Martes 18 de mayo de 2010
  |  
Interés general
Políticos uruguayos y argentinos piden que se levante el corte
Emitieron un documento en el que marcan que el bloqueo vial, perjudica a las poblaciones. Piden que la diplomacia se conjugue con la política. Piden que el monitoreo se aplique lo antes posible. Los firmantes.
UrribarriBossioAgendaJoven2.jpg
Marchagayvid20101230.jpg
UrribarriEntreRios2015.jpg
cortebotnia.jpg
El corte lleva más de tres años.

P

olíticos y especialistas argentinos y uruguayos emitieron un documento en el que aseguran que la continuidad del corte en el Puente General San Martín tiene "efectos notoriamente perjudiciales no solamente para las poblaciones cercanas sino también para ambos pueblos". “Es un signo de prudencia evitar más costos para las comunidades a ambos lados del puente y avanzar con gradualidad y eficacia en la apertura plena de esa vía de interconexión internacional”, afirmaron en el documento al que tuvo acceso INFORME DIGITAL. “Es el momento en que la diplomacia debe conjugarse con la política. Ha pasado una etapa en la que el vínculo entre ambos países descansó casi exclusivamente en los gobiernos, para abrirse una en la que sus ciudadanos deben tener un rol protagónico”, hicieron saber en una declaración titulada Declaración del Río de la Plata que impulsó el Club Político Argentino. “Con el conocimiento del fallo del Tribunal de La Haya se ha abierto una nueva etapa en la historia del diferendo que, lamentablemente, afectó los vínculos entre la República Oriental del Uruguay y la República Argentina ”, afirmaron. “Los gobiernos de ambos países recibieron el fallo con la mejor disposición, Argentina declaró su voluntad de instrumentar con Uruguay el monitoreo conjunto, y Uruguay se abstuvo claramente de presionar a Argentina en lo que se refiere al corte de la ruta y el puente internacional. La ausencia de declaraciones altisonantes, en los días siguientes, y la disposición del presidente Mujica a pagar un precio político para allanarse a un deseo del gobierno argentino en la Unasur , completaron este cuadro de distensión”, dijeron. “Los abajo firmantes, argentinos y uruguayos comprometidos con el entendimiento fraterno de nuestros pueblos, entendemos que se ha creado, así, una excelente oportunidad cuyo aprovechamiento requiere de iniciativa y de acción por parte de ambos gobiernos tanto como de fuerzas políticas y actores involucrados en la cuestión. Es el momento en que la diplomacia debe conjugarse con la política. Ha pasado una etapa en la que el vínculo entre ambos países descansó casi exclusivamente en los gobiernos, para abrirse una en la que sus ciudadanos deben tener un rol protagónico”, agregan. En este marco, afirmaron que “el monitoreo conjunto de la planta de Fray Bentos debe implementarse lo antes posible mediante mecanismos transparentes y accesibles; las capacidades técnicas para que Argentina complemente el monitoreo uruguayo existen y deben ser movilizadas de inmediato. Esto supone fortalecer a la CARU como autoridad de aplicación, y que la tarea descanse en laboratorios nacionales certificados internacionalmente”. “Pero las comunidades locales de ambas márgenes del río deberían tener presencia y participación en la tarea. Asimismo, esta doble experiencia conjunta debe ser el primer paso de una política de monitoreo integral para toda la región, tras la fijación de estándares compartidos que supongan la adaptación de las plantas ya existentes así como su cumplimiento por parte de las futuras. A corto plazo debe acordarse el monitoreo conjunto y sistemático de todo el tramo del Río Uruguay que compartimos ambos Estados”, advierten. Agregan: “Esto permitirá realizar un mapeo del estado ambiental del agua, suelo y aire sobre el río que determine la situación de partida y permita la rápida detección de actividad contaminante de cualquier origen (industrial, agrícola o ciudadano) proveniente de las riberas o de aguas al norte. Esto colocaría al Río Uruguay y a nuestros países, como modelo de cuidado ambiental y desarrollo sustentable”. El corte “La continuación del corte de la ruta internacional 136 y del Puente General San Martín tiene efectos notoriamente perjudiciales no solamente para las poblaciones cercanas sino también para ambos pueblos. Para el caso argentino, aceptar pasivamente el corte equivale a admitir una violación permanente del derecho. Por otra parte, entendemos que en las presentes circunstancias, no es mediante coerción abierta, sino mediante persuasión, que debe resolverse el problema”, advierten en el escrito. En otro párrafo la declaración indica que “la superación del conflicto debe ser colocada en el escenario más amplio de las relaciones bilaterales Uruguay – Argentina en su conjunto. Existen diversos problemas que las afectan cuyo tratamiento se vio, hasta ahora, inocultablemente condicionado por el conflicto. El dragado de los canales del Río de la Plata , y la provisión de gas boliviano al Uruguay, están entre ellos, y deben ser resueltos lo antes posible en interés común de ambos países”. Finalmente, consideran que “este conflicto que amargó la relación entre países hermanos ha durado ya demasiado tiempo; es hora de superarlo y se ha abierto una oportunidad para ello. Aprovecharla dependerá de que no nos quedemos de brazos cruzados. Hay un abrazo que se deben nuestras sociedades a sí mismas y tal vez el propio puente General San Martín sea el lugar apropiado para ello”.
Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa