Martes 14 de septiembre de 2010
  |  
Interés general
Los súper televisores avanzan sobre los hogares argentinos
De a poco, los ultra chatos van conquistando el mercado. Ahora incluyen desde conexión a Internet hasta imágenes en 3D. Las claves para elegir entre un LCD y un LED. El tamaño de la pantalla y las conexiones.
Plasmalcdtvtelevisor.jpg
Los súper televisores avanzan sobre los hogares argentinos.

E

l fútbol no habrá brillado como todos hubiéramos querido, pero si algo dejó el Mundial de este año eso fue, sin dudas, una muy fuerte renovación del mercado de los televisores. Y sobre todo en nuestro país donde, por precio y disponibilidad, los equipos ultra chatos venían demorando su aterrizaje. Los televisores LCD terminaron de imponerse por sobre los de plasma, que ya prácticamente dejaron las góndolas. Pero surgieron nuevas variantes, a las que conviene prestar atención. Pasado el furor mundialista, quien salga a comprar hoy un televisor se encontrará con estas cuatro posibilidades: LCD "HD Ready", LCD "Full HD", LED o LED 3D. Los LCD Las dos primeras opciones pertenecen al "clásico" LCD (cristal líquido), la tecnología que usan las notebooks o la mayoría de los celulares. Estas dos variantes se diferencian por la resolución de la pantalla, que se traducen en mayor o menor nitidez. Los llamados genéricamente "HD Ready" pueden mostrar imágenes que tengan hasta 1366 x 768 píxeles (los "puntitos" de la pantalla), mientras que los "Full HD" exhiben películas y señales de hasta 1.920 por 1.080 píxeles. En ambos casos, son televisores de "alta definición", capaces de mostrar imágenes muy superiores a lo que normalmente ofrecen la tele convencional e incluso los DVD, que "apenas" exhiben 720 x 576 píxeles. Ahora, que tengan esta alta resolución no significa necesariamente que uno va a ver siempre con semejante nitidez. Todo dependerá del tipo de señal que se le conecte. Por ejemplo, si uno va a ver un canal de aire tradicional en un televisor Full HD no va a poder verlo a más resolución que la que el mismo canal envía. Lo mismo con un DVD. En estos casos, se estaría "desperdiciando" la inversión que se hizo. La tecnología se aprovechará, en cambio, si uno le "inyecta" al televisor imágenes a alta definición. Pueden venir de: 1. Señales de televisión en alta definición. Las principales empresas de televisión paga (por cable y satélite) ofrecen hoy distintos paquetes de señales en alta definición. El Mundial, por ejemplo, se transmitió completamente en alta definición. Contratarlas suele incrementar el costo habitual del servicio. Otra opción es sintonizar las señales de la nueva televisión digital abierta. Esta tecnología ofrece la posibilidad de ver canales a 1.920 por 1.080 píxeles. Si bien es gratuita, quien quiera aprovecharla necesitará de un sintonizador. Por ahora hay muy pocos canales transmitiendo por este sistema. Además, el servicio llega a muy poco territorio del país, porque todavía falta que se instalen las antenas correspondientes. 2. Películas en Blu-ray. Otra opción para sacarle el provecho a un televisor Full HD es comprarse un reproductor de películas Blu-ray. Estos discos –a simple vista iguales al DVD– guardan mucha más información. Unos 50GB frente a los "escasos" 4,7GB de un DVD. Esto permite que allí se puedan grabar películas a alta definición. 3. Juegos en consolas. Las consolas PlayStation 3 y Xbox 360 reproducen juegos de alta definición. Esos títulos hay que conseguirlos y pagarlos aparte. La Play 3, además, sirve como reproductor de películas Blu-ray: quien use esta consola podría prescindir de un nuevo reproductor de películas. La avanzada del LED Llegó al mercado masivo el año pasado y es una suerte de "evolución" del LCD. La tencología LED permite que la pantalla sea más delgada y que se vea con mayor nitidez aún. Todos los televisores LED son "Full HD", pueden mostrar imágenes de hasta 1.920 por 1.080 píxeles. A la misma resolución, se ve mejor en un LED que en un LCD. Aquí también hay dos opciones. Los convencionales o los LED 3D, una nueva variante que acaba de desembarcar en nuestro país. Como en el cine, los televisores 3D permiten ver imágenes que "salen" de la pantalla y muestran toda su profundidad. Hay que calzarse unos anteojos especiales. El resultado es tan sorprendente como el que se obtiene en el cine. Además del 3D, los televisores más nuevos traen otros "chiches". Lo más llamtivo es la posibilidad de conectarlos a Intenet tanto por cable como a través de una red inalámbrica Wi Fi. Usan unas aplicaciones especiales, conocidas como "widgets". Otra opción es centralizar en el mismo televisor todo el contenido de audio y video que la familia usa en los otros equipos de la casa, como puede ser una notebook o un equipo de audio. "Esta conexión también se hace a través de la tecnología Wi Fi", explica Ezequiel Brusco, de Sony. Ubicación y conexiones Elegida la tecnología y resolución del televisor, la siguiente pregunta es por el tamaño de la pantalla. Para decidirlo no solo habrá que pensar en el bolsillo, sino también –y aún más importante– en el ambiente en el que se ubicará el televisor. Para apreciar bien la imagen hay que estar a una distancia mínima que varía según las pulgadas del televisor. Para uno de 37, por ejemplo, la distancia ideal es de unos 2 metros. Para los de 40, 2,5 metros. Y más de tres metros para los más grandes. Atención, si se va a colgar el LCD en la pared, el ángulo de visión no suele superar los 170 grados: a partir de los 30 pierde brillo y tonalidad. Otro punto importante a considerar son las conexiones que ofrece el televisor. Esto va a determinar la cantidad y el tipo de equipos que se podrán "enchufar". Cuanto más cantidad y variedad, mejor. Se podrá usar, sin inconvenientes, con un reproductor de películas, una consola de juegos, una cámara de fotos o de videos, un iPod, o incluso con la PC. Los conectores HDMI son los más indicados para ingresarle audio y video en alta definición. A través del puerto USB se pueden conectar todo tipo de equipos digitales. La entrada para PC convierte al televisor en un monitor para la computadora. También es bueno que traiga conectores para videocámaras y otros equipos más viejos que uno suele tener en casa, como S-Video, Videocomponente, Videocompuesto o VGA. Cuánto cuestan En el precio de estos equipos intervienen muchos elementos. Uno de ellos es la tecnología de la pantalla (LCD o LED). Pero la segunda gran ecuación es el tamaño, que incide en gran medida. Por ejemplo, el televisor LCD L22W931, de AOC, tiene una pantalla de 22 pulgadas y cuesta $2.299. Un LCD de 42 pulgadas, como el Panasonic TC-L42S10B, Full HD, viene con dos entradas HDMI y cuesta $6.999. En cuanto a los LED, el Samsung UN32C5000 de 32 pulgadas, con sintonizador de televisión digital incorporado, cuesta $6.999. Mientras que el Sony KDL-46NX705, de 46 pulgadas, se vende al público a $15.999. Los equipos 3D que llegaron a la Argentina son todos de grandes dimensiones, y eso incrementa aún más su precio. "Decidimos traer sólo los más grandes, porque todavía no hay mucho mercado para este tipo de equipos y buscamos cubrir a aquellos que buscan lo último en tecnología", dijo a Clarín Gustavo Biassoni, gerente de marketing de Samsung.
Lo más visto
01
02
03
04
05
+ sobre el tema  
#Tecnología
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa