Viernes 18 de febrero de 2011
  |  
Política
Se reedita la pulseada por el Presupuesto 2011
Está pendiente desde el año pasado. La semana que viene, el bustismo insistirá con sus modificaciones en Diputados y en 15 días se definiría todo en el Senado, donde el oficialismo tiene que convencer a un par de legisladores.
DuhaldeMiguelDelSel.jpg
CamaraDiputados.jpg
Diputados del PF insistirán con hacerle cambios al Presupuesto..

C

on la ratificación del proyecto original que dio el martes la mayoría oficialista en el Senado se reactivó el trámite parlamentario del Presupuesto 2011 que, por primera vez desde la segunda gobernación de Sergio Montiel, quedó sin aprobar el año anterior. El gobierno de Sergio Urribarri inició 2011 sin presupuesto aprobado en razón de una puja política al interior del peronismo que se recalentó con el comienzo de la carrera electoral. Para ponerlo en términos claros, hay que recordar que Urribarri, como candidato del PJ, competirá en las elecciones de octubre contra Jorge Busti, que busca su cuarta gobernación por afuera del PJ, con el Peronismo Federal. Pues bien, Urribarri tiene mayoría en el Senado y Busti en la Cámara de Diputados. Ahí empieza y termina la razón por la que no hay presupuesto aprobado en Entre Ríos; se trata de una puja puramente política, marcada por la necesidad electoral. El proyecto de Presupuesto 2011 ingresó por el Senado y tras ser aprobado, la mayoría bustista de la Cámara de Diputados le introdujo dos reformas, por las que se deja sin efecto la habilitación para tomar deuda por hasta 470 millones de pesos (artículo 5) y se obliga al Gobierno a destinar la totalidad de las mejoras en la recaudación a recomponer salarios de activos y pasivos estatales (artículo 13). Cuando el proyecto modificado llegó al Senado, la mayoría urribarrista mandó el proyecto a comisión. Todo eso pasó en diciembre. El martes pasado, el Senado retomó la discusión y en su segundo tratamiento rechazó las modificaciones introducidas por el bustismo en Diputados, con lo cual insistió en la redacción original del proyecto de Urribarri. Ahora la iniciativa vuelve a ser tratada por los diputados, se espera que en la sesión del miércoles, para lo cual deben dar el tratamiento sobre tablas. Esta última definición se adoptará en una reunión de bloque prevista para el lunes, pero lo que está fuera de discusión es que los legisladores que responden a Busti insistirán con las modificaciones a los artículos 5 y 13, para lo cual requieren de mayoría simple. Marzo Diputados puede el miércoles dar tablas o mandar el proyecto a comisión. En el segundo caso, la iniciativa estaría volviendo al Senado a fines de marzo; en el primero en la siguiente sesión, prevista para los primeros días de marzo. A principios o a fines de marzo llegará el momento de la definición de esta pulseada política. En lo que será el quinto giro, el Senado necesitará del voto de los dos tercios de los legisladores presentes para insistir, como cámara de origen, con el proyecto del Poder Ejecutivo. Sobre 17 senadores, Urribarri tiene 10 que le responden. Los siete restantes se dividen en seis que están enrolados en el Peronismo Federal y uno que es radical. Los dos tercios sobre 17 se alcanzan con 12 votos, con lo cual las alternativas que tiene el oficialismo para sacar el Presupuesto son dos: o consigue dos votos más para llegar a los 12 o convence a un par de senadores de la oposición para que en esa sesión se ausenten y de ese modo pueda reunir con el número de 10 los dos tercios de los presentes exigidos por la Constitución provincial. Pases Esta proporción de fuerzas políticas en el Senado es relativamente nueva para lo que ha sido la pelea Busti-Urribarri. La Cámara Alta había conseguido preservarse del quiebre que la gran pelea peronista provocaba en todos los órdenes de gobierno, hasta que a mitad de 2010 blanqueó su situación interna con la conformación de un bloque de nueve senadores que le dieron una mayoría ajustada a Urribarri. No era el holgado dominio que Busti ostentaba en Diputados, pero al menos le permitía al Gobernador contar con una cámara de origen propia. Sobre el final del año, la vuelta del senador Raúl Taleb al PJ afianzó el perfil oficialista del Senado: de nueve se pasó a 10. Y desde entonces quedó latente la posibilidad de otro pase. Con ello se especuló para alcanzar el número de 12 votos que le aseguraría al Ejecutivo ganar este tipo de pulseadas políticas en la legislatura, con el único costo del tiempo que insume llegar a la instancia del quinto giro. El primero en esa lista del regreso ha sido el senador por Victoria, Carlos Garbelino, por la simple y contundente razón que mientras en el Senado integra el lote del Peronismo Federal, en su departamento juega todavía dentro de las filas del PJ; no se fue del partido como sus compañeros de bancada y no tiene en miras hacerlo. El partido –especulan en el Senado- podría llegar a plantearle institucionalmente algo que ya no puede hacer con quienes se fueron del PJ: que actúe en defensa de los intereses del gobierno. En campaña La puja legislativa por el presupuesto está atravesada por la lógica de la pelea electoral. En clave de campaña, desde el Peronismo Federal se sostiene –palabras más, palabras menos- que al rechazar los cambios que introdujo Diputados en el proyecto, el urribarrismo pretende un cheque en blanco para endeudarse y se niega a habilitar los aumentos de salariales atados al incremento de la recaudación. En el oficialismo consideran demagógica la posición que dispone que toda mejora en la recaudación vaya a salarios y, respecto del endeudamiento, recuerdan que Busti mandó artículos idénticos cuando fue gobernador, elaborados por el mismo equipo económico del ministro Diego Valiero, que también fue su ministro. Ponen el acento en que la habilitación para tomar deuda no significa que efectivamente se tomará y que viene a poner equilibrio al presupuesto, como obliga la Constitución. En la última sesión del Senado, el carácter político de la pulseada se evidenció en la aceptación que el presidente de la bancada del PF, Héctor Strassera hizo respecto al carácter permanente que ha tenido la cláusula del endeudamiento en los anteriores presupuestos y en la intervención de Taleb, cuando denunció una “clara intención obstruccionista” de parte del bustismo. Fue políticamente contundente además el señalamiento del vicegobernador José Lauritto, respecto a que Diputados, al suprimir el artículo del endeudamiento no aportó la alternativa para mantener el equilibrio presupuestario. (Pablo Bizai. El Diario)
Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa