Martes 21 de mayo de 2013
  |  
Policiales
Caso Rosatelli: encuentran rastros de otra persona en la escena del crimen
La Policía Científica localizó la huella de un calzado que sería de otro amigo del detenido Roberto Marsicano. A partir de ésto, se cree que es partícipe del homicidio del primo del subjefe de la Policía.
CasaRosatelli.jpg
Existe la posibilidad de la participación de otra persona en el crimen.

E

l fiscal Aníbal Lafourcade de Concordia cuenta con nuevos elementos que podrían hacer pensar seriamente que en el homicidio de Miguel Ángel Rosatelli no sólo intervino el detenido, Roberto Marsicano. Por los indicios recolectados aparecería en la escena del crimen una tercera persona que sería un conocido del imputado del grave hecho. Se pudo conocer que habría evidencias concretas, además de la certeza que de que Marsicano fue el autor material del homicidio, sobre la posibilidad de que exista la participación de otra persona en el hecho que conmocionó a Concordia. Esto se afirma en virtud de elementos recolectados que se están investigando y profundizando por parte de los acusadores, es decir el fiscal y la querella que representa los intereses de los hijos del productor que vivía en cercanías de la ruta nacional 14. En esa hipótesis, se indicó que entre los investigadores de la Policía de Concordia ya existiría un nombre de una persona que está comenzando a ser mencionada en el expediente judicial. Si se llegan a confirmar los indicios, se cree que esta tercera persona como mínimo estuvo en el lugar y se buscan más datos para establecer si participó directa o indirectamente de la ejecución de Rosatelli, que fue asesinado de un balazo en la cabeza. Por otra parte, las autoridades judiciales de Concordia analizan la posibilidad de derivar a Marsicano al Penal Nº 8 de Federal, que es la unidad penal de máxima seguridad del Servicio Penitenciario entrerriano. Marsicano había reclamado por cuestiones de seguridad no ser trasladado al penal de Concordia, lo que decidiría que se lo derive a la cárcel de Federal. La testimonial Diario Junio publicó este lunes la declaración testimonial de Marsicano ante el fiscal, donde el acusado admitió haber asesinado al primo del subjefe de la Policía de Entre Ríos. El testimonio del detenido, es el siguiente: “Ese día tipo 4 de la tarde yo compro cocaína, cuestión que no tomaba todos los días, tomo y se me acelera y se me va a la cabeza y me tomo un neuril, sigo consumiendo hasta que aparece Miguel Ángel Rosatelli, desconociendo eso porque Rosatelli estaba fuera de todas estas cosas. En casa había vino o cerveza nos pusimos a tomar y a charlar de lo que hablábamos todos los días, cuando Miguel me dice ‘vamos a cenar a Casanova’. Llovía y Miguel pidió un buen vino, comimos, pedimos una porción para los dos, una ensalada de verdura y unos pescaditos, cuando Miguel salió a fumar afuera yo me voy al baño a tomar más cocaína, entonces Miguel me dijo ‘vamos a pedir otra’ y le dije que no porque me sentía descompuesto, Miguel insistió y pidió otra porción de comida que casi no la comí porque no daba más por el efecto de la cocaína, se terminó la cena y sentí que mi cabeza volaba, nos arrancaron la cabeza y pagó Miguel”. “En ese interín vamos a su casa, yo no sé si manejó Miguel o yo, llegamos a casa donde quedaba un poco de bebida y seguimos tomando. Luego Miguel me dijo ‘vamos a dormir a casa’ como de costumbre. Fuimos a la casa de él, yo estaba totalmente volado, pero yo a Rosatelli no le decía nada, entramos a la casa donde tomamos más vino”, informó Marsicano para agregar: “Él tenía una pistola en el cajón de la mesa de luz calibre 32, que siempre la ponía bajo de la almohada o en la mesa de luz, yo me voy al baño a tomar cocaína, nos vamos a acostar como lo hacíamos siempre, cuando yo me acuesto boca arriba mi cabeza ya no era mía, estaba totalmente sacado, Miguel ya estaba dormido o no sé pero siempre se dormía en el acto. Siento voces y un golpe, cuando me levanto no sé de dónde manoteé la pistola, gatillo una vez, cuando me doy cuenta porque la luz del velador de Miguel estaba prendida, lo veo a él que se queja, ahí estaba en un estado caótico, lo muevo y se observo que Miguel no se movía, lo revisé en lo que podía hacer y me di cuenta que tenía un tiro atrás de la oreja. Contarlo es muy fácil, vivir ese estado de drogas y alcohol en el que me encontraba es difícil, caótico”. Añadió en la declaración indagatoria: “Quiero aclarar ante todo que no sé con qué mano disparé y que no soy zurdo para disparar, cuando me di cuenta de que Miguel ya estaba muerto porque prendí la luz de arriba, ahí me dio un ataque de nervios, busqué algo y empecé a romper no sé qué de la habitación, aparentemente yo me desmayo o no sé qué pasó y seguí sintiendo esas voces, cuando me despierto creo que ya estaba claro, sentí susto, pánico o desesperación, lo único que me acuerdo es que agarré la camioneta de Miguel y la dejé enfrente del Hotel Embajador. Luego me fue a mi casa, donde me acosté”. “Al levantarme, agarro mi camioneta, confundido me tomo otro neuryl, me voy de nuevo a la casa de Rosatelli, ahí del teléfono de Rosatelli llamo a los familiares y al jefe de Policía, a los hijos a mi exmujer, a los que pude, cuando llegó el primer patrullero yo ahí estaba seguro, y veo el desastre que había hecho”. “Quiero aclarar lo siguiente, cuando llegué a la casa de Rosatelli, tenía todo el día para lavarme las manos con nafta, lavar la camisa, esconder la plata en mi casa, esconder mi pistola, no me bañé me encontraron restos no sé de qué, no me cambié de pantalón, hablando con el fiscal se me veían unos rayones que no los oculté, lo que quiero decir es que fui a entregarme, no a ocultar las cosas, porque la casa de Rosatelli era mi casa, yo cerraba la puerta del garaje ese día y borraba todas las evidencias porque el hijo llegaba a la noche, porque estábamos de asado”, alertó, para marcar: “ Quiero aclarar otra cosa, en el estado de confusión no puedo asegurar que las balas que estaban en mi casa eran de Rosatelli o de mi padre”. El fiscal le preguntó porqué había llevado la camioneta de Rosatelli al hotel, a lo que indicó el acusado: “Por seguridad para que no le roben nada”. En esa línea alertó que no robó ningún tipo de dinero de la casa de Rosatelli y el efectivo en dólares encontrado en su casa era producto de lo que le había dejado el padre y para ello contaría con testigos.
Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa