Lunes 05 de septiembre de 2016
  |  
Política
Yaskistas entrerrianos pasan en limpio lo que dejó la Marcha Federal
Los ceteístas seguidores de Hugo Yasky a nivel nacional resaltaron la movilización que terminó el viernes y “el paro general coreado en la Plaza de Mayo por más de 200.000 trabajadores”.
HugoYaskyMarchaFederal.jpg
Desde la CTA seguidora de Hugo Yasky (foto) resaltaron la movilización

D

e la redacción de INFORME DIGITAL Luego de la Marcha Federal que empezó el miércoles 31 de agosto y culminó el viernes 1º de septiembre con un acto en la Plaza de Mayo, el gobierno nacional y el movimiento sindical argentino tomaron nota. En Entre Ríos, desde la CTA que conduce Luis Gálligo y se referencia en el kirchnerismo destacan que “la Marcha Federal de la CTA irrumpió el 2-S pero se construyó desde el momento que el presidente Macri vetó la ley antidespidos en mayo y prosiguió con el ajuste sobre el bolsillo de los trabajadores y otros actores subalternos de la economía”. En un comunicado enviado a INFORME DIGITAL cuestionan los yaskistas que “la cúpula de la CGT se negó a construir la perspectiva de un paro nacional sobre la base de su mirada vandorista de ‘negociación’”. Asimismo, se apunta contra “la política de ajuste de los CEOs en el gobierno nacional y el seguidismo de los gobiernos provinciales que se disciplinan con la ‘caja’ y no articulan una oposición real al macrismo”. Para los dirigidos por Gálligo, “se desarrolló un espacio denominado Articulación Popular que incluyó intereses no solo de la Central sino de pequeños y medianos empresarios y actores de la economía social”, que debe impulsar “un frente con sectores de la agricultura familiar, organismos de derechos humanos y organizaciones políticas”. El texto completo -Las caracterizaciones de las situaciones políticas y sus actores sirven en tanto permiten construir una mirada que permita trazar objetivos que requieren paciencia, constancia y un plan de acción para ser llevados a cabo con éxito. La Marcha Federal de la CTA irrumpió el 2-S pero se construyó desde el momento que el presidente Macri vetó la ley antidespidos en mayo, prosiguió con el ajuste sobre el bolsillo de los trabajadores y otros actores subalternos de la economía; a la par que la cúpula de la CGT se negó a construir la perspectiva de un paro nacional sobre la base de su mirada vandorista de “negociación”, rechazando de plano la confrontación con los enemigos de clase -En lo expresado en el punto anterior intervinieron gérmenes de poder popular que preservan los sindicatos que contienen una dinámica de base y las organizaciones sociales que dinamizan el proceso de una construcción social que incluye una proyección política. La CTA desde su nacimiento ha contemplado esa articulación. La Marcha Federal se construyó con la decisión de un núcleo de dirigentes, pero transversalmente con la base, realimentando cada lucha particular y sectorial con una mirada política más general, al calor de los conflictos que plantea la política de ajuste de los CEOs en el gobierno nacional y el seguidismo de los gobiernos provinciales que se disciplinan con la “caja”, reproducen el mismo ajuste –aprietes, cierres de cargos y programas sociales, descuentos salvajes antihuelga, clausura de paritarias- y no articulan una oposición real al macrismo. -La Marcha Federal, con eje en la clase trabajadora como sujeto, confluyó a su vez con otros procesos de lucha como la resistencia a los tarifazos y la conformación de multisectoriales, algunas de las cuales funcionaron en locales de la CTA. Se desarrolló un espacio denominado Articulación Popular que incluyó intereses no solo a la Central sino a pequeños y medianos empresarios, actores de la economía social, y que convoca a articular un frente con sectores de la agricultura familiar; la histórica lucha de los organismos de derechos humanos por Memoria, Verdad y Justicia; y que también mostró unidad con las organizaciones políticas que postulan programas antineoliberales y antiimperialistas -La capacidad de los multimedios de construir el consenso de la clase dominante en nuestro pueblo fagocitando un sentido común trastocado tiene límite en las construcciones de masas que son capaces de superar aquellos contornos. Las tapas de los principales diarios del país no pudieron negar la masividad del acto del 2-S. Eso si, evitaron graficar con fotos. No se olvidan que estamos en una batalla de ideas y la construcción de sentidos se disputa en cada milímetro de lo que se publica o lo que se censura -Todas estas aristas estuvieron presentes en el lúcido discurso de Hugo Yasky, donde además planteó la idea de patrimonio histórico de las luchas y citó algunos ejes para construir un programa que aglutine a todos los sectores afectados por la política de ajuste, entrega y represión del gobierno nacional, la complicidad de los gobiernos provinciales y las especulaciones de una oposición política hoy desarticulada como tal. Ese programa incluye la defensa de los recursos naturales soberanos (agua, petróleo, gas, pesca, otros) y deberá incorporar otros como la tierra, la biodiversidad, así como lo vinculado al transporte, las telecomunicaciones; y la discusión sobre la política parapolicial del gobierno que criminaliza la protesta social y busca entregar porciones de nuestro territorio al ejército norteamericano bajo el discurso de la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo internacional. -Con este escenario y estas perspectivas de construcción, el paro general coreado en la Plaza de Mayo por más de 200.000 trabajadores y expresiones del campo popular se constituye en estratégico y no solamente en lo reivindicativo. La dinámica de lucha, los debates y las piezas que mueva el macrismo, indicaran si ese paro debe ser con la CGT o si las dos CTA –cada vez más llamadas a unificarse- fuerzan el paro traccionando a sectores de aquella que no compartirían que el “triunvirato” se aferre al conservadurismo de negociar vaya a saber que con el gobierno, negando la confrontación y friccionando con sus propias bases. -Poco importa si el ajuste es brutal o gradual. Ninguna de las dos alternativas podría generar consenso con las amplias bases populares que perciben día a día el deterioro de sus condiciones de vida. En cambio, si puede abonarse el camino para saldar una deuda histórica: que la clase trabajadora y sus aliados sean centralidad de un proyecto político transformador y no simple punto de apoyo de quienes persisten en el vano intento de humanizar el capitalismo –hoy en su fase depredadora-, postergando indefinidamente la tarea de cambiar los cimientos de una sociedad de explotadores y explotados, que asume los recursos naturales como botín de su voracidad y pone en peligro la especie humana con las guerras, el saqueo y la profundización de una verdadera crisis civilizatoria. -Argentina no se rinde y sigue siendo clave continental para resistir la política imperial de golpes duros y blandos; guerras económicas y comunicacionales, con elecciones o sin ellas, que busca liquidar el proceso de cambios progresistas y radicalizados en América Latina que siguen planteando que el hombre y la mujer nuevos no sean el lobo de la humanidad, sino su amigo y hermano
Lo más visto
01
02
03
04
05
+ sobre el tema  
#Gremios
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa