Lunes 21 de febrero de 2011
  |  
Paraná
Los mosquitos coparon Paraná
Distintos factores ambientales se conjugaron para la reproducción de las larvas de los mosquitos, que aquejan a grandes y chicos. La comuna realiza fumigaciones terrestres, pero la lluvia termina lavando el pesticida.
fumigaciondengue.jpg
Pese a las fumigaciones, los mosquitos se reprodujeron y este fin de semana invadieron Paraná.

E

l tema se repite en todos los ámbitos. Los mosquitos nos invaden y están ganando una batalla claramente desigual, porque están en todos lados, adentro y afuera, de día y de noche, a pesar de los repelentes en aerosol, las pastillas y los espirales, que por ahora sólo aromatizan los ambientes; porque son tantos que hasta pareciera que nos hay pesticida que los contrarreste. El crecimiento en la población de estos insectos silvestres se debe, definitivamente, a las condiciones climáticas que se viene repitiendo en las últimas semanas en toda la región. Abundantes lluvias, alto, altísimo porcentaje de humedad, temperaturas templadas y poco sol concluyen en una combinación propicia para acelerar la reproducción. El ciclo del mosquito depende de la cantidad de agua que se acumule. Asimismo, son insectos termo-dependientes, es decir, están supeditados a las condiciones de temperatura ambiente, que pueden acortar o alargan los procesos naturales del ciclo biológico. En el caso de los mosquitos comunes, las hembras colocan los huevos en pequeñas superficies de agua y tienen un ciclo corto, que en siete días les permite estar volando. Además, mientras llueve no vuelan, pero cuando la caída de agua se detiene salen en busca de alimento y, paralelamente, ponen más huevos. Todo el día A lo largo de la semana llovió reiteradamente. Hubo mucha humedad y las temperaturas no fueron demasiado altas, por lo que no se secaron las superficies con agua; lo que favoreció la reproducción de mosquitos, que encontraron un sinfín de lugares para poner más huevos y reproducirse rápidamente. “Las temperatura altas secan los charcos y los insectos no pueden termina el ciclo, por eso en enero prácticamente no hubo mosquitos”, graficó la directora de Epidemiología de la provincia, Silvina Saavedra. “Las lluvias y la falta de calor no pueden controlar naturalmente las poblaciones de mosquitos y todo lugar con agua, cualquiera, se termina convirtiendo en criadero”, agregó. En este sentido, la funcionaria hizo un distinción entre el mosquito que transmite el dengue y los otros. Al respecto, precisó que el aedes aegypti tiene como hábito picar en las primeras horas de la mañana y al atardecer; mientras que la especie más común “no tiene horarios”, pican durante todo el día y aumentan su actividad durante el amanecer y la caída de la tarde. “Son menos delicados que los aedes aegypti, y por eso se reproducen en cualquier charco”, insistió. Fumigaciones Por su parte, desde Medio Ambiente de la Municipalidad, su titular, Ricardo Goñi, le garantizó a esta Hoja que las fumigaciones se realizan regularmente. “Estas condiciones climáticas contribuyen a que proliferen las colonias de insectos, y esto pasa en Paraná y en toda la provincia”, argumentó el funcionario comunal. Goñi indicó que las fumigaciones terrestres se siguen llevando a cabo en diferentes puntos de la ciudad y en la última semana reforzaron la tarea en toda la zona del puerto. Desde el jueves, noche en la que comenzó la Fiesta Nacional del Mate, están contrarrestando con pesticida la presencia de mosquitos. El problema es que las constantes precipitaciones terminan lavando el veneno y acaban con el poder residual. No obstante, la tarea se realiza. Incluso, ayer por la mañana, una cuadrilla extra de empleados municipales ejecutó una nueva pulverización terrestre con mochilas en toda el área donde se desarrolló la última noche del festival. Sobre este aspecto, Saavedra coincidió en que las fumigaciones pueden mitigar la presencia de los mosquitos, “pero son siempre relativas, sobre todo porque mata al insecto que está volando, pero quedan muchos más entre las malezas y los charcos”, precisó. Recomendaciones No queda otra que esperar a que cambien las condiciones climáticas. No obstante, hay medidas que pueden contribuir a que disminuyan los cachetazos. Es fundamental cortar el pasto y evitar que crezca; hay que drenar correctamente el agua e impedir que se formen charcos, porque son los ámbitos que propician la rápida reproducción de las larvas. Asimismo, aconsejan usar repelente en los horarios pico (a la mañana temprano y al atardecer); vestir a los niños con ropa liviana de mangas largas que previamente haya sido rociada con repelente, porque el mosquito común pica a través de la ropa. Barrer cualquier espacio donde se haya acumulado agua, por chico que sea. (Fuente: El Diario)
Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa