Martes 21 de marzo de 2006
  |  
Política
#
HOMENAJEAN A MAS DE CIEN RELIGIOSOS VICTIMAS DE LA DICTADURA
Más de un centenar de religiosos de todos los credos que fueron víctimas del terrorismo de Estado fueron homenajeados hoy por los gobiernos nacional y porteño en un emotivo acto en la plaza San Martín, encabezado por el canciller Jorge Taiana y de...

E

n vísperas de cumplirse 30 años del golpe militar, el gobierno nacional -a través de las secretarías de Culto y de Derechos Humanos- y el Ejecutivo porteño dispusieron la colocación de una placa de mármol en la plaza que recuerda a los religiosos.

Los obispos Enrique Angelelli y Carlos Ponce de León, el padre Carlos Mujica, las monjas francesas Alice Dumon y Leóni Duquet, y los tres sacerdotes y dos seminaristas palotinos masacrados en San Patricio están entre el centenar de curas y laicos católicos, metodistas, luteranos y evangélicos homenajeados hoy.

También están incluidos numerosos representantes de la comunidad judía y testigos de Jehova, que fueron víctimas de la dictadura militar.

Del acto también participaron los secretarios de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde, y de Culto, Guillermo Oliveri; así como representantes de todos los credos, legisladores, Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, los embajadores de Francia e Italia y delegaciones de colegios de distintas confesiones de la ciudad de Buenos Aires.

Durante el acto, el canciller Taiana destacó la "labor pastoral y ejemplo de vida" de los religiosos, que "nos enseñaron el camino de la autenticidad y el compromiso social" y remarcó la decisión del gobierno de realizar "una reivindicación histórica del ejemplo de vida" de estas personas para contribuir a la "construcción de la memoria".

"Muchos hicieron una opción por los más humildes. Jamás especularon, ni hicieron usufructo de su investidura", afirmó Taiana, quien en su discurso recordó que conoció a muchos de esos religiosos durante su militancia política.

El canciller mencionó especialmente al cura Pablo Gasarli, que fue secuestrado en la puerta de la casa de sus padres el 27 de noviembre de 1976 -exactamente cinco años después de haberse ordenado-, fue trasladado a la ESMA y hay constancias de que fue arrojado al mar en enero de 1977.

Por su parte, Duhalde dijo que los religiosos "no sólo fueron víctimas de su compromiso con la sociedad y por la forma en que manifestaron su fe y su creencia, sino que pagaron con su vida, con torturas, desapariciones, exilios su compromiso con la fe y el pueblo".

"Esto no es quedarse en el pasado, no es hacer ejercicio del odio la revancha. El 'nunca más' que fue consigna ética hoy debe ser decisión política de todos los argentinos. Estamos dando un salto en la memoria colectiva", afirmó el secretario de Derechos Humanos.

Tras los discursos, se descubrió la placa recordatoria, mientras una delegación de alumnos plantaba un olivo como "símbolo de vida y esperanza" y un locutor leía el nombre de cada uno de los religiosos que se homenajeaba.

Luego, se realizó un oficio religioso en memoria de las víctimas, que estuvo a cargo de un sacerdote católico, un rabino, un dignatario musulmán y un pastor protestante.

En su oración, el padre Domingo Bresci -de la parroquia San Juan El Precursor- pidió perdón por "los representativos sectores del clero y el laicado por como actuaron y por lo que dejaron de hacer", por lo que fueron "colaboradores objetivos de los propósitos de la dictadura militar".

"Queremos pedir perdón como integrantes de esa iglesia que nos duele. Perdón a las víctimas, a los familiares, a sus compañeros y a Dios", imploró el sacerdote y propuso "gestos concretos de reparación" como que "las autoridades de las religiones reclamen unidas y públicamente a quienes tengan información sobre los niños en cautiverio, que lo den a conocer por los canales más adecuados".

Por su parte, el rabino Daniel Goldman dijo que "no existe memoria sin denuncia" y, en ese sentido, hizo un "llamado a la reflexión a aquellos que todavía se dedican a hacer inteligencia" y criticó a "la oposición que reivindica la 'teoría de los dos demonios', que es una mentira".

Por parte del Episcopado argentino participaron del acto el subsecretario general del cuerpo, Eduardo Pérez del Lago, y el obispo auxiliar de Buenos Aires, monseñor Joaquín Sucunza; así como rabinos, autoridades de la AMIA y la DAIA, del Centro Islámico, de la iglesia evangélica, metodista, el padre Luis Farinello y Pepe di Paola, de la villa 31 de Retiro.

También participaron un sacerdote sobreviviente de la masacre de los palotinos y representantes de la congregación a la que pertenecían las monjas francesas desaparecidas.

Según estimaciones de la Comisión Nacional por la Desaparición de Personas (Conadep), durante la dictadura se produjo el asesinato o desaparición de 2 obispos, 18 sacerdotes, 11 seminaristas, 46 católicos laicos y 6 protestantes.

En tanto, unos 10 religiosos fueron encarcelados y luego liberados y 34 sobrevivieron a sus secuestros en centros clandestinos de detención.

Lo más visto
01
02
03
04
05
+ sobre el tema  
#
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa