Jueves 13 de mayo de 2010
  |  
Política
Por sexta vez CFK visitó a Urribarri
Llegó para celebrar el bicentenario de Victoria. Pudo entregar una netbook testimonial que postergó en dos ocasiones este año. Urribarri le entregó un regalo más entrerriano que las cuestionadas perlas de su visita anterior.
MontielRogelvid20100826.jpg
CristinaKirchnerUrribarri.jpg
CFK visitó por sexta vez nuestra provincia.
NetbookCristinaUrribarri.jpg
Hizo entrega de una netbook testimonial.

L

a Jefa de Estado, Cristina Fernández de Kirchner, llegó pasado el mediodía de este jueves a Victoria para encabezar junto al gobernador Sergio Urribarri y al intendente César Garcilazo el acto por los 200 años de la localidad. Junto a ellos estuvieron el ministro del Interior, Florencio Randazzo, y el vicegobernador José Eduardo Lauritto, compartiendo el palco ubicado frente al municipio y de cara a una multitud que colmó la plaza San Martín. También participaron legisladores nacionales y provinciales, ministros y funcionarios del gobierno provincial y un gran número de intendentes, presidentes de juntas de gobiernos y dirigentes de diferentes instituciones, entidades y agrupaciones, entre muchos otros referentes. Luego del intercambio de presentes y de los respectivos decretos declarando huéspedes de honor a los mandatarios visitantes, la presidenta le entregó una netbook al rector de la escuela técnica local, como símbolo de la distribución de estas máquinas que la Nación hace en las diferentes escuelas del país. El intendente pocos minutos antes le había regalado a Fernández un velador elaborado por alumnos del establecimiento. En el acto, la Presidenta expresó su “emoción” por estos 200 años: “La verdad que cuando recién veía como se emocionaba el intendente, me imaginé que algo parecido me va a pasar a mí este 25 de Mayo”, dijo y dirigiéndose al intendente anfitrión, César Garcilazo, señaló: “No sé si se da cuenta, pero usted y yo somos dos privilegiados: usted porque preside los 200 años de su ciudad, y yo porque me va a tocar presidir los 200 años de los argentinos, y la verdad que cuando uno ve estas cosas es muy grande la emoción”. “Dar cuenta de 200 años no es fácil”, advirtió la mandataria, para hacer notar que en todos esos años “nos pasó de todo, cosas feas y malas”. Sin embargo, dijo, “en esta etapa que estamos atravesando en un mundo muy difícil, la verdad es que me permito sentirme muy orgullosa como argentina de lo que estamos construyendo entre todos: un modelo de país que nos es propio, que estamos haciendo sobre la base de cosas que nos salieron muy mal durante décadas y queremos tener unos 100 años diferentes”. “Después cada cuatro años la gente decide, pero es necesario un modelo de conducción, de acumulación, de protección social, de seguridad social”, afirmó la mandataria y, en ese marco, se refirió a la entrega de computadoras para alumnos de escuelas técnicas y la ayuda brindada desde el Ministerio de Educación de la Nación a esos establecimientos que “hemos puesto en marcha a partir de 2003”. La Presidenta comentó que es “nieta de inmigrantes. Los inmigrantes vinieron con oficio desde la vieja Europa y fueron los que crearon la conciencia industrial, de incorporar valor agregado. El campo alcanzaba cuando éramos 4 o 5 millones, pero para 40 millones de personas necesitamos generar muchos puestos de trabajo que solamente lo puede hacer la industria, la ciencia, la tecnología, el valor agregado”. Luego expresó: “Estos 200 años tienen que ser la suma de esos dos siglos, la suma de la Argentina que tiene recursos naturales y dones, como la tierra, el clima, la posibilidad de producir con una competitividad que no tienen otros países; y los otros 100 años que vinieron después, que fueron los de la industria, el valor agregado, la universidad pública y gratuita para todos, como toda nuestra educación que nos permite tener los recursos humanos tal vez más capacitados de toda la región y, lo decimos con mucho orgullo, que nos convierte en algo distintivo”. “Me parece que estos 200 años deben servir para sumar y multiplicar, no para restar ni dividir. Sumar y multiplicar significa tener también una actitud diferente, una actitud de no boicotearnos los argentinos y criticarnos siempre. No ser autocomplacientes, pero tener una mirada más indulgente con nosotros mismos”, acotó. Tras indicar luego, “hemos hecho muchas cosas bien”, la Presidenta expresó: “Menos mal que apostamos a la argentina, a nosotros mismos, a nuestros trabajadores, a nuestros comerciantes, a nuestros productores. Menos mal que apostamos al trabajo y a la producción y no a la especulación. Menos mal que apostamos a la educación y por eso logramos el presupuesto educativo más importante del que se tenga memoria en las últimas décadas. Menos mal que apostamos a nuestros jubilados y pensionados, a que nuestros viejos tengan un techo de protección social. Menos mal que apostamos al trabajo y generamos 4,5 millones de puestos de trabajo, convenios colectivos y un mercado interno fuerte que nos permitió capear el temporal mundial del año pasado y también ahora, frente a otros países que tienen serios problemas”. En pos de su frase de “sumar y multiplicar”, la primer mandataria quiso brindar un reconocimiento a la figura del ex diputado nacional y dirigente radical fallecido César Jaroslavsky, oriundo de Victoria. “No fue de mi partido, pero era un hombre que siempre tendía a articular; a lograr acuerdos mínimos que beneficiaban a los argentinos”, subrayó. En ese marco, consideró que “este es el gran desafío que tenemos en el centenario: reconocer las cosas que se han hecho bien. Seguramente habrá cosas para criticar, porque siempre cometemos errores o gestos que no gustan; pero también les pedimos a aquellos que han cometido gestos y actitudes que también han herido, que todos nos replanteemos que tenemos que ser diferentes este tiempo que viene, en esta nueva Argentina”. “De aquel Centenario en que exportábamos materias primas sin valor agregado a este Bicentenario en que estamos exportando informática, software, hemos dado un salto cualitativo importante. Aprovechemos lo que hemos construido para seguir construyendo más y mejores cosas para nosotros, nuestros hijos y para la historia”, sostuvo la Presidenta. Se definió como una persona agradecida, “tal vez por esta posibilidad de presidir los destinos de la Patria, la más alta responsabilidad que puede tener un ciudadano. Voy a seguir haciendo honor a esa responsabilidad con mis convicciones e ideas, que estoy segura sirven para construir un país y un modelo de inclusión social, económica y cultural como no hemos tenido en muchas décadas”. Y agregó: “Miren si será inclusivo este modelo que hasta contempla los intereses de los que no están de acuerdo con él y lo critican todos los días, y sin embargo han logrado beneficios económicos que nunca antes habían logrado”. “Creo que quienes han sido subordinados cultural y mentalmente a otros modelos han influido negativamente en nuestros primeros 200 años, habernos hecho creer que los argentinos no valemos, no podemos, que es mejor lo que viene de afuera que lo de adentro. Yo quiero terminar con esa maldición de creer que lo de afuera es mejor que lo que nosotros somos capaces de construir, crear e imaginar”, aseveró. “Feliz cumpleaños ciudad de Victoria y a seguir trabajando poniendo el hombro, estudiando, produciendo, trabajando para construir y seguir construyendo una Entre Ríos, una Victoria y una Argentina diferente. Las palabras Argentina y Victoria forman una hermosa conjunción. En estos 200 años necesitamos una gran victoria argentina”, finalizó Cristina Fernández. Importante e inolvidable El gobernador Sergio Urribarri dio la bienvenida a la Presidenta y les deseo un feliz cumpleaños a todos los victorienses. Haciendo referencia a las emotivas palabras del intendente César Garcilazo, manifestó que “a veces es imposible evitar la emoción. Uno se siente muy pequeño y más humilde que nunca cuando las circunstancias de la vida nos ponen a quienes hoy somos intendente, gobernador o Presidenta en fechas que son importantísimas e inolvidables para una ciudad”. “Victoria es una de las zonas más ricas, más productivas, de mejor presente y de mucho mejor futuro, tal como son muchas de las comunidades entrerrianas que están empezando a desarrollar de manera sostenida su potencial”, acotó. “Queremos que a comunidades como Victoria los 200 años las encuentren de esta manera: vital, creciendo, desarrollando un potencial enorme y logrando que empresarios de todo el país vengan a invertir y se queden a vivir aquí”, resaltó. “De esa manera es que queremos festejar. Se trata de seguir creciendo positivamente, con respeto, con humildad, unidos en la diversidad, pero haciendo esta Argentina como la estamos haciendo entre todos los argentinos desde aquel 25 de mayo de 2003 en que empezó a alumbrar el sol de la esperanza en este país”, finalizó. Un intendente emocionado Al hacer uso de la palabra, Garcilazo dio la bienvenida a la presidenta Cristina Fernández, al gobernador Sergio Urribarri y demás autoridades presentes, y destacó la presencia de numerosas instituciones, entre ellas la Sociedad Rural de Victoria. “La generación de los inmigrantes y nuestra generación se compromete para que nuestra ciudad sea cada vez más grande, para que Entre Ríos sea cada vez mejor y que tengamos el país que todos nos merecemos”, dijo César Garcilazo, visiblemente emocionado por los 200 años de su ciudad.
Lo más visto
01
02
03
04
05
+ sobre el tema  
#Sin anuncios
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa