Martes 16 de febrero de 2010
  |  
Policiales
Presunto violador serial está acorralado por pruebas en su contra
El examen de ADN dio positivo y las víctimas fueron creíbles en sus relatos. El procesado está comprometido por seis hechos en los cuales las víctimas fueron sometidas sexualmente. En Ramírez, otro violador.
TaxisTribunales.jpg
El taxista enfrenta varias acusaciones en su contra.

L

a semana pasada se inició en la Sala II de la Cámara del Crimen el juicio a puertas cerradas a un remisero de 33 años que vive en Bajada Grande acusado ser el responsable de intento de abusos sexuales, violaciones, robos y privación ilegítima de la libertad. El hombre quedó severamente comprometido luego de las primeras testimoniales de las víctimas, como así también por el tenor de las pruebas recolectadas. El acusado, padre de tres hijos y casado con la mujer que lo visita todos los domingos en el Penal de Paraná, se encuentra detenido desde 2009 luego de que en la Justicia se acumularan varias causas en su contra. Tras ser procesado, finalmente, el tribunal integrado por Héctor Villarrodona, Raúl Herzovich y Miguel Giorgio inició el juicio sin la presencia de público por tratarse de delitos de instancia privada, en su mayoría. El acusado fue procesado por Privación ilegítima de la libertad agravada por amenazas; Privación ilegítima de la libertad en grado de tentativa; Exhibiciones obscenas y Rapto en grado de tentativa concursados realmente y abuso sexual con acceso carnal en forma reiterada en concurso real con robo. En la capital provincial entre 2007 y 2008, se registraron varias denuncias por las cuales adolescentes aseguraron que un remisero las intentó violar o bien que directamente logró su cometido. En ese lapso de tiempo, en los medios de comunicación se pudo apreciar por las comunicaciones de los lectores y oyentes una verdadera psicosis, ya que se daba por hecho la autoría de los episodios por parte del hombre que conducía un Fiat Duna blanco y que es oriundo de Bajada Grande. El denominador común de los hechos fue que el trabajador del volante, al conocer la ciudad, podía llevar siempre a las pasajeras que lo abordaban a sectores oscuros de Paraná o retirados como parques o descampados. Pese a la reiteración de los hechos, en la Justicia al menos se apuntalaron seis denuncias en las que las víctimas pudieron fundar las imputaciones. Una joven de 18 años fue violada dos veces a la salida de la escuela en Gaucho Rivero. El hecho aconteció en marzo de 2008. Se conoció que la joven salió del establecimiento y tras caminar algunas cuadras fue interceptada por el remisero, que luego de reducirla la abusó sexualmente. Tras abandonarla y amenazarla, a los pocos minutos volvió al lugar y tras encontrarla nuevamente procedió a someter y violar otra vez a la víctima. Esta muchacha está siendo asistida en el juicio por los querellantes Leandro Dato y Martín Gabioud, en tanto que las restantes no cuentan con representantes particulares, pero son defendidas en sus intereses por la fiscal de Cámara Cecilia Goyeneche. El acusado, que se abstuvo de declarar, es asistido por la defensora oficial Lucrecia Sabella. En tanto, en el juicio también interviene por existir menores víctimas, el representante pupilar Jorge Balbuena. El modus operandi siempre fue el mismo, si bien intentó en varias oportunidades reducir a las víctimas y someterlas, hubo un par de ellas que, pese al mal trago vivido, lograron escapar ya sea por contar con la ayuda de terceros o bien porque en medio de la desesperación lucharon a brazo partido para salvarse del ataque. Se observó en los pasillos de Tribunales a los familiares de las víctimas que en dos o tres oportunidades intentaron cruzar al acusado cuando era llevado hacia la sala o bien hacia la Alcaidía de Tribunales. El entendible malestar de los padres no se hizo esperar, y de no haber sido por la oportuna intervención del personal policial de la División Alcaidía, el procesado habría sufrido el desahogo de los furiosos familiares. “Lo quería conocer personalmente y además para hacerle sentir el rigor por lo que le hizo a mi sobrina, no se lo vamos a perdonar de por vida. Ojalá se pudra en la cárcel y allí hasta tome de la misma medicina, ya que sé cuáles son los códigos en los penales cuando hay una persona acusada y condenada de violaciones”, remarcó el tío de una de las jóvenes. “¿Por qué protegen a este delincuente. Le ponen policías, lo custodian y encima no se puede entrar al juicio a escuchar las penurias de las víctimas?”, inquirió indignado el hombre que no lograba entender la legislación que determina preservar a las víctimas cuando son afectadas por delitos de instancia privada. El querellante Gabioud destacó que el relato de las víctimas ante el tribunal “fue coherente, contundente, esclarecedor, por lo que a nuestro entender hay testimonios creíbles, pruebas irrefutables, como que el ADN dio positivo al acusado, para adelantar que el procesado se encuentra severamente comprometido en las causas”. El juicio continuará el miércoles con la declaración de las últimas testimoniales para pasara a la etapa de los alegatos el jueves. Por el momento, la foto no Frente a la actual legislación que determina que una persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario a través de una condena en un juicio, se dispuso que recién se podrá emitir el rostro del remisero, una vez que hipotéticamente obtenga una sentencia condenatoria. (Fuente: Diario UNO).-
Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa