Miércoles 07 de octubre de 2009
  |  
Economía
El Fondo Monetario volverá a controlar a la Argentina
El ministro aseguró que la revisión del organismo será “estrictamente técnica”. La primera visita de la misión será antes de fin de año. Avances para arreglar con los holdouts.
BoudouStrauss-KahnFMI.jpg
El Saludo de Boudou con el Director Gerente del FMI. Todo un símbolo.

E

l ministro de Economía, Amado Boudou, emprendió el regreso desde Estambul con la satisfacción de haber avanzado otro paso hacia la reconciliación oficial con el Fondo Monetario. Aunque su estrategia para seducir a los financistas aún enfrenta adversarios internos en el Gobierno, el jefe del Palacio de Hacienda impuso su plan y pactó ayer las condiciones bajo las cuales el organismo volverá a auditar las cuentas del país. Lo hizo en una reunión a solas con el titular del Fondo, Dominique Strauss-Kahn, al margen de la asamblea anual del ente en la capital turca. Tras la cita, Boudou insistió en que la revisión que el FMI volvería a realizar antes de fin de año será “estrictamente técnica” y de “perfil muy bajo”. También admitió que el próximo paso previsto es volver a pagarles a los acreedores privados que rechazaron el canje con quita de 2005, conocidos en la jerga financiera como holdouts. “La Argentina ya volvió a los mercados de capitales”, se ufanó ante la prensa Boudou tras la reunión de 45 minutos que compartió en el Centro de Convenciones turco con el jefe francés del Fondo. Para el ministro, ese regreso se confirmó con las ofertas que recibió el fin de semana el presidente del Banco Central, Martín Redrado, para salir a pedir prestados entre 500 y 1.000 millones de dólares entre inversores extranjeros a través de bancos internacionales. Uno de los bancos involucrados sería el estadounidense JP Morgan. Aunque desde el Central dijeron que esos bancos habían ofrecido recolectar esa suma a una tasa de interés del 13,5% anual y a diez años de plazo, al equipo de Boudou aún no le cierra la oferta. “No pensamos que sea el momento adecuado para hacerlo porque con el programa que estamos llevando adelante va a seguir bajando la tasa de interés y vamos a hallar un momento más apropiado”, dijo el ministro. La estrategia de Boudou incluye recibir antes de fin de año al equipo de auditores del Fondo para la revisión anual prevista en el artículo IV de sus estatutos. El siguiente “mimo” a los mercados será el pago a los holdouts. Después planea una oferta al Club de París para saldar en cuotas la deuda de 6.700 millones de dólares que reclaman sus potencias socias. Tras esos gestos y a partir de un ajuste fiscal que libere más recursos para los pagos de deuda, que ya se insinúa en el proyecto de Presupuesto 2010, en Economía especulan con que los financistas se pelearán por prestarle plata en efectivo al Gobierno. Con Strauss-Kahn, ayer Boudou fue amigable. “Le dije que veía con muy buenos ojos su gestión, que sabíamos que iba a encontrar mucha resistencia en el staff y en la burocracia del Fondo pero que también confiábamos en que podría llevar adelante los cambios que necesitaba el organismo”, informó. “Obviamente hablamos del artículo IV”, agregó en referencia a la auditoría anual, que Néstor Kirchner decidió dejar de autorizar en 2006 para esquivar las críticas del Fondo que suelen incluirse en los informes de cada revisión. Boudou admitió que “tanto Estados Unidos como China o Chile reciben críticas” y dijo que “a esas críticas no les tengo miedo ni me molestan”, pero agregó que “el límite está en las cuestiones relacionadas con recomendaciones o condicionalidades que intenta imponer el FMI”. La revisión aún no tiene fecha fija, pero sí una hoja de ruta. “Quedamos en tener un nuevo encuentro en la primera semana de noviembre”, indicó Boudou. También dijo que el Fondo valoró “muy positivamente” su intención de volver a pagarles a los holdouts. Algo que el ente venía reclamando desde 2005. También hay para los holdouts El Gobierno se apresta a anunciar una oferta de pago para los acreedores privados que rechazaron el canje con quita de 2005. El proyecto es un nuevo canje con una quita cercana al 65% que se aplicó en aquel momento. Prevé la entrega de un nuevo título a siete años para los intereses que no se pagaron desde 2005 y otro bono (Discount) a 25 años para el repago del capital. La diferencia no es menor: mientras los bonistas reclamaban en principio unos u$s 20 mil millones, con los intereses ahora esperan cobrar unos nueve mil millones. (Fuente: Crítica)
Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa