Sábado 09 de abril de 2005
  |  
Política
#
PARANÁ: RECLAMAN POR LA POSIBLE DESAPARICIÓN DE UN CADÁVER DEL CEMENTERIO
Iniciaron una investigación para determinar si desaparecieron elementos de valor en el cementerio de Paraná. Involucran al personal del lugar, pero los trabajadores se defienden de las acusaciones por robo.

E

l cementerio local estaba más concurrido que lo habitual puesto que una nutrida asamblea, realizada en el sector de los hornos crematorios, tendía a acercar posiciones encontradas en relación a irregularidades en el funcionamiento del lugar. Información extraoficial daba cuenta de que en los últimos días habría desaparecido un cadáver. Si bien el hecho no fue reconocido oficialmente, se pudo establecer que el rumor tuvo mucha fuerza, y que hubo quienes, sin atreverse a dar su identidad, afirmaron que “esto no es nuevo ya que se viene practicando desde hace mucho tiempo”.

En la asamblea, incluso, se habló de realizar una denuncia en el fuero penal para aclarar éste y otros hechos. Específicamente el conflicto saltó a la luz por las acusaciones realizadas por una persona que ocupa un cargo administrativo en la necrópolis local que involucraba al personal en las diversas irregularidades que se estarían cometiendo desde hace bastante tiempo. Ante esta situación los trabajadores solicitaron una audiencia con el intendente comunal, Julio Rodolfo Solanas para pedir garantías, ya que ellos están decididos “a ir hasta el hueso” para aclarar la situación.

Las acusaciones tendrían que ver con el robo de elementos que luego son vendidos en el mercado negro y que significarían importantes sumas de dinero. Además se reconoció que el negocio significa el incremento de ingresos en hasta 2.500 pesos mensuales para quienes llevan a cabo los delitos. Incluso se comentó que una empleada del lugar llevó una bolsa con piezas dentales al despacho de un encumbrado funcionario municipal y le espetó “vos estás al tanto de esto”. El kilogramo de dientes se paga, en el mercado negro, 600 pesos. En torno a tales sospechas, se recogió el testimonio del secretario general de Sindicato Único de Obreros y Empleados Municipales, Hugo Vázquez, y del nuevo director del Cementerio, Rubén Retamar.

Vázquez manifestó que “a pedido del personal del cementerio y ante tantas acusaciones y versiones periodísticas, que son de público conocimiento, se le solicitó al intendente darle un corte definitivo a este conflicto”. En relación a las medidas adoptadas desde el Ejecutivo el gremialista opinó: “El intendente decidió cambiar el director, pero los trabajadores piensan que esto no es suficiente, sino que hay que cambiar a los jefes que están en la parte administrativa y que estuvieron en su momento a cargo de ese tema”. Los trabajadores pretenden tener la garantías necesarias para seguir hasta lo último en la denuncia que hacen sobre la responsabilidad que le cabe a una persona que, como dijo un empleado del cementerio en la asamblea, “pasan las distintas gestiones y esta mujer sigue en el cargo”.

En la asamblea, también se denunció que en las últimas noches se registró el ingreso de una camioneta por la parte posterior del cementerio, en la cual se habrían cargado una gran cantidad de candelabros y otras bolsas con objetos extraídos del interior del algunos panteones”. Por su parte el nuevo director del cementerio comentó: “Tomé el compromiso de recepcionar todos los expedientes para que esta documentación salga en tiempo y forma para que este conflicto no persista”.

Al ser consultado acerca de si estaba al tanto de la desaparición de un cadáver manifestó: “Lo que sé es que se ha iniciado un sumario administrativo en el que se llevará adelante y con premura las investigaciones pertinentes. Además he ordenado un inventario para tener un control de los elementos del cementerio y empezar todo a fojas cero”. En este sentido, dijo que “hasta que no se conozcan los resultados del inventario y del sumario administrativo no voy a hacer ninguna conjetura al respecto”.

Ambos coincidieron al señalar a este medio que se torna ahora importante revalorizar la labor que desempeñan los empleados del cementerio, ya que o está muy cuestionado por estas denuncias o no se tienen en cuenta las condiciones en que desarrolla su labor. Por tal razón, ambos también avalaron el sumario interno para deslindar responsabilidades.

El conflicto que estalló por una serie de acusaciones cruzadas entre una persona de la administración y el personal del cementerio puso en el tapete un negocio conocido por muchos, pero del que no se habla.

Los ingresos que genera el comercio ilegal de lápidas de mármol, piezas de metal, piezas del cuerpo humano y los favores por la colocación de una lápida o el traslado de un féretro estimulan estas prácticas. Uno pudo averiguar que una lápida, que vale 600 pesos, se puede conseguir por la mitad y que hay panteones que funcionan como depósitos de estos elementos.

Ante esta situación, tanto Vázquez como Retamar, coincidieron en marcar que la investigación debe llegar al fondo para “transmitirle a la sociedad que su seres queridos descansan en paz”. Existe la versión en la necrópolis de que las piezas dentales, que supuestamente son extraídas de los cadáveres, van a parar a los talleres de algunos mecánicos dentales y que formarían parte de un aceitado sistema añejo de robos.

Lo más visto
01
02
03
04
05
+ sobre el tema  
#
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa