Martes 19 de agosto de 2003
  |  
Política
#
Redengas no ampliará sus conexions por falta de gas.
La distribuidora tiene un cupo de abastecimiento que no puede aumentar porque la firma transportadora dice que carece de la capacidad en infraestructura suficiente. A su vez, la producción tampoco ha crecido. Advierten que el sistema puede colapsa...

E

l notable crecimiento de la demanda de gas natural registrado en los últimos meses en la ciudad, y los graves problemas para obtener un aumento del abastecimiento acorde a ese incremento, ha puesto en aprietos a la distribuidora local, Redengas, que debió aplicar una serie de medidas tendientes a garantizar la prestación a los actuales usuarios. Así, desde el 1 de agosto, resolvió no autorizar nuevas extensiones de las redes en las zonas donde aún esperan el paso del servicio; suspender la factibilidad de suministro de gas para nuevas industrias o estaciones de Gas Natural Comprimido (GNC); y reservarse el derecho de analizar todo pedido de incremento de capacidad de consumo de clientes actuales. En tanto, todavía no hay restricciones para aquellas zonas donde la cañería pasa por los frentes de las casas. Para esos casos, la empresa sigue autorizando la conexiones de los clientes residenciales; aunque se aclara que es sólo “por el momento”, puesto que la decisión dependerá de cómo se plantee el panorama en los meses que vienen. En cambio, la distribuidora se reserva el derecho de brindar el servicio a los clientes comerciales, que tengan la red en el frente de su casa. PREVENCIÓN. Con estas medidas, la firma busca proteger el sistema actual y no agrandarlo, para preservar el servicio a los clientes. “Aunque parezca un contrasentido empresarial negar el servicio a la gente, no podemos seguir alegremente permitiendo conexiones porque sería una irresponsabilidad de nuestra parte si después se termina cayendo todo”, dijo Mario Luna, gerente de Redengas. Con tiempo, la distribuidora informó al Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) de las restricciones, que se enmarcan en el Reglamento del Servicio. “El reglamento nos obliga a que prestemos el servicio a los clientes y nos da el derecho a rehusar los pedidos que impliquen un mayor consumo si no está garantizado el suministro. Tal como ocurre en este caso”, afirmó el directivo. Más adelante, aclaró que todos los pedidos de habilitación de servicio que hayan sido presentados antes del 1 de agosto, serán autorizados siempre que reúnan las condiciones. POCA RENTABILIDAD. El problema, que sería común a casi todas las distribuidoras del país, consiste en que la firma local no puede incrementar el volumen de gas que viene recibiendo desde 1997, cuando se firmó el convenio de transporte. Paralelamente, los pedidos de ampliaciones y conexiones han crecido en este primer semestre casi un 100 % respecto del año pasado. Para explicar el tema, Luna empezó por el principio. Señaló que en la industria del gas participan tres sectores: los productores (que extraen e inyectan el gas en los gasoductos troncales), los transportistas (que operan y mantienen los gasoductos) y los distribuidores (que entregan el combustible al cliente final mediante las redes). Las dos últimas actividades están reguladas por el Enargas, mientras que la primera está libre de imposiciones. La falta de gas que sufre no sólo Redengas, sino la mayoría de las distribuidoras del país, se debe a que la producción del combustible ha caído significativamente a partir de 2001 y no se han hecho inversiones en los sistemas de transporte del gas. Es decir que mientras la demanda ha venido en ascenso, los sistemas de suministro han bajado o mantenido su rendimiento. Y Luna atribuyó esa paralización del sector a la caída de la rentabilidad, producto del nuevo panorama económico que se abrió después de la salida de la Convertibilidad y de la inmovilidad de las tarifas. SIN INVERSIONES. “Al caer la rentabilidad, el productor dejó de invertir tanto en el mantenimiento de los pozos como en la exploración de los nuevos. Eso hizo que la reserva de gas disminuyera y hoy se ha perdido capacidad de producción”. En cuanto al transporte, el sector se ha dedicado ha mantener lo que tiene; por lo tanto no aumentaron su capacidad de servicio. Según el gerente, el congelamiento de la tarifas produjo una gran brecha entre el costo del gas natural (GNC, residencial e industrial) y los combustibles alternativos —entre ellos el gas envasado— que, en su mayoría, sufrieron aumentos de más del 100 %. La diferencia de costos provocó una importante demanda de gas natural. Primero se dio en el requerimiento del residencial —con cifras que duplican los promedios de conexiones de otros años—, y luego en el GNC, que creció 10 veces, según los índices anteriores (ver aparte). Como contrapartida, el aumento de usuarios no resulta atractivo a las empresa, ya que requiere una inversión empresarial que lleva tiempo recuperar. Por eso, el gerente de la distribuidora local concluyó en que, “si no se revén las tarifas, no nos va a convenir tomar un cliente. Hoy, hacer una conexión, implica tomar un medidor que cuesta 40 dólares. Y para recuperar esos recursos se necesita que el cliente esté al menos cinco años conectado“. “El sistema puede colapsar” “Por un lado, tenemos un fuerte crecimiento de la demanda; y por el otro, cayó la posibilidad de abastecimiento. Esa combinación produce una faltante de gas”, dijo Mario Luna, gerente de Redengas, la distribuidora en Paraná. Y enseguida advirtió: “Si no se pone un freno (a estas dos variables), el sistema terminará colapsando”. Para Luna, el colapso del servicio se manifestará provocando problemas en el suministro en el corto plazo, y aseguró que en otras provincias han aparecido las primeras fallas, aunque no se ha dado mayor difusión al respecto. Así las cosas, opinó que la normalización del sistema se lograría con una recomposición tarifaria, que abarque los tres sectores involucrados en la industria, y con el establecimiento de una política nacional a largo plazo que destierre la incertidumbre que existe al momento de hacer inversiones. Estimó que de producirse una suba de tarifas, debería recaer principalmente sobre el GNC y el industrial, ya que el residencial es el más caro y por lo tanto subsidia a los dos primeros. La falta de incentivos en la industria está dada por la diferencia de cotización del gas natural en el mercado interno con el internacional. Al respecto, Luna indicó que el precio argentino es tres veces más barato (expresado en dólares) que el segundo país con bajos costos. Hay que pasar el invierno Redengas mantiene un contrato de compra con el productor (Repsol-YPF), que establece un volumen diario de provisión; y un contrato de transporte con TGN (Transportadora de Gas del Norte) que también fija la cantidad de gas que deberá alcanzar por día a la distribuidora. Este último acuerdo data de 1997. Desde entonces, la empresa no ha podido incrementar la capacidad de transporte, pese a que ha elevado hace más de un año y medio el pedido al Enargas. En realidad, Mario Luna, gerente de Redengas, entiende que el transportista se niega a ampliar el contrato porque “no le dan los números” para realizar las obras de infraestructuras necesarias en el gasoducto. A su vez, el directivo señaló que la empresa no podría comprar más gas (si hubiere) porque no tiene capacidad de transporte. De todas formas, responsabilizó al Enargas por permitir la exportación de gas mientras descuida el mercado interno. El problema no es nuevo, y pasar el invierno es el desafío. El directivo señaló que, desde hace un par de años, la provisión del servicio se ha ido agravando. Pero la situación empeoró especialmente este año, aunque la empresa ha podido hasta ahora resolver los problemas afrontando costos que triplicaron sus valores. “Ahora, no sé cómo va a pasar el próximo invierno si no se toman medidas rápidas”, concluyó. Pedido de los vecinos Hay barrios de la ciudad que reclaman el paso del gas natural. Uno de ellos es el Santa Lucía, cuyos vecinos recibieron la negativa de la distribuidora ante el pedido de extensión de la red hasta la zona. Tras escuchar los argumentos de la firma, los habitantes recurrieron la última semana al área de Energía de la provincia, a cargo de Orlando Chiardola, quien les habría respondido que esa dependencia no podía intervenir en el asunto. Le dejaron una nota al funcionario y luego dialogaron con el diputado provincial Santiago Reggiardo, que estaría elaborando un proyecto sobre el tema. “Los vecinos de los barrios estamos totalmente discriminados porque por más que el gas pase por la esquina, no nos podemos conectar porque Redengas dice que no tiene factibilidad de obra”, dijo Alicia Glauser, presidenta de la vecinal del barrio Santa Lucía. Pero el pedido no sería sólo de la gente de esta zona, ya que según informó el gerente de Redengas, la firma habría recibido “cientos de solicitudes”. Números de la demanda • GNC: El consumo aumentó un 30 % en Paraná. Antes de la devaluación, la tasa de crecimiento anual no superaba el 3 %. • Industrial: El consumo subió un 40 %, en el primer semestre del año. El año pasado se mantuvo, y hubo momentos en que tendía a disminuir. • Residencial: Si bien el consumo promedio no se incrementó, la incorporación de clientes al sistema se aceleró y prácticamente duplicó la tasa de crecimiento anual: en 2001 se sumaron unos 1.200 clientes (un 4 %); en 2002, unos 1.400 usuarios (un 6%); y en el primer semestre de este año, ya se alcanzó el 6 %. “En los primeros seis meses conectamos la gente que preveíamos íbamos a conectar durante todo el año”, explicó Mario Luna, gerente de Redengas. Es que los usuarios de gas natural pagan al año ocho veces menos que los que usan gas envasado. En Paraná, por ejemplo, un usuario tiene un consumo medio de 800 metros cúbicos en forma anual, lo que en dinero significa un gasto de 200 pesos. Eso equivale al costo de 16 tubos de 45 kilogramos, a un costo de 100 pesos cada uno. El dato 28.000 CONEXIONES Esa es la cantidad de usuarios de gas natural en Paraná (equivale a un 40 % de los hogares). Unos 27.000 son residenciales (casas de familia); el resto corresponde a comercios e industrias. El grueso del consumo en la ciudad es el familiar, y queda evidenciado en que el volumen de consumo crece tres veces en invierno. Fuente:El diario
Lo más visto
01
02
03
04
05
+ sobre el tema  
#
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa