Domingo 18 de diciembre de 2005
  |  
Política
#
Cada vez más alumnos repiten en el secundario
Como un signo preocupante del deterioro de la educación, en los últimos cuatro años aumentó significativamente la cantidad de alumnos que repite en los colegios secundarios porteños.

U

nos 13.500 adolescentes fracasaron el año último en la escuela y fueron reprobados en marzo, lo que representa el 13% de los alumnos de los colegios secundarios estatales. Incluso, en primero y segundo años –las etapas más críticas– el porcentaje de repetidores es mayor: 15,5 y 18,1%, respectivamente.

En la enseñanza privada porteña, en tanto, los índices son menores, y el más alto se da en primer año, con el 3,9 por ciento de alumnos que repiten.

A pesar de tratarse del distrito que históricamente obtiene los mejores resultados en los operativos de evaluación en todo el país, la proporción de alumnos de escuelas estatales que repiten viene ascendiendo sistemáticamente desde 2001: creció de 10,9% a 13 por ciento.

En tanto, en la provincia de Buenos Aires, 34.570 alumnos que cursan el polimodal en escuelas estatales repitieron en 2004, es decir, el 9,17 por ciento. Y casi uno de cada tres chicos –32 por ciento– se lleva por lo menos tres materias a examen al concluir el año.

Así, la causa más visible e inmediata del fracaso escolar es la cantidad de asignaturas que los alumnos no aprueban durante el ciclo lectivo y deben rendir entre febrero y marzo.

Las impactantes cifras muestran que en las escuelas porteñas los cursos que presentan más dificultades son los dos primeros años del secundario, con matemática a la cabeza: el 32,61% se la llevó a marzo el año pasado, seguida por geografía y lengua, con el 24 por ciento.

El panorama reúne estadísticas oficiales de los dos principales distritos educacionales del país que indican un paulatino agravamiento del fracaso escolar en los últimos años.

A esto hay que sumar que este año las dos terceras partes de las jurisdicciones del país no pudieron garantizar los 180 días mínimos de clases exigidos por ley. Y anteayer el gobernador bonaerense, Felipe Solá, planteó un escenario incierto al decir que "la reforma educativa de los años 90 está agotada y debe ser cambiada"

El nivel más crítico

"El secundario es uno de los niveles más críticos del sistema porque su estructura responde a una escuela media de principios del siglo pasado, que tenía como objetivo formar a una minoría dirigente y donde no existía la noción de adolescencia", dijo la doctora Silvina Gvirtz, directora de la Escuela de Educación de la Universidad de San Andrés.

También para Graciela Frigerio, pedagoga y directora del Centro de Estudios Multidisciplinarios, la escuela media "es el mayor desafío que tienen hoy los adultos responsables y es donde hay más dificultades para encontrar una respuesta". Señaló que las estadísticas muestran una magnitud del problema que "excede pensar cuestiones singulares y hace que sea un problema del sistema educativo y no solamente del chico o la familia".

Sin embargo, los especialistas coinciden en que el problema no se puede reducir a una única causa. Si los chicos se llevan materias porque no estudian, según explicaron, se estaría frente a una desvalorización de la escuela media y, por lo tanto, daría lo mismo estudiar que no hacerlo. También destacaron la falta de percepción de los jóvenes acerca del trabajo y el esfuerzo cotidiano que implica estudiar.

Dijo la rectora del Instituto Libre de Segunda Enseñanza (ILSE), Vilma Saldumbide: "El rendimiento de los alumnos depende de muchas variables, algunas internas al sistema y otras externas". Y destacó: "Mientras que antes llevarse cuatro o cinco materias era grave, hoy es lo más normal. Forma parte de este facilismo de que todo es igual".

En las escuelas bonaerenses, el 42,6% de los estudiantes del polimodal no aprobó matemática durante el ciclo lectivo de 2004 y el 35,6% reprobó historia. En lengua y literatura hubo un 33,5% de reprobados.

Ante los altos porcentajes de chicos que repiten y que se llevan muchas materias a marzo, el gobierno porteño, presentó anteayer el programa de escuelas de verano, destinado a dar clases de apoyo a los alumnos de escuelas públicas que deben rendir hasta cinco en el próximo turno de exámenes. "Se viene incrementando el número de chicos que repiten, aunque antes un chico repetía y no volvía a la escuela y ahora sí regresa", señaló Flavia Terigi, subsecretaria de Educación de la ciudad, al intentar explicar el crecimiento de ese preocupante índice.

El programa estipula ayuda para matemática, lengua, historia, geografía, biología, que son las materias con más alto índice de reprobados. A estas se sumarán cursos para dibujo técnico y física, que son específicas de las escuelas técnicas.

Los vacíos y el fracaso

"La escuela de hoy tiene que tener capacidad compensadora, porque si el alumno tiene vacíos, es decir, una preparación insuficiente, va a fracasar en los niveles siguientes. Las escuelas de verano son, en ese sentido, una herramienta compensadora", consideró Alfredo van Gelderen, miembro de la Academia Nacional de Educación.

Dijo María Julia Franco, profesora de castellano: "El estudio no es un valor para los chicos, y este año se están llevando muchas materias a marzo en forma directa porque entre los tres trimestres del año tienen menos de 4 de promedio". Por lo general, cuando se le pregunta a un alumno que se llevó varias materias cuál fue el motivo responde, simplemente, que no estudió .

"Se está naturalizando el repetir, lo cual es un fenómeno muy complejo y conflictivo", estimó Graciela Uequin, directora de la Escuela Técnica Nº 6 Fernando Fader, de Flores. Y destacó que actualmente los hábitos de socialización de los adolescentes colisionan con los hábitos que la escuela le pide a los alumnos, por lo cual habría que lograr un punto de encuentro.

Algo que también habría que revisar, según los especialistas consultados, es la noción de que se estudia sólo para tener trabajo. Porque incluso, ante situaciones de desempleo, los jóvenes llegan a la falsa conclusión de que el estudio no sirve para nada. Por eso señalan que hay que hacerles ver a los chicos que el estudio también puede ser una actividad placentera, que permite buscar preguntas y respuestas que ayuden a mejorar la calidad de vida de las personas en general. (La Nación)

Lo más visto
01
02
03
04
05
+ sobre el tema  
#
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa