Sábado 06 de noviembre de 2004
  |  
Política
El delito rural está a sus anchas en la provincia
El peligro acecha en los campos. Si bien en los últimos meses han disminuido los hechos delictivos, la inseguridad rural todavía no da tregua a los productores, y hasta adquiere nuevas modalidades. A pesar de los esfuerzos de las fuerzas de seguri...

E

n Entre Ríos el delito rural hace estragos, especialmente bajo la forma del abigeato. Desde el paisano de Basavilbaso que hace un mes mató una vaca de media tonelada, preñada, con 40 puñaladas y se llevó 8 kilos en la mochila; hasta el vecino de Gualeguaychú que la semana última acabó con una vaquilla de pedigree valuada en 7000 pesos, inseminada con un toro canadiense, para llevarse sólo medio cuarto, las faenas clandestinas causan pena entre los ganaderos de esta provincia.

Los productores entrerrianos diferencian el "hurto famélico" de los robos organizados.

Las últimas denuncias importantes en materia de abigeato este año fueron registradas en los departamentos mediterráneos de Nogoyá, por 278 vacunos, y San Salvador, por 315 cabezas. "En ambos casos los delitos fueron esclarecidos, eran defraudaciones: uno le estaba robando a los socios y otro al banco, que tenía hipotecada la hacienda", dijo a LA NACION el comisario principal Amir Antonio Mathey Doret, coordinador general de la Secretaría de Prevención y Represión del Abigeato.

El funcionario afirmó que el robo de hacienda disminuyó este año, y coincidió con él Alfredo De Angelis, director de la Federación Agraria Argentina, aunque el productor apuntó que el delito se extendió a otros bienes. "A lo mejor te dejan la oveja, pero te llevan la batería del tractor, el motorcito; anda mucha gente extraña y se hace difícil la prevención. De noche se ven las luces, nuestros tractoristas creen que hay grupos que andan en la caza de ciervos o jabalíes, provistos de celulares y todo, y seguramente por ahí cae un ternero", indicó.

El número de denuncias en la policía entrerriana no se compadece con el problema real. En casi todos los 15 encuentros que realizaron los ganaderos de esta provincia en los últimos 3 meses, en talleres organizados por la Fundación Contra la Fiebre Aftosa -Fucofa-, el robo de hacienda y las carneadas fueron anotados en el orden de los problemas irresueltos, y sin embargo la policía registró un promedio de sólo 10 denuncias mensuales.

Pocas denuncias

"En el departamento Islas tenemos una sola denuncia por carneada de marzo a esta fecha", dijo Mathey Doret. Sin embargo, en el taller de ganadería realizado en Ceibas, en ese mismo departamento, los productores apuntaron contra el abigeato: "Faltan medios y presencia policial, por bajo número de personal para un departamento muy extenso. Falta seguridad", escribieron en las conclusiones y en el casillero de las soluciones propusieron: "Dotar a la policía de presupuesto adecuado y vehículos adecuados para el control en Islas".

La diferencia entre la baja cantidad de denuncias y la permanencia del problema, aunque acotado, fue reconocida por el propio Mathey Doret que admitió que, por diversos motivos, algunos productores no denuncian, pero estimó que eso podría revertirse ahora que la legislación nacional impide la excarcelación en casos de robo en flagrancia. De hecho, la departamental Nogoyá, en el centro de la provincia, tenía en estos días 5 detenidos por abigeato. "Muchos productores no denuncian porque es difícil comprobar el robo, la carne desaparece fácil y no es simple encontrar al ladrón con las manos en la masa, mientras que el denunciante tiene que hacer tantos trámites que a veces termina acobardado", reconoció De Angelis.

Los ganaderos de Chajarí pidieron "leyes más duras y sanción efectiva" contra el robo de ganado. En San Salvador, aseguraron que el abigeato "hizo desaparecer los pequeños productores de los alrededores de los pueblos y ciudades, impidiendo la inversión frente al riesgo" y por eso reclamaron mayor control y la creación de comisarías asentadas en el campo. La policía entrerriana prepara operativos especiales con motivo de las fiestas de fin de año que, según las estadísticas, motivan un crecimiento de las carneadas de ovejas y terneros, cuando no algún cerdo.

Por Daniel Tirso Fiorotto (Corresponsal de La Nación)

Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa