Jueves 06 de mayo de 2010
  |  
Interés general
Matrimonio homosexual: cómo votaron los entrerrianos
Hubo planteos unánimes contra cualquier tipo de discriminación. Pero la polémica se dio sobre la posibilidad de adopción y quienes votaron en contra propusieron el enlace civil como opción. Descargue la planilla de votación.
UrribaristaSenadores.jpg
RaulRico.jpg
montajeagmercavigliabar.jpg
HomosexualUnionCivil.jpg
La votación del matrimonio homosexual generó posturas divididas en los bloques entrerrianos.

D

espués de 12 horas de debate, los diputados nacionales aprobaron el proyecto que posibilita el matrimonio entre personas del mismo sexo. La iniciativa también persigue la autorización para adoptar. Hubo 125 votos a favor y 109 en contra, luego que todos los bloques dejaran en “libertad de acción” a sus integrantes, y esto se observó claramente entre los representantes entrerrianos, que votaron de manera dispar. Mientras los radicales entrerrianos Jorge Chemes y Gustavo Cusinato levantaron la mano a favor de la norma, Atilio Benedetti, se manifestó en contra. En tanto, la integrante del bloque de la Coalición Cívica Unión por Todos, Hilma Ré dio su aval a la propuesta, al igual que el socialista Lisandro Viale. Por su parte, los representantes del Frente para la Victoria también estuvieron divididos al momento de la decisión: Raúl Barrandeguy aprobó el proyecto, a diferencia de Antonio Alizegui que se opuso. Al mismo tiempo, Cristina Cremer y Gustavo Zavallo, del bloque Peronismo Federal, dieron su voto negativo. Alineamientos Los legisladores entrerrianos consultados destacaron la profundidad del debate suscitado en el recinto, “donde hubo opiniones transversales de todos los bloques”, destacó el radical Atilio Bendetti. “Hubo libertad de conciencia, lo que permitió que cada uno se exprese con independencia de la pertenencia partidaria”, subrayó el legislador en clara referencia a la determinación que tomaron por su parte Jorge Chemes y Custavo Cusinato, quienes apoyaron la sanción de la iniciativa. En este sentido, Cusinato consideró que con esta modificación al Código Civil “se termina con una historia de discriminación que abre un debate cultural en el que Argentina avanza contra cualquier acto de discriminación”, opinó en coincidencia con su compañero de bloque. Si bien Benedetti enfatizó su apoyo a la igualdad de derechos civiles entre las personas del mismo sexo, discrepó con el dictamen por mayoría que establecía la figura del matrimonio y la habilitación para adoptar. “Yo me manifesté a favor del enlace civil y tuve mis reparos en cuanto a la adopción de niños”, señaló. Por su parte, el socialista Viale consideró que esta media sanción “es un avance hacia un sentido positivo en la igualdad de derechos de las personas”. El legislador hizo hincapié en el “amplio y enriquecedor” debate, “sabiendo que es un tema que sensibiliza a la población, con posiciones a favor y en contra, pero entendemos que es un avance sustantivo en la búsqueda de igualdad los derechos”. Al respecto, hizo referencia a uno de los puntos de mayor controversia: la adopción. Sobre este punto, explicó que en la reforma del Código Civil se modificaron los términos hombre y mujer por contrayentes; “este cambio hace que el código abarque a todas las personas sin distinción de sexo”. Asimismo, sostuvo que si bien en la actualidad cualquier persona, sin importarte su inclinación sexual, puede adoptar, “la aprobación de esta ley simplemente quiere otorgar derechos y condiciones de hecho, permitiendo que dos personas del mismo sexo que conviven y están criando a un niño, en el caso que alguna de ellas muera, la otra parte pueda heredar y tener el derecho sobre ese niño para seguir criándolo”, justificó. Argumentos y testimonios en una intensa jornada La madrugada del miércoles, Diputados aprobó y mandó al Senado la modificación del Código Civil que permite el matrimonio entre las personas del mismo sexo, en el marco de una intensa discusión ideológica, religiosa y de derecho, que dividió a todas las bancadas. A las 2.30 de este miércoles, la votación arrojó 126 sufragios afirmativos, 109 negativos y 5 abstenciones, y permitió remitir el proyecto a la Cámara Alta. En ese momento, los manifestantes a favor y en contra de la norma desplegaron sus respectivas banderas, y cuando el tablero marcó la aprobación, los simpatizantes de la ley y los diputados que la acompañaron estallaron en aplausos y cánticos. El ex presidente y diputado del Frente para la Victoria, Néstor Kirchner, se había sumado al recinto pasada la 1.30, para darle un voto afirmativo al casamiento entre homosexuales, luego de que se mantuviera durante toda la jornada la expectativa en torno a su participación. “Estamos igualando derechos. Siento que cualquier otro camino no iba a resolver el problema”, aseguró el titular del bloque oficialista, Agustín Rossi, en referencia a la propuesta de enlace civil que impulsaron algunos legisladores como opción al matrimonio. Junto a Kirchner, Rossi sostuvo que “la unión civil es seguir estigmatizando a los homosexuales, es seguir diciéndole que son distintos”. Antes, la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, había destacado que su bancada impulsó “la diversidad sexual e ideológica”, y en ese sentido afirmó: “Si hoy (por este miércoles) acá están sentados (los homosexuales) y en otros Parlamentos es por nosotros”. “La miembro informante de mi bloque (Marcela Rodríguez) tiene una identidad diferente y la mayor parte de mi bloque va a votar a favor, pero yo voto como cristiana, no puedo separar, porque no puedo ir al Santísimo por la mañana y acá a la noche decir otra cosa”, destacó Carrió, al anunciar su abstención. En contra, la diputada del PRO Gabriela Michetti consideró que “el tema de la adopción no cuenta todavía con la madurez cultural como para aceptarla”. “En estas cuestiones no hay que ser vanguardistas”, enfatizó Michetti al expresarse a favor del enlace civil, ya entrada la madrugada. El debate había comenzado a las 14.30, cuando tras superar el número de 129 diputados para el quórum inició la sesión, luego de varias idas y vueltas en las últimas semanas. “En un estado constitucional de derecho no podemos reconocer derechos a unos y quitarle a otros sin un razonamiento plausible que permita explicar el por qué”, enfatizó la diputada de Nuevo Encuentro Vilma Ibarra, al defender el proyecto. Tras ser el blanco de las críticas la semana pasada cuando se cayó la sesión en la que iba a ser tratado el proyecto de casamiento gay, Ibarra afirmó: “Acá no vamos a abordar el matrimonio católico, ni el de la religión judía, ni el de los musulmanes. Estamos tratando leyes civiles en un Estado laico”. También se refirió a la adopción de parejas del mismo sexo, uno de los principales cuestionamientos de los grupos contrarios al proyecto, y señaló que actualmente –sin la sanción de la ley– “los homosexuales ya tienen ese derecho”. Desde las bandejas laterales al recinto la escucharon agrupaciones católicas y políticas en contra de la iniciativa y referentes de organizaciones de gays, lesbianas y travestis. “Les pregunto a los diputados de las provincias si saben lo que piensa su gente. Yo tengo la convicción de defender el matrimonio entre hombres y mujeres y estoy segura de que represento a millones y millones de personas. No nos quedemos con lo que dicen los porteños”, subrayó la diputada Cynthia Hotton, entre aplausos y silbidos. La posición de los bustistas Finalizada la sesión, la diputada del bloque Peronismo Federal, Cristina Cremer, cuestionó lo resuelto y advirtió que está en contra de la modificación del Código Civil, debido a que es una ley muy polémica que necesita mucho debate. “Pero rescatamos el matrimonio entre el hombre y una mujer, y las personas que quieran unirse con otras del mismo sexo, que tengan todos los derechos que les ha ido otorgando la jurisprudencia”, agregó. Para la legisladora esposa de Jorge Busti, “esta ley no debería votarse así, sino como una unión de hecho. Estamos todos de acuerdo en posicionarnos en contra de la discriminación, pero no coincidimos en el tema de la adopción, que es un aspecto que debemos reflexionar”, apuntó. En el mismo sentido, Gustavo Zavallo –también identificado con Busti– destacó la libertad de conciencia con la que cada legislador pudo votar. “Nosotros teníamos un dictamen de comisión que no lo acompañamos en virtud de entender que el derecho de adopción requiere de un debate más profundo”. “Hay una coincidencia de todos los presentes en no discriminar, pero entendemos que la unión civil era lo más factible”, fundamentó el legislador. De igual modo, Zavallo coincidió con lo expresado por Cremer, advirtiendo sobre el aspecto “electoralista” que reviste esta medida. “Nosotros estuvimos la semana pasada con un temario que con la comisión de labor parlamentaria los jefes de bloque los habían determinado y se habían comprometido a dar tratamiento a ciertos temas, en lo que estaba el matrimonio entre personas del mismo sexo, esto terminó cayéndose y ahí notamos que hubo de parte del kirchnerismo un uso muy ruin a una cuestión de muchísima profundidad, ya que es un tema que no merece teñirse de cuestiones electoralistas o partidarias”, cuestionó. Al tiempo que fustigó: “Felizmente pudimos dar el debate con representantes de todas las bancadas, pero existieron situaciones demagógicas como la del propio diputado Néstor Kirchner que llegó cinco minutos antes de la votación, después de 12 horas de debate, para sentarse en busca de los aplausos”, advirtió. (Fuente: El Diario)
Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa