Domingo 24 de octubre de 2004
  |  
Política
La madre de Fernanda plantea sus dudas sobre el caso y reclama solidaridad
En San Benito ya casi nadie habla de la pequeña. Para algunos, este caso marcó un antes y un después en la forma de pensar de la gente. María Inés Cabrol cuestiona “la poca solidaridad y adhesión” de sus vecinos en las marchas...

C

asi no hay carteles, aunque la ausencia sigue siendo una espina atravesada en la garganta y un dolor que estruja el alma de una familia, que todavía espera. Tres meses sin Fernanda Aguirre, la pequeña secuestrada el 25 de julio en San Benito.

Caminar por las calles de este pequeño poblado provoca desasosiego, una sensación difícil de explicar pero que se respira no bien se cruza el puente que marca el límite con Paraná.

Se nota una suerte de resignación. En tan sólo 90 días, ya casi no se habla del caso, aunque siguen las mismas dudas que antes. La campiña palpita a un ritmo que exaspera a los foráneos. Hay silencio y quietud, que para María Inés Cabrol, madre de la pequeña secuestrada, se debe “a la falta de solidaridad y a que no todos pueden comprender el dolor” que ella siente por la no aparición de Fernanda.

No fue por culpa del viento ni la lluvia de antenoche, que ya no existan, en las principales calles de la ciudad, los carteles pidiendo, exigiendo y reclamando por la aparición de Fernanda.

En la casa de los Aguirre, en calle Yrigoyen al 1.200, las pancartas fueron reemplazadas por pintadas en aerosol en color rojo y negro, que cubren todo el frente de la vivienda. La iniciativa surgió de la propia hermana, María, quien le hace saber a Fernanda que sin ella no puede vivir. Debajo de esa frase, familiares y amigos de la pequeña no sólo expresan su dolor sino también ruegan por su liberación. “Fer: Tu familia te espera unida”, dice uno de los tantos graffitis.

Además de esas pintadas, en unas pocas casas de la avenida principal siguen colgadas de las ventanas unas banderas o pañuelos blancos, símbolo que surgió tras el secuestro del joven de San Isidro, Buenos Aires.

María Inés plantea sus dudas sobre la investigación y más aún con los infructuosos rastrillajes que se han realizado no sólo en San Benito sino también en otras provincias, pero prefiere no responsabilizar a nadie.

En la charla con EL DIARIO, la mujer no sólo confesó que no puede decir lo que sabe, sino que ella misma pidió a sus abogados que no le digan “todo” para no sentirse atormentada y para evitar entorpecer la investigación. “No sé para qué lado salir disparando. Hay muchas cosas que no cierran y no entiendo cómo todavía no le pudieron sacar palabra a la mujer de Miguel Ángel Lencina (Mirta Cháves). Ella debe saber dónde está mi hija, que hicieron con ella o quienes la tienen”.

“Tengo tantas cosas en mi cabeza, pero no me voy a dejar caer hasta que la nena no aparezca. Todo es incertidumbre y yo ya no sé dónde buscarla, por eso le pido a Dios que me dé fuerzas para seguir y encontrar a Fernanda, no tengo rencor hacia nadie, sólo pido a quienes la tienen que la liberen”, ruega María Inés.

El mismo llamado hizo para la familia del suicidado Lencina. “La familia de él debe saber dónde está mi hija, pero no lo dicen. Tengo muchas dudas y pienso que el chico de 14 años, el sobrino de Lencina que declaró, está mintiendo porque él dice que vinieron (a San Benito) en colectivo. Para mí, él miente, porque Fernanda es una nena que pesa entre 50 ó 51 kilos y no se la pueden llevar alzada. De acá la sacaron en un auto”.

Para la mamá de Fernanda, su pueblo ya no es el mismo y la gente tampoco. El secuestro de su hija —según ella misma dice— dejó al descubierto muchas cosas, principalmente la “insolidaridad” de los vecinos. “Son pocos los vecinos que siguen con nosotros en las caravanas y marchas. Le pido a todo el pueblo que nos acompañe y reclame por Justicia. Hoy me tocó a mí, pero les puede pasar a ellos, no pueden seguir como si no hubiese pasado nada. Para mí no es el mismo pueblo y cuando aparezca Fernanda no quiero vivir más acá, nos vamos a mudar a otro lado, porque parece que todos se olvidaron de lo que pasó”.

El llamado de María Inés es para que no sólo los sanbenitenses adhieran a las marchas y caravanas que se organizan para pedir por Fernanda, sino también para los paranaenses. La próxima convocatoria es el 25 de octubre, ese día, cuando se cumplan tres meses del secuestro extorsivo de la pequeña, los compañeros de la escuela San Benito Abad partirán a las 15 desde la Iglesia y recorrerán las principales calles del pueblo.

Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa