Lunes 11 de enero de 2010
  |  
Paraná
Los paranaenses van al río a añorar playas
Hasta 3.000 personas se pueden reunir en el balneario del Thompson y aunque la capacidad es mucho menor, en el Municipal la gente también aprovecha la franja húmeda de arena que la creciente dejó. En los clubes hay poco lugar pero alcanza.
frutaalmibaralimento.jpg
UrribarriCasaretto.jpg
PlayasThompson.jpg
Poca arena, mucha agua.

L

os sauces en el Municipal quedaron, definitivamente, off side: Rodeados por las aguas que taparon hace tiempo la arena y dejan apenas una fina franja de playa, que a media mañana es ocupada por unas cinco familias. Algunos mojarrean en una esquina, otros se defienden de la resolana bajo los árboles y a los chicos no les importa nada más que estrellarse contra el río, hacer ruido, hundirse y volver a salir. En posición adelantada también quedaron las sombrillas de paja en el Rowing, la pileta y la cancha de fútbol en el CAE y hasta algunas parrillas del balneario estatal. El flujo mayor de público se arrima al río después del mediodía, arrancados de sus casas por las siestas calcinadas: la gente busca el aire y el agua de la orilla, a pesar de la creciente y los agoreros pronósticos de tormentas. La playa del Rowing está, literalmente, colmada, aunque no sean más de 50 los que se reparten las parcelas de arena. Al restaurante lo cerró el río y la entrada de la playa ha mudado ahora mismo a menudo atracadero, donde zarpan los óptimis de una docena de gurises. A la tarde el escenario será aún más concurrido y la porción de playa quedará extremadamente corta, con relación a los socios con intenciones de echar sus lonas sobre la arena. En el CAE el escenario es más desolador, tal vez porque el lugar tiene más inversión en infraestructura y la naturaleza no tuvo el detalle de salvar la pileta o la cancha de fútbol, ocultos por las aguas oscuras de un río amenazante. EN EL THOMPSON. El camping está rodeado. Sin embargo ya humean las brazas del fuego que promete sobre las parrillas, liberadas todavía del acoso del agua. Una fila de pescadores se instaló sobre del arroyo Colorado, en línea con los negocios adonde los ocasionales clientes todavía chapalean en el agua cuando van a buscar provisiones. “Sale algo, doraditos, algunos amarillitos, blanquitos”, dice un viejo rodeado por sus nietos, chiquitos, trigueños, de unos ojos verdes que bien podrían ser pintados. “Somos de Rosario, venimos de Corrientes, del Gauchito Gil, venimos de paso y nos encantó este lugar”, relata una mujer mientras su marido le toma una foto, con el arroyo —de fétido olor a residuos cloacales— y los barcos del Náutico de fondo. “Ahora debe haber unas 200 personas”, calcula Mariana, guardavidas del Thompson hace, por lo menos, 17 años y sostiene que a la tarde esa cantidad se multiplicará por 15. “Acá en la playa puede llegar a haber hasta 3.000 personas, pero contando el camping hasta unas 5.000”, arriesga. Ahora está todo muy tranquilo, en el Thompson, a diferencia de las otras playas de la ciudad, el espacio es amplio e incluso en los últimos días extendieron el boyado unos 100 metros hacia el noroeste. El público, a media mañana, está mayormente compuesto por familias, personas mayores, chicos que juegan en la orilla ante la vigilancia, más o menos, atenta de los padres. “El problema es a la tarde, los padres se quedan en las parrillas y dejan que los gurises anden solos por la playa, tenés que estar muy atento a eso”, dice la experimentada guardavidas. Pasado el mediodía, munidos de conservadoras, pelotas, música y otros trastos, llegará una larga procesión de adolescentes a sacudir un poco la sosegada apariencia del lugar. Ahora, como ejemplo, hay un grupo de unos 15 chicos, cansados, con sueño, que retozan bajo la sombra generosa que dispensa una estructura de troncos y media sombra. “Cuando llegué, ellos ya estaban, no sé si se quedan a pasar la noche o siguen de largo después del boliche”, duda la guardavidas. Sin parar “Salimos del boliche y después nos vinimos para acá”, dice uno de los integrantes del grupo, que contempla chicas y chicos de entre 17 y 20 años. —¿Cómo hacen, van al boliche con todo el equipaje? —pregunta el cronista. “No —con razón les causa algo de gracia la pregunta— pasamos por nuestras casas, nos cambiamos y después venimos”. El plan es completo: hay guitarra, algo de plata para almorzar un sandwich, el proyecto de jugar un partido de fútbol —en el cual las mujeres no se incluyen— y una nueva salida nocturna, esta vez a un boliche de la Toma Vieja que promete canilla libre toda la noche por 20 pesos —anticipada—, o 35 en la puerta. “Pero éste no sé si llega”, dice uno de los chicos señalando al único que parece ocupado en reponer energías. El que intenta dormir responde con un manotazo al aire y un sonido, que posiblemente sea su voz tomada por el sueño y la intensidad de una noche que se extiende, indefinidamente. Suciedad Mariana —guardavidas del Thompson— se queja de que la gente no cuida el lugar y el ejemplo es cercano: hace nada más que tres horas, cuando ingresó al trabajo con sus demás compañeros, debieron ocupar casi dos horas en limpiar la arena de restos, bolsas y papeles. “Con los baños no hay caso, los limpiamos, los pintamos y al tiempo están otra vez hechos un desastre”, protesta. De todas formas le gusta el trabajo y dice que la playa, a pesar de la creciente, está en buenas condiciones, que la gente la disfruta, que a la tarde se llena, que el público quiere vivir el río aunque amenace tormenta y las aguas avancen sobre la orilla, dejando pocas porciones de arena en la ciudad y una palpable nostalgia de playas. (Fuente: El Diario).-
Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa