Martes 07 de septiembre de 2010
  |  
Paraná
Paraná: la Comuna pide demoler obras ilegales
Hay nueve expedientes en curso . Si bien la Comuna tiene facultades para demoler unilateralmente, se prefiere que sea el propio vecino quien tire abajo su obra irregular para que pueda rescatar los materiales y no pierda lo invertido.
viviendacasaobra.jpg
La Comuna intimó a vecinos para que demuelan obras ilegales (imagen ilustrativa).

D

espués de la denuncia por construcciones irregulares en las veredas de un barrio de Paraná, salieron a la luz otros casos de ocupación indebida de la vía pública. Para todos, la Municipalidad ha iniciado trámites para que se realice la demolición de la construcción irregular, y siguen su curso. Hoy por hoy, hay nueve expedientes en curso que abarcan diferentes casos: los garajes sobre la vereda en barrio Paraná XVI son sólo una de las cuestiones, aunque el proceso contra estos data del año 2000 y hasta el momento en que se hizo la consulta, días atrás, la remoción de las cocheras aún no se había verificado. Sucede que la Comuna considera inadecuado demoler unilateralmente estas obras fuera de regla y prefiere tomar los caminos del diálogo y la persuasión, por un lado para evitar situaciones violentas, que puedan poner en riego a los empleados municipales que irían a tirar abajo las paredes; y por otro porque se prefiere que sea el propio vecino el que desarme la construcción, con el fin de que pueda recuperar los materiales. Puntualmente, el expediente referido a los garajes de Paraná XVI “se activó después de haber estado muchos años paralizado”, señaló la secretaria de Planificación municipal Rosario Romero. “Se mandó a notificar. Se trata darles una oportunidad a los responsables sin llegar al hecho violento de demoler. Si esto finalmente debe hacerse, habrá que apelar a la fuerza pública para no poner en peligro a los empleados si surge un vecino que agreda y evitar ese tipo de cosas”, comentó la funcionaria. Pero no sólo hay problemas en ese barrio del oeste de Paraná, sino hay que hay ocho denuncias más formalizadas y sobre las que se esperan resoluciones. Tiempos laxos En diálogo con esta Hoja, el subsecretario de Planificación, Eduardo Loréfice, informó que “en este momento son nueve los expedientes en situación de intimación a demolición” por ocupar la vía pública. Son construcciones de diferentes tipos: “Hay construcciones de material, y en algunos casos de cocheras en espacios destinados a otros usos, a ser veredas o espacios verdes. El tema de las cocheras individuales es uno de los casos más serios, donde vamos a proceder decididamente a la demolición por cuenta propia, si el responsable no ejecuta lo que se pide”, dijo y explicó los pasos: “La Municipalidad procede a demoler con personal propio y cobra después el costo del trabajo al vecino pero los procesos son largos, no se resuelven rápido. Generalmente se da un plazo, se intima a que el responsable demuela por cuenta propia y si esto no ocurre se abren procedimientos disparando automáticamente la demolición” por parte del municipio. “Es lo que sucedió con una construcción privada en calle Villaguay, donde se ordenó demoler a un constructor que no había respetado las normas. Y en Ramírez sur un vecino invadió una calle con un tapial 5 metros, por el municipio se hizo la demolición”, señaló Loréfice. Pero en general la administración “trata de que los vecinos lo resuelvan de motu proprio, que es lo que debería ocurrir siempre”. Esto no tiene que ver con los gastos y el tiempo que le requiera a la Comuna demoler, pues “trabajan cuatro operarios dos o tres días con un camión: el costo del trabajo no es elevado pero sí lo es la pérdida de materiales: por eso tratamos de que el vecino que lo haga por cuenta propia y desmantele la obra porque le cuesta construir”, dijo y comparó: “Una cosa es que vayan los muchachos con una masa y demuelan, con lo cual quedaría sólo material de demolición; y otra cosa es que el vecino por cuenta propia y lo desarma. De ese modo puede recuperar las cosas, esa es la razón que los tiempos (en este tipo de trámite) sean más laxos”, explicó. De cualquier manera, “la invasión existe, es evidente, y la norma es clara al respecto”. Construcciones comerciales Frente a las construcciones de material, a las cuales se les otorgan largos plazos para que puedan ser desarmadas ladrillo por ladrillo, aparecen otro tipo de dispositivos, que tienen que ver “con cuestiones comerciales”, diferenció el subsecretario de Planificación municipal, Eduardo Loréfice. “Hay gente que habilita un negocio para desarrollar determinada actividad y como el espacio no le da, termina trabajando en la vía pública. Otro tipo de construcción se da con negocios que se dedican a audio en autos: trabajan en la calle y algunos han armado estructuras para trabajar con techo”, ejemplificó y citó también el ejemplo de los “comedores que se arman sobre el espacio verde (de la vereda), con techo de protección: algunos han solicitado permiso pero hay casos distintos”. Informó que la Municipalidad ha permitido la instalación de este tipo de construcción complementaria que no se realiza de material sino que son madera o metal, pues “contribuye al desarrollo de la actividad y mientras se garantice al peatón transitar, muchas veces se ha permitido en pos de la actividad turística”. Pero existen construcciones “sin autorización, invadiendo mucho espacio público, no permitiendo el paso de peatones”. Una de estas estructuras estaba “en calle Victoria y se le retiró, se le sacó la autorización: eran una construcción hecha con palos de eucaliptos y unos plásticos que no respetaba mucho las dimensiones que debía tener”, dijo. Aclaró sin embargo que “no se quiere perjudicar la actividad económica”. Por último, comentó que si bien el caso “más notorio de obras ilegales es el de Paraná XVI, donde hay construcciones con rampas, no son tantos los casos, no hay proliferación de cocheras invadiendo el espacio público y las que hay están realizadas con toldos o techos de chapas, no son de material”. Así, cuando se detectan “construcciones en la vía pública puntuales, rápidamente se actúa, intimando. Los procesos son largos, nos se resuelven rápido y generalmente se dan plazos: se intima a demoler por cuenta propia y si esto no ocurre, se dispara automáticamente demolición por administración”. Aunque para llegar a esto, pasa largo tiempo e intervienen varias reparticiones. (Fuente: El Diario)
Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa