Jueves 10 de febrero de 2005
  |  
Política
#
Hay muertos y evadidos en el sangriento motín de cárcel cordobesa
Nueve muertos, al menos una treintena heridos --algunos de gravedad-- es el saldo provisorio del violento motín protagonizado este jueves por los presos de la cárcel de la capital cordobesa, quienes mantienen a 25 rehenes entre los que se cuenta e...

C

ientos de presos tomaron la sala de armas del penal y se apoderaron de armas de grueso calibre, entre ellas fusiles FAL, quince pistolas 9 milímetros, trece fusiles MK3 de repetición, entre otras.

Las muertes se produjeron alrededor de las 19,30 cuando un grupo de reclusos intentó fugar del penal en medio de la confusión a bordo de un camión del servicio penitenciario, pero fueron sorpendidos y abatidos con una ráfaga policial, según trascendió.

Además, uno de los guardiacárceles heridos durante el motín murió mientras era asistido en un hospital, mientras que otros dos permanecen internados en estado de gravedad.

También murió un policía identificado como Roberto Cogote, quien había sido trasladado herido al hospital de Urgencias.

En tanto, pudo saberse que en los centros asistenciales fueron atendidas más de treinta personas heridas, entre ellos nueve policías, tres de los cuales de suma gravedad.

Uno de ellos habría recibido un disparo de bala en la cabeza de armas policiales que reprimieron cuando algunos de sus pares se encontraban como rehenes.

Entre los funcionarios penitenciarios tomados como rehenes se contó el director del penal, Emilio Corso, aunque su integridad física no fue puesta en riesgo, según informaron fuentes de la policía cordobesa.

Durante las primeras hora de la revuelta, al menos, dos guardiacárceles y dos policías sufrieron heridas.

Los dos policías -uno de ellos es una mujer embarazada- fueron trasladados al Hospital de Urgencias, de donde fueron dados de alta pocos después.

En tanto, uno de los funcionarios penitenciarios -que minutos antes había sido golpeado y amenazado por los presos- fue visto en los techos ensangrentado, sin pantalones, y con una herida en la sien, que era vendada por los propios reclusos.

A su vez, en el inicio de las negociaciones, pasadas las 18:30, los reclusos liberaron a una mujer -familiar de uno de los presos-, que había quedado dentro del penal cuando se desató el motín y que fue brevemente atendida en una de las ambulancias ubicada en el perímetro del penal.

Cerca de las 19:30, en tanto, el fiscal general de la provincia, Gustavo Vidal Lazcano, advirtió en declaraciones periodísticas que la situación era "complicada", pero "tendía a mejorar".

El amotinamiento, que comenzó alrededor de las 16:00 en la cárcel del barrio San Martín, fue iniciado por los reclusos de los pabellones 2 y 3.

Los presos tenían en su poder palos y "facas" confeccionadas en la cárcel, pero también portaban armas de fuego automáticas que presuntamente les quitaron a los guardiacárceles.

Entre los reclamos de los presos figuraba el de un mejor trato por parte del personal penitenciario, aunque el principal conflicto giró en torno a una reforma del sistema de visitas que había sido anunciada por las autoridades penales.

De acuerdo con lo que pudo observarse desde el exterior del penal, los reclusos amotinados tomaron como rehenes, por lo menos, a cuatro guardiacárceles y al director del penal.

Asimismo, como parte de su protesta, los presos quemaron objetos dentro de los calabozos, por lo que desde las calles que rodean el penal pudieron observarse llamas y humo.

Una vez que la noticia del motín trascendió, personal de la policía provincial rodeó inmediatamente el perímetro del penal, para evitar eventuales fugas, mientras que un helicóptero de la fuerza comenzó a sobrevolar la zona.

Uno de los momentos de mayor tensión se vivió alrededor de las 17:00, cuando los presos salieron a los techos del penal con cuatro guardiacárceles y amenazaron con lanzarlos al vacío si no se hacía presente inmediatamente un representante del Poder Judicial con quien negociar sus reclamos.

Cubriendo sus rostros con capuchas y con palos y armas de fabricación casera, los presos tomaron a uno de sus rehenes por el cuello, lo acercaron a la cornisa de la sede penitenciaria y dieron a conocer sus exigencias.

De hecho, pasadas las 18:30, el Servicio Penitenciario cordobés informó que los fiscales Gustavo Vidal Lazcano, Javier Praddaude, Carlos Matheu y Alejandro Weiss ya habían tomado el caso en sus manos y los últimos tres encabezaban las negociaciones dentro de la cárcel.

Según se informó, junto con los funcionarios judiciales ingresaron a la cárcel tres familiares de los detenidos, con la intención de acelerar las tratativas.

Para ese entonces, de acuerdo con la información del Servicio Penitenciario, ya se había "controlado" la situación en el "perímetro externo del predio carcelario".

En cambio, dentro del penal la situación era aún altamente conflictiva y los presos se paseaban por los techos y arrojaban objetos contra los policías que montaban guardia alrededor del edificio.

La revuelta carcelaria se inició durante el turno de visitas vespertinas, por lo que se desarrolló ante la mirada expectante de unos cincuenta familiares de los reclusos que aguardaban en la calle.

La cárcel, una de las más antiguas de la provincia mediterránea y la única que se halla dentro de la capital, alberga en la actualidad a unos 1.800 reclusos.

Lo más visto
01
02
03
04
05
+ sobre el tema  
#
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa