Domingo 10 de julio de 2011
  |  
Política
La interna que casi todos miran desde afuera
Los partidos de Entre Ríos afrontan su campaña electoral para las primaras del 14 de agosto desde posiciones muy distintas. La oposición no participa en la pelea provincial y el oficialismo busca posicionarse para octubre.
UrnaElecciones.jpg
En la interna del 14 de agosto no estará todos en el cuarto oscuro.
ConstruccionEdificio.jpg
UrribarriCristinaTren20110829.jpg
UnidadEjecutoraProvincialUE.jpg

C

on las listas de candidatos cerradas, no se esperan ya cambios en la oferta electoral entrerriana para las próximas elecciones, como no sea fruto de los planteos de impugnación que deben resolverse en las próximas horas. Este momento marca el formal inicio de una campaña electoral que será muy particular en la provincia. Es que a la enorme confusión reinante en el grueso del electorado sobre lo que se vota en las primarias del 14 de agosto se suman las grandes diferencias en las posiciones de las que parten los candidatos en la carrera para gobernar Entre Ríos en los próximos cuatro años. La combinación de las reglas de juego fijadas por la legislación provincial (en las internas no se presentan las listas únicas), con la decisión del gobierno de votar en simultáneo con la nación (mezclar una primaria de voto obligatorio con una interna de voto voluntario) y la definición de toda la oposición política de consensuar listas únicas derivó en un particular escenario político que tendrá al oficialismo como virtual protagonista único en el plano provincial. El 14 de agosto, la competencia electoral por la gobernación se limitará a los dos candidatos del PJ: Sergio Urribarri y Gerardo González. La situación varía en cada intendencia. En el caso de Paraná, sólo estarán en el cuarto oscuro del 14 de agosto los precandidatos del PJ (Blanca Osuna y Sergio Paz) y de la UCR (Sergio Varisco, Ramón García Ray y Juan Pablo Alzugaray). El resto quedará fuera de las elecciones que se realizan en cinco semanas (ver ilustración). Protagonistas En este escenario, las posiciones de quienes se perfilan como los tres principales aspirantes a gobernar la provincia –Sergio Urribarri (PJ), Atilio Benedetti (Frente Progresista Cívico y Social) y Jorge Busti (Frente Entrerriano Federal)– son bien distintas. Si se los ordena por el protagonismo que tendrán el 14 de agosto se tiene a Urribarri en un extremo más alto, a Busti en el más bajo y a Benedetti en el medio. Aunque González –en tanto funcionario del gobierno provincial alineado en el kirchnerismo y dirigente con escuálido desarrollo político– no represente ninguna competencia para Urribarri, el oficialismo apuesta a una fuerte movilización para el 14 de agosto. El objetivo es sumar lo más posible a los números de la “encuesta verdadera” en la que ha terminado por convertirse la instancia de la primaria nacional. El hecho político central que dejará el segundo domingo de agosto será la confirmación o desmentida de la intención de votos que los sondeos le atribuyen a la presidenta Cristina Fernández, situándola como ganadora en la primera vuelta del 23 de octubre. Ese carácter de “encuesta” que se le asigna al 14 de agosto tiene sentido en la primaria presidencial, donde compiten todos, a pesar de que todos llevan listas únicas. En la provincia, en cambio, las listas únicas no se presentan; sólo lo hacen las que tienen competencia para un mismo cargo, y en la categoría de gobernador sólo ocurre esto en el PJ, gracias a la persistencia de González en su precandidatura. La distorsión que objeta la oposición es que, para la carrera por la Gobernación no se le puede dar a la interna la misma funcionalidad de medición del pulso electoral para octubre que se le atribuye a la primaria nacional. Es como hacer una encuesta en la que no se pregunte ni por Busti, ni por Benedetti, ni por el resto de los aspirantes a la gobernación de la oposición. Y esa distorsión se potencia cuando Urribarri pretende pegar su boleta (de voto voluntario) a la de Cristina (de voto obligatorio). Si se los ordena por el protagonismo que tendrán el 14 de agosto se tiene a Urribarri en un extremo más alto, a Busti en el más bajo y a Benedetti en el medio. Ausentes Sin presencia en el cuarto oscuro de agosto y sin candidato a presidente de la Nación, la situación de Busti es la opuesta. ¿Cómo medir el caudal de votos del bustismo a partir de los datos que arroje el 14 de agosto? Bajo esta mirada, Benedetti no queda tan afuera del 14 de agosto porque, a diferencia de Busti, tiene candidato presidencial. Y no sería uno, sino tres. La intención del candidato a gobernador de la UCR es pegar en las generales del 23 de octubre con los candidatos a presidente de las tres fuerzas que integran el Frente Progresista de Entre Ríos: Ricardo Alfonsín (UCR), Hermes Binner (Partido Socialista) y Elisa Carrió (Coalición Cívica). Esa posibilidad será definida para el 23 de octubre. Por lo pronto, se puede suponer que la suma de los votos que el 14 de agosto junte Alfonsín con sus diputados (Fabián Rogel, Ana Sione); Binner con los diputados del socialismo “oficial” (Américo Schvartzman) y Carrió con los diputados de la CC (Guillermo Bernaudo) irán para Benedetti en las generales de octubre. Amén de que las sumas en política no cuenten, la estimación se complica cuando se repara en que Binner también llevará candidatos de la alianza de GEN con el socialismo disidente, donde se propone a la diputada Ana D’ Angelo para la gobernación. Será complejo medir también el voto a PRO, que lleva sólo candidatos provinciales y pegará con Eduardo Duhalde para presidente. Pero en el caso de Busti, que ha reducido su propuesta al orden provincial y no lleva ni candidato a presidente ni a diputados nacionales, directamente será imposible. Cuánto incidirá esta particularidad de la parada electoral de agosto sobre la pelea de fondo que la interna peronista de Entre Ríos librará en octubre es la gran pregunta. Por lo pronto, la historia electoral de Entre Ríos enseña que es muy difícil sustraerse a la incidencia nacional en una elección general donde se vota presidente. Adentro Junto a las boletas nacionales, en los cuartos oscuros de Paraná del 14 de agosto se encontrarán sólo los dos precandidatos a gobernador del PJ (Sergio Urribarri y Gerardo González). Para la intendencia sólo estarán las boletas de los precandidatos del PJ (Blanca Osuna y Sergio Paz) y de la UCR (Sergio Varisco, Ramón García Ray y Juan Pablo Alzugaray). Afuera El 14 de agosto quedarán afuera de la consideración de los electores todos los aspirantes a la gobernación de la oposición: Atilio Benedetti (UCR-PS-CC), Jorge Busti (FEF), Armando Saliva (PRO), Ana D’ Angelo (GEN–socialismo) y Darío Olivera (Proyecto Sur). Todos ellos presentaron listas únicas y no participan de la interna. Por la misma razón, no estarán las boletas para la intendencia de José Carlos Halle (FEF), Juan Domingo Zacarías (MSE), Santiago Reggiardo (GEN–socialismo), Edgardo López Osuna (PRO), Carlos Godoy (PSur), Cristian Ulián (Frente Popular).
Lo más visto
01
02
03
04
05
+ sobre el tema  
#Elecciones de agosto
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa