Domingo 11 de octubre de 2009
  |  
Policiales
Aparecen comprometedores mensajes de texto en la causa Benedetich
El asesinato por cuestiones de índole pasional parece ir tomando forma. El querellante alerta que la semana que viene habría resoluciones inminentes. Sospechan de un policía desaparecido.
Traverso.jpg
CalzaSolanas.jpg
TorresMonica.jpg
AgmerPnaCogno.jpg
EnzoBenedetich.jpg

E

l juez de Instrucción Eduardo Ruhl, sigue manteniendo a buen ritmo la investigación para aclarar el homicidio del ex basquetbolista de 44 años Enzo Benedetich. En las últimas horas llegaron al magistrado mensajes de texto de tres celulares e información de una computadora secuestrada en Enersa; en medio de las diligencias se comenzó a sospechar de los movimientos de un policía que trabaja en Paraná y que misteriosamente desapareció en los últimos días. Los pesquisas de la División Homicidios recibieron precisas instrucciones para profundizar un par de indicios que llegaron a oídos del juez y que buscan afirmar la idea de que Benedetich fue asesinado, aparentemente por un hecho de drama pasional. En ese marco, se conoció que el viernes se produjo el secuestro de un revólver 38, casualmente el mismo calibre que el utilizado para ultimar de cuatro balazos a la víctima el sábado 26 de setiembre. El arma de fuego fue ubicada en un allanamiento en la quinta en la cual pernocta un policía de la División Logística de la Policía de Paraná, quien es técnico albañil y tendría muy buena relación con la viuda de Benedetich. La pericia ejecutada dio negativa, pero a los investigadores les llamó la atención un dato aportado por un empleado de la firma Coinauto donde trabajaba el ex basquetbolista, que informó en sede tribunalicia que unos días antes la esposa, Liliana Rivas, fue a buscar a su esposo en el auto con una tercera persona. El compañero dijo que Benedetich le comentó que ese hombre que tomaba cerveza dentro del rodado era un albañil y policía que estaba trabajando en la vivienda. Sin embargo, el hombre de 47 años que nació en Nogoyá, de la noche a la mañana no fue visto más, lo que obligó a su esposa a realizar un pedido de localización para saber el paradero del suboficial. Esto, sumado a otras llamadas a teléfonos particulares y celulares que se tratan de establecer la propiedad es que posicionan al uniformado en un lugar incómodo de la investigación. Además, otros testimonios recolectados dan cuenta de situaciones muy confusas del policía en sus movimientos en torno de la casa de Benedetich. Desde la Policía se alertó a UNO no conocer relación alguna entre el uniformado desaparecido y la viuda de Benedetich, pero se inició un sumario por el abandono de servicio. Mensajes particulares En tanto, pese a existir el secreto de sumario, se informó que al juez Ruhl le llegó el primer informe con el entrecruzamiento de llamadas telefónicas de los celulares de Benedetich, de su esposa, de una amiga de esta que trabajaría como enfermera en el hospital San Martín y de un familiar directo. Del análisis de las llamadas telefónicas aparecen algunas que se habrían producido entre las 23.30 y las 24, hora en la cual fue asesinado el ex basquetbolista. Los motivos de estas llamadas deberán ser aclaradas no sólo por el horario, sino también por algunos mensajes de texto que se descubrieron entra la viuda y la amiga. En la sábana de lecturas de mensajes de textos aparece uno que es más que sugestivo: “Vamos a quemarlo para quedarnos con la casa”, se leyó de parte de los investigadores de Inteligencia Criminal y con resaltador amarillo fue marcado en el informe de uno de los celulares analizados. Del mismo modo, los peritos policiales avanzaron en leer los archivos y textos guardados en la computadora de Rivas, en su oficina de la empresa Enersa. Allí también se descubrieron mensajes llamativos, pero se ordenó secuestrar el servidor de la PC para investigar el servicio de messenger y mails almacenados. Por todas estas circunstancias y detalles que están ingresando al expediente, el querellante en la causa que representa los intereses de los padres y hermanos de la víctima, adelantó a UNO: “La semana entrante vamos a estar solicitando determinadas medidas, que serán trascendentales para la investigación”. Marcos Rodríguez Allende dijo que habrá que esperar algunas horas: “Creemos que la investigación va por muy buen rumbo y por ello habrá importantes novedades”. Hay que recordar que hasta el momento la señora Rivas no ha prestado declaración como testigo clave en la causa. El juez espera tener todas las pruebas ordenadas para luego disponer su testimonio donde deberá aclarar numerosas contradicciones y dudas que surgen de horarios y sugestivas llamadas telefónicas y mensajes de texto recolectados. Cautela absoluta Uno de los dos querellantes en la causa que representan a la viuda no ocultó el malestar que tiene esa parte por estar al margen de la investigación, por no saber cómo aparecen en los medios informaciones que muchas veces “son erróneas”. Más allá de todo, Guillermo Vartorelli aseguró que su representada Liliana Rivas sigue insistiendo que es inocente del hecho y que las sospechas existentes podrán ser aclaradas. Aclaró que “al expediente nadie puede acceder, ni nosotros ni la otra parte, por lo que no entendemos cómo se puede estar hablando sin contar con la información necesaria”. “Se está hablando mucho y esto afecta porque no sé de dónde sale la información. Se dijo que había un testigo de identidad reservada, pero hasta el momento nunca apareció, además esa figura no existe en el Código Procesal de Entre Ríos”, enfatizó Vartorelli para indicar que su representada “se encuentra muy tranquila, afectada por todo lo sucedido ya que la persona que murió era su esposo”. “Hemos escuchados historias que son tremendas, tal vez para afectar a la viuda, que está dispuesta a que investiguen todo lo que quieran, ya que no tiene nada que ocultar”, resaltó, para añadir: “Más allá de lo que se murmure estamos ansiosos para intervenir en la causa y para que nos pongan en conocimiento de lo que ocurre a todos por igual”. Sobre las desinformaciones brindadas desde algunos sectores, comentó: “Se habla con mucha liviandad, como ser que el asesinato se produjo seis u ocho horas antes, cuando en verdad se toma la autopsia y no la hora de la balacera”. Además, hizo notar: “Se habla de contradicciones, pero la viuda nunca declaró en sede judicial, por lo tanto sus dichos en medios de comunicación o a personal policial, no nos constan”. Finalmente, recordó que “en la Policía hay algunos sectores que son muy complicados, si no, que me expliquen cómo aparecieron en causas resonantes testigos falsos como en la desaparición de Fernanda o en el homicidio de Dalma Otero, entre otros”. (Fuente: Diario Uno)
Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa