Miércoles 29 de noviembre de 2017
  |  
Política
Los dichos de Carrió en la exclusiva cena de la cúpula de Cambiemos
La diputada nacional juntó a la mayoría de la plana mayor del oficialismo en una cena a beneficio de una fundación y dio su parecer sobre varios integrantes de la mesa chica del gobierno nacional. Macri no fue. Las presencias.
PeaAwadaVidalCarrioMoralesSolaNegri.jpg
Peña, Awada, Vidal, Carrió, Morales Solá y Negri en la cena de la diputada.
baches villaguay.jpg

L

os principales dirigentes de Cambiemos y de la mesa chica de Mauricio Macri pasaron este martes por la noche por la multitudinaria cena de recaudación del Instituto Hannah Arendt en el pabellón 6 del exclusivo complejo Costa Salguero de Capital Federal. La diputada nacional y líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, fue la anfitriona. "Yo no lo invité a Mauricio", dijo la líder de la Coalición Cívica sobre la ausencia del Presidente Macri cuando promediaba la noche. Quien sí estuvo unos minutos fue Juliana Awada, que conversó antes del comienzo de la cena con la anfitriona y la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, que también se fue temprano y no llegó al plato principal, según la crónica de Infobae. La presencia de Awada, Vidal, el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana; el secretario General de la presidencia, Fernando de Andreis; la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, referentes parlamentarios de Cambiemos como Emilio Monzó y Mario Negri, un gobernador como el mendocino Alfredo Cornejo e intendentes como el santafesino José Corral y decenas de funcionarios y diputados oficialistas como José Torello, Federico Salvai y Diego Santilli, desnuda no sólo el peso específico de Carrió en la alianza de gobierno, sino la necesidad de contención por parte de sus socios. Internamente, a "Lilita" la aprecian y le temen por igual. Si pueden, le retacean información. Como el rol de Daniel Angelici, de quien Macri le confió a su socia política que se ocupa solo de algunas de sus cuestiones personales. "He decidido no escribir el libro de mis memorias porque creo que voy presa. Pero lo voy a dejar para los 70, 80, si me toca. Igual algo escrito voy a dejar, algunos chismes jugosos, que más de un vivo puede morir", bromeó la diputada durante su discurso, en el que premió al periodista de La Nación, Joaquín Morales Solá, y a Negri, y que fue antecedido por la orquesta de Ángel Mahler, que dedicó el clásico del "Mago de Oz" a "los 44 tripulantes del ARA San Juan", en referencia al hecho que obligó a bajarle el tono al fervor de la velada. "La política es ingrata, sobretodo la sociedad a veces es ingrata con la política. No conmigo. A mí me matan y después me aman. Cuando me aman, duermo, y cuando me matan también duermo porque sino me acosan. Tenemos una relación fluctuante de amor y de reconocimientos. Después se enojan conmigo, estoy loca, dejo de estar loca, soy la más lúcida, la menos lúcida, la más gorda. Se dice de mí. Pero he tenido el reconocimiento y el respaldo de millones de argentinos aunque no me voten", siguió Carrió. Carrió volvió a la carga en el momento en que reconoció a Negri. "No hubo casos que yo haya habido de tal amistad política en la Cámara de Diputados. Yo prohibiría las internas y les pondría pena de muerte. Lo mismo es lo que tenemos con Horacio Rodríguez Larreta. Esa campaña ejemplar de amistad política, y con el presidente del comité de campaña, que era el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, rey de la noche, vicejefe de gobierno y correcto esposo nacional", exageró Carrió ya exaltada. Debajo del escenario, buena parte de la plana mayor del PRO ya se había rendido a su juego. Rodríguez Larreta había querido irse antes del inicio de su discurso, pero la diputada lo frenó en seco. Lo mismo Peña, que se fue hacia los apartados en los que la socia presidencial fumaba antes de dar su mensaje para saludarla, pero también le pidió quedarse con unas palmadas en el cuello que el jefe de Gabinete hubiera preferido evitar, registró Infobae. Carrió nunca nombró en su discurso a Peña. Tampoco a Vidal. Sí al jefe de Gobierno porteño. Los tres candidatos a la sucesión presidencial en el 2023 en caso de que Macri, como pareciera, acepte ir por la reelección en el 2019, y eventualmente consiga un triunfo. Las evidentes tensiones en la mesa chica del Presidente, que en los últimos días recrudecieron, sobrevolaron la cena, que contó con más de mil asistentes. Muchos de ellos pagaron $3.000 por el cubierto. "Si en la política no hay amistad no tiene sentido. Si no hay corazón abierto no hay sentido. Si la política no es generosa, te envenena el alma, si la política no es sincera, no le da sentido a la vida. Si la política no se da el gusto de decirle a los estúpidos "estúpidos", tampoco tiene sentido. El hambre cero yo tenía derecho a decirlo. ¿Saben cuál ha sido uno de nuestros grandes males como nación? La estupidez”, lanzó la diputada. Luego expresó que “están los malos, tipo (Néstor) Kirchner. ¡Aníbal (Fernández)!, que ya está ahí llegando, el único que me queda, ¡el único que me queda! Están los que no son ni buenos ni malos, son tipo amebas, que hay muchas. Después están los buenos con sus defectos, con sus virtudes, con su lenguaje diplomático. Cada uno sirve para estas cosas, pero la política tiene que servir para abrir el corazón y el conocimiento", machacó Carrió. Fue el prólogo para presentarlo a Negri, que resaltó el rol del interbloque de Cambiemos y se deshizo en elogios para la anfitriona. "'Lilita' cumplió un papel muy importante que Cambiemos se lo va a ir desplazando y va a ser el triunfo de ella. Fue el contrapoder en una república que se caía. Quizás a medida que pase el tiempo, tu silencio, que va a ser muy difícil lograrlo, va a ser porque dejaste de ser el contrapoder, pero volverán a brillar las instituciones, que es la república, la ley, la libertad", dijo el diputado radical. Carrió aprovechó la ocasión. "Lo que dijo es que me calle, ese es el sueño de todos", contestó entre risas, y recordó cuando le cobraron $6.000 por un cabrito, en medio de los tarifazos del año pasado, y le llevó la queja a Macri a Olivos, en una tensa reunión de la que también participó Ernesto Sanz cuando la coalición de gobierno todavía funcionaba como una sociedad de tres integrantes. "Fue mi gran pelea con los dos. Decir que Sanz no está más…", soltó la diputada, y dejó el micrófono. Abajo del escenario, Peña y Quintana reían por el comentario.
Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa