Jueves 02 de septiembre de 2010
  |  
Política
En menos de 20 días se define cuando vota Entre Ríos
El gobierno no podrá extender más allá del 21 de septiembre la expectativa de una elección provincial en marzo, separada de la nacional. Si para esa fecha no convoca, se votará gobernador en octubre de 2011, junto con presidente.
Urribarrihorticulturascharr.jpg
MayaSalivaProDisidente.jpg
banderaalumnoabanderado.jpg
campoconcentracionnazi1.jpg
UrribarriMujica.jpg
cajasupermercado.jpg
AlbertoBetoGonzalesPAISARI.jpg
urribarritren.jpg
urnaentrerios.jpg
Si Urribarri no convoca antes de 21 de septiembre, las elecciones serán en octubre de 2011.

E

l gobernador Sergio Urribarri podrá seguir prolongando la incertidumbre sobre la fecha de elecciones provinciales mientras dure el invierno. Cuando ya sea primavera se estará definiendo, por si o por no, una de las tres variantes que actualmente existen para optar en 2011 como momento para votar gobernador, intendentes, legisladores y concejales en la provincia de Entre Ríos. Las tres opciones son: a) Que el Poder Ejecutivo convoque a elecciones provinciales separadas de las nacionales, en el tercer domingo de marzo, como dispone la legislación vigente (ley Nº 2.988, del año 1934). b) Que el Ejecutivo opte por adherir a las elecciones nacionales de octubre, como también se lo permite la legislación (ley Nº 4.414, del año 1961). c) Que la Legislatura sancione una ley con una fecha distinta. Por la reforma constitucional de 2008, la Legislatura debe fijar una fecha para elegir autoridades provinciales. Pero como la interna del PJ impide reunir el consenso necesario para votar esa norma, quedan por lo pronto en pie las opciones a) y b), en manos del Gobernador. Si las elecciones serían el 20 de marzo, el 21 o 22 de septiembre debería el Poder Ejecutivo hacer la convocatoria para un proceso que tendría elecciones internas (abiertas y simultáneas) entre 60 y 90 días antes de la general. Las opciones, en tal caso, serían los domingos 19 de diciembre, 26 de diciembre, 2 de enero, 9 de enero o 16 de enero. Se descuenta, en principio, que por una cuestión de distancia con las fiestas de fin de año y las vacaciones de verano, la fecha elegida para las internas simultáneas sería la del 19 de diciembre. El 21 o 22 de septiembre, en suma, se estaría develando si marzo es posible. Por más que Urribarri quiera demorar el momento de las definiciones, en veinte días se habrá ganado una certeza: Si al arribo de la estación de las flores no hay convocatoria, las opciones que quedan en pie son las b) y c). Con el ex gobernador Jorge Busti controlando políticamente la Cámara de Diputados y Urribarri el Senado, la opción del consenso legislativo se derrite al calor de la cada vez más ardiente interna peronista. De hecho, en el Senado acaba de consolidarse el dominio de la mayoría urribarristas que en mayo desechó un proyecto sancionado en Diputados que fijaba fecha de elecciones en octubre. Nadie sabe El juego de adivinanzas que impone el oficialismo al conjunto de los partidos políticos provinciales respecto a la fecha de elecciones excede la legítima facultad que las reglas de juego de la legislación y la política le permiten para definir estrategias al Gobernador. Aunque Urribarri siempre se negó a fijar una posición pública, en los últimos meses, desde el oficialismo se dejaron crecer argumentos que fueron y vinieron a favor y en contra de las fechas de marzo y de octubre. Incluso, nunca se termina de descartar la posibilidad de acordar una fecha intermedia (ver recuadro). En cualquier caso, siempre se deja en claro que, en el actual contexto político, la última carta la tiene el Gobernador. Pero el escenario político nacional es tan incierto que hace pensar que ni el propio Urribarri tiene en claro qué es lo que más le conviene a sus intereses electorales. Es llamativo, en este sentido, que la oposición política haya dejado de quejarse en las últimas semanas por la persistencia de esta incertidumbre sobre la fecha de elecciones. Da la impresión que tampoco en el Peronismo Federal y el radicalismo se ve hoy con claridad cuál es el mejor momento para dar la pelea por la gobernación. Nacional Es que en una gran medida condiciona una variable que no se maneja desde la provincia. Los que desde el oficialismo todavía ven con buenos ojos a marzo argumentan que es buen momento para enfrentar a Busti, porque aún carece de un referente nacional sólido. Advierten que, si se espera a octubre, podría largar el candidato más temido para la presidencia: Carlos Reutemann. Agregan otro argumento a favor de marzo: hoy los Kirchner están en recuperación, pero nada garantiza que ese mejoramiento en su imagen se sostenga hasta octubre, dicen. Los que en el Gobierno prefieren octubre es porque no ven la manera de que el Peronismo Federal se consolide como un grupo realmente homogéneo y descartan la posibilidad de que Reutemann salga a la pista. Confían en que el gobierno nacional va a echar mano a todos sus recursos para consolidar su crecimiento en la imagen pública y que ese repunte será más claro en octubre que en marzo, porque –aseguran– los planes K apuntan a recuperar votos en el electorado independiente, particularmente durante el año que viene cuando bajarían el nivel de confrontación que ahuyenta a la clase media y pondrían el acento en la recuperación económica. En esas condiciones, llevar en la boleta el apellido Kirchner sería una ventaja. Fecha intermedia Una elección provincial separada de la nacional puede venir también de la mano de un plan nacional del oficialismo, en el que se piense que Entre Ríos pueda contrarrestar para el kirchnerismo previsibles resultados adversos de comicios escalonados en las provincias, que se produzcan en la primera mitad de 2011. Suponiendo que en los planes K exista confianza respecto a un triunfo en Entre Ríos y se considere que Urribarri aportaría más con esto que sumando para octubre en una misma boleta, una variante es que el Gobierno provincial impulse una ley con una fecha separada, pero no tan próxima, como el mes de julio. Para eso tendría que buscar consenso en la Legislatura. Estaría el mes de julio más cercano de la posición de la UCR (que quiere elecciones separadas pero con una transición más corta que la que impone marzo) y, según como estén las cosas –podrían hacer esto recién a principios del año que viene– el Peronismo Federal podría juzgar conveniente votar en julio. No obstante, la idea del Gobierno sería avanzar en una reforma política integral, que recoja propuestas hechas en los últimos años por legisladores enrolados hoy en el bustismo.(Fuente: El Diario)
Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa