relevadas. Por eso la provincia apoya el plan de control y erradicación del aedes aegypti sobre dos pilares: el trabajo de los municipios, y la concientización ciudadana, de modo de neutralizar la conformación de criaderos en las propias viviendas, ya que el mosquito que transmite el dengue tiene hábitos domiciliarios. Pautas de combate “El control y la erradicación son dos estrategias con metodologías y metas diferentes –dice el plan provincial que se puso en conocimiento de los municipios el 16 de julio último—. La estrategia de erradicación implica cobertura universal de todos los criaderos del mosquito en todas las casas de la localidad para la eliminación total del vector y la subsiguiente vigilancia permanente contra la re-infestación. El costo inicial de esta estrategia es alto, pero una vez eliminado el mosquito, el costo de vigilancia contra la reinfestación es mucho menor, y se evita totalmente la transmisión de dengue y fiebre amarilla urbana”. En tanto, el control “tiene como base evitar epidemias y muertes por dengue y fiebre amarilla urbana. Se identifican las áreas con mayor riesgo y se concentran los esfuerzos en éstas áreas para reducir, pero no para erradicar el vector”. Y agrega que “la mejor manera de lograr el control es mediante la modificación de dos factores principales: 1) la calidad de servicios básicos (saneamiento ambiental); y 2) el comportamiento humano a nivel domiciliar. El combate químico debe ser considerado como un componente complementario más allá de la eliminación física de los criaderos de aedes aegypti”. Entre abril de 2008 y abril de 2009 se llevó adelante un relevamiento entomológico en 11 ciudades cabeceras de departamentos: sobre un total de 1.539 viviendas relevadas, en 186 se detectó la presencia del aedes. El sondeo no incluyó Paraná. Tarea local “El problema del control del mosquito debe resolverse a nivel municipal, porque hay muchas cosas que dependen del municipio. Por eso se elaboró un plan de erradicación, con lineamientos básicos sobre cómo actuar. Nosotros nos basamos en el plan continental. En esos lineamientos básicos, está cómo controlar los posibles criaderos. Parte se basa en el saneamiento ambiental, es decir, que haya agua corriente, recolección de residuos. Si no hay buena provisión de agua, si no hay buena recolección de residuos, se van a ir generando condiciones para que el mosquito se reproduzca. Los tanques de agua son los criaderos más grandes del mosquito”, asegura la titular de Epidemiología. Ese plan provincial, afirma Saavedra, apunta a la eliminación y al control del mosquito que transmite el dengue. “Apuntamos primero al control. La erradicación es difícil, es algo muy ambicioso, pero se puede lograr con tareas sistemáticas, y sobre todo mucha educación a la gente. Nosotros decimos que cada vecinal debe apunta a la erradicación del mosquito en su barrio. En el control del aedes hay una buena cuota de responsabilidad de los municipios, pero la mayor parte, diría el 90 %, depende de la persona, porque es la persona la que deja el criadero en su vivienda”. Respecto del trabajo en cada localidad, sostuvo que “el plan se basa en control de criaderos, después cada municipio tendrá que hacer monitoreo y evaluación entomológico sobre el resultado del control del mosquito. Eso se hace en función de la cartografía. Por ejemplo, de 5.000 viviendas, sí o sí hay que inspeccionar 100 casas dispersas, que sean representativas de lo que es el municipio. Revisando esas 100 casas, se va a ver los resultados. Si en 20 se encuentra el mosquito, todavía habrá que trabajar fuerte”. (Fuente: El Diario)
Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa