Jueves 16 de septiembre de 2010
  |  
Interés general
Los controles de alcoholemia llegan al río
El límite máximo de este tipo de substancia en sangre permitido será de 0,5 gramos por litro para los conductores de lanchas o embarcaciones pequeñas. Serán más estrictos para motos náuticas y la marina mercante
lanchabarcorioparana.jpg
Los controles de alcoholemia llegan ahora a los conductores de vehículos acuáticos.

L

os controles de alcoholemia, que todavía no pueden afianzarse en las rutas, llegarán también a los navegantes: a partir del 1 de octubre la Prefectura Naval Argentina iniciará una etapa de concientización, para iniciar en diciembre próximo la aplicación de multas a los conductores de embarcaciones que conduzcan alcoholizados. Los operativos alcanzarán por igual a las embarcaciones dedicadas a las actividades deportivas, de recreación y también a la navegación mercante, y serán sorpresivos, en distintos días de la semana y a diferentes horarios, según explicó el prefecto Daniel Germán Bonifacini, titular de la Prefectura de la zona de Salto Grande. En realidad, todas las delegaciones de Prefectura de Entre Ríos han sido capacitadas, y han recibidos ya los alcoholímetros por lo cual están en condiciones de lanzar los operativos. Una disposición oficial del organismo, contenida en la ordenanza Nº 2/10 ordena la realización de controles de alcoholemia a conductores de embarcaciones náuticas deportivas, incluidas las motos de agua, “con el objeto de preservar la seguridad de la navegación y minimizar el riesgo que puede representar la ingesta no moderada de alcohol por parte de quienes se encuentran al comando de embarcaciones deportivas”. El abecé El control también alcanzará al personal navegante de la marina mercante nacional, “en particular de los encargados de la conducción y gobierno del buque, su propulsión, practicaje y/o baquía”, según Prefectura. El límite máximo de alcohol en sangre permitido será de 0,5 gramos por litro para los conductores de lanchas o embarcaciones pequeñas, y de 0,2 gramos para los conductores de motos de agua. Para los de embarcaciones comerciales, en cambio, será 0. No es distinto que el límite tolerado en rutas y calles. La legislación vigente establece que el límite permitido de alcohol en sangre es de 0,5 gramos por litro, lo que equivale a dos vasos de cerveza o una copa de vino. Desde Prefectura señalaron que en el caso en el que el test de alcoholemia practicado al conductor arroje resultado positivo, el infractor tendrá la opción de ser reemplazado en ese mismo momento por otro que esté habilitado; también podrá amarrar la embarcación en un árbol y esperar a que un familiar lo asista; o de aguardar un tiempo prudencial sin navegar hasta que un nuevo test de alcoholemia le dé dentro de los límites permitidos. El subprefecto Luis Alberto Portela, de Prefectura Paraná, señaló que entre octubre y noviembre los operativos serán de “concientización”, aunque a partir de diciembre ya habrá sanciones, con la aplicación de multas, que parten de un piso de 120 pesos. “En esta época, crece mucho la navegación, sobre todo los fines de semana”, indicó. Inicios Los controles, en realidad, empezaron con anterioridad en las “rutas” más “transitas”, como el Delta bonaerense, donde el parque de embarcaciones es más importante que en otros puntos. “Hay un problema real, del que no se habla mucho, y que son los accidentes náuticos, que si bien no tienen la magnitud de los terrestres, son también importantes –indicó el titular de la Prefectura de Salto Grande–. El consumo de alcohol por parte de conductores de embarcaciones y de motos de agua de alta cilindrada que circulan a gran velocidad ha generado más de un accidente en los ríos”. En ese marco, agregó, hace un mes Prefectura empezó a analizar la cuestión, y se decidió aplicar un mecanismo de control de alcoholemia tal y como se hace en las rutas, para lo cual el personal del organismo de todas las delegaciones del país fue especialmente adiestrado. “Nos entregaron a cada dependencia un sistema de alcoholemia para ser utilizado en la oportunidad que se realicen controles, con la misma modalidad que en la calle. La Prefectura prevé en su normativa sanciones por conducir en estado de ebriedad, y también por realizar maniobras que representen un peligro para sí o para terceros”, añadió. Aunque Bonifacini aseveró que los controles de alcoholemia son “un elemento más” que se suma a los dispositivos que efectúa Prefectura en el río. “Esto viene a reforzar un trabajo de prevención y concientización que se efectúa en forma periódica”, sostuvo. (Fuente: El Diario)
Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa