Domingo 19 de septiembre de 2004
  |  
Política
Ya se anotó Roggio en la segunda licitación de Edeersa
El grupo cordobés Benito Roggio e Hijos ya se anotó en la grilla de interesados en quedarse con el 51 % de las acciones clase A de la Empresa Distribuidora de Electricidad de Entre Ríos SA (Edeersa), que el Gobierno espera transferir a un nuevo op...

L

a reprivatización de la mayoría accionaria de la principal distribuidora eléctrica provincial —tiene el 70 % del mercado y factura $ 110 millones al año— se inició el 30 de julio último, cuando se abrió el proceso licitatorio con la puesta a la venta de los pliegos, instancia que se extenderá hasta el 25 de octubre próximo.

La reprivatización implica poner a la venta la mayoría accionaria de una empresa que carga sobre sus espaldas con un pasivo cercano a los 90 millones de dólares, en manos del fondo buitre Ashmore. Esa deuda defaulteada —ya vencida— fue adquirida casi en su totalidad por Ashmore, un fondo de inversión que se lanzó a la compra de deudas en dólares no canceladas de empresas privatizadas, pagando entre el 18 y el 70 % de su valor nominal.

En la pulseada por quedarse con el negocio eléctrico entrerriano ya hay varios pesos pesados. El primero en comprar pliegos fue el fondo de inversión Dolphin, que conduce Marcelo Mindlin, cuyo antecedente más cercano es haberse quedado con la mayoría accionaria de la mayor transportadora eléctrica nacional, Transener, de donde desplazó del principal puesto de conducción a la brasileña Petrobras.

El segundo pretendiente de Edeersa es José Cartellone SA, una empresa constructora mendocina cuyo mayor logro empresarial fue participar de la construcción de la represa hidroeléctrica Pedra del Aguila, pero que además incursionó en el negocio eléctrico en el norte del país. El tercer pliego vendido fue a las manos de la distribuidora Emdersa (que actúa en San Luis, La Rioja y Salta), que se presentó con el nombre de GPU; el cuarto pliego lo compró Roggio y hay un quinto pliego vendido ya, adquirido por un grupo de abogados, respecto de lo cual todavía no han trascendido detalles.

No es la primera vez que Benito Roggio e Hijos, el consorcio cordobés que preside Aldo Roggio, muestra interés en Edeersa. Ya lo había hecho en 2003, durante la gobernación del radical Sergio Montiel, y tras conocerse la decisión de que el consorcio norteamericano PSEG había abandonado sus activos en Entre Ríos. PSEG, que había pagado 200 millones por quedarse con la distribuidora, se fue del país disconforme con los adversos resultados operativos que le significó la pesificación y el congelamiento de las tarifas de los servicios. Entonces, las pretensiones de Roggio chocaron con la resolución que finalmente tomó la gestión Montiel: le quitó la concesión de Edeersa a PSEG e inventó Coensa, una figura legal por la cual se pensó estatizar el servicio eléctrico. Pero la medida no prosperó: la Justicia le torció el brazo, y restituyó el manejo de la empresa a los operadores privados.

Aunque los cordobeses no son unos recién llegados a Entre Ríos: ya participaron en la construcción de los hospitales de Concordia, Concepción del Uruguay y Feliciano, que licitó el gobernador Jorge Busti en su segunda gestión, y además participaron, asociados con Impregilo, Techint e Iglys, en la construcción del complejo Rosario-Victoria. Es que la base de proyección al mundo de los negocios ha sido siempre la construcción, y así por ejemplo en Córdoba son los responsables de haber levantado el edificio del Jockey Club, la Terminal de Ómnibus, el Mercado de Abasto, cuatro hospitales y el Estado Córdoba. Fundado hace 96 años, con el tiempo el consorcio se diversificó y entró a operar en distintas áreas, como el servicio de transporte y recolección de residuos, las concesiones viales y la informática. Según los últimos datos del mercado, en 2004 Roggio facturará 600 millones de pesos y cuenta con 7.000 empleados. Ahora, Roggio piensa llegar también al negocio eléctrico, y por eso por segunda vez va por la distribuidora Edeersa.

Luz y Fuerza se apartó (Fatlyf) declinó esta vez de participar del proceso de licitación de Edeersa. El titular del Sindicato de Luz y Fuerza de Entre Ríos, Sergio Menéndez, dijo que Fatlyf adoptó esa postura en disconformidad con la decisión del Gobierno entrerriano de haber “legitimado” la deuda de casi 90 millones de dólares tomada por PSEG con un consorcio de bancos, y que hoy está en su casi totalidad en poder del fondo buitre Ashmore.

Como consorcio empresario, Luz y Fuerza tiene basta experiencia en la operación de servicios eléctricos, y asociada con distintas compañías participa también en el negocio de la generación y la transmisión.

Aunque su apuesta más fuerte en Entre Ríos es a partir de Gas Nea, donde tiene mayoría accionaria. Aunque en estos momentos las relaciones con el Gobierno están prácticamente cortadas a partir de la decisión de la empresa de rescindir el convenio firmado a mediados de año para la extensión de la red de gas natural en la provincia. Fuente: El Diario

Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa