Viernes 06 de enero de 2006
  |  
Policiales
#
LA POLICIA SE DIO CUENTA DE COMO ROBAN DINERO DE LOS CAJEROS
Utilizan un simple sistema que modifica las ranuras por donde los usuarios ingresan su tarjeta. En el hurto a los clientes del Bersa la Policía investiga a tres sospechosos Descubrieron el modo en que roban dinero de los cajeros.

L

a Policía ubicó en dos cajeros de Paraná dos dispositivos metálicos que a simple vista parecían verdaderas bocas de ingreso de tarjetas de los cajeros. Gracias al artefacto, las tarjetas de las víctimas se trababan, tras lo cual un delincuente les recomendaba insistir, con lo cual lograba ver el PIN que ingresaban. Como la tarjeta seguía sin funcionar, el ladrón recomendaba hacer un reclamo telefónico para denunciar el problema en el banco. Mientras la víctima hacía esto, el delincuente, con la tarjeta en su poder y en conocimiento del PIN, retiraba el efectivo de la cuenta.

En el mes de diciembre no menos de 15 personas denunciaron el mismo incidente y pérdidas de entre 1.000 y 3.000 pesos. Se estima que el hurto rondaría los 30.000 pesos.

Ante esto la Departamental de Policía de Paraná dispuso una serie de recomendaciones para evitar estos hechos, y en forma paralela investigar el modus operandi de los malvivientes.

El jefe de la comisaría segunda, Ricardo Frank, comentó a UNO que “luego de varias tareas investigativas y acciones que fueron ordenadas desde la Departamental y la Jefatura Provincial, se pudo ubicar que en los cajeros del supermercado ubicado en Avenida Ramírez y Almirante Brown, y nada menos que el de la casa central del Banco de Entre Ríos, dos elementos que eran los que en definitiva eran utilizados para cometer los delitos”.

El oficial reconoció que “las bocas falsas de los cajeros estaban muy bien realizadas, y por ello hubo personas que fueron afectadas”.

Si bien no opinó al respecto, es evidente el escaso control de la entidad bancaria en torno a la seguridad del servicio que prestan.

Según se deslizó, el control queda más en manos de que algún funcionario policial se percate de la anormalidad que de la supervisión regular del servicio. De todos modos, Frank indicó que “merced al control de imágenes en los cajeros, se pudo observar a tres o cuatro personas en actitudes muy sospechosas”. Huelga precisar que el sistema de seguridad bancaria advirtió al reducido grupo de sospechosos en un plazo de tres meses; lo que revela también el bajo nivel de eficiencia del sistema.

Los rostros han sido entregados a personal de Investigaciones con el fin de seguir la causa de la presunta comisión del delito. Por el momento sabemos que son personas de Santa Fe y Rosario”.

El titular de la comisaría segunda recomendó que ante problemas con la tarjeta de cobro en los cajeros automáticos, no debe “bajo ningún aspecto” aceptar ayuda de personas que se acerquen al cajero. Señaló que en esa circunstancia se debe dar aviso al Comando Radioeléctrico o a la Policía, que “tiene instrucciones para avanzar en la neutralización de los posibles delitos de hurtos de dinero”.

“Hemos recepcionado varias denuncias, sobre todo de ancianos, que sufren los robos por parte de señores que se acercan en forma desinteresada, pero luego todo termina en un verdadero dolor de cabeza”, sintetizó.

El elemento fabricado para trabar las tarjetas, de 10 centímetros de largo por tres o cuatro de ancho, tiene abundante pegamento, y consta de dos chapas soldadas adheridas en la parte posterior que brindan mejor el soporte. Como si eso fuera poco, les agregaron dos piolines finos para asujetar mejor las tarjetas.

“Los soportes están muy bien cortados. Incluso la boca interior se confecciona de modo prolijo por lo que es muy complicado diferenciarlo de la verdadera ranura del cajero, ya que es adosado con pegamento”, explicó Frank, para indicar que “antes los habían hecho con placas de radiografías, y al ver que el ardid había sido descubierto, lo mejoraron con planchas de metal”. A causa de la novedad, resaltó que “ya se coordinó con el resto de las comisarías el mecanismo ilegal con el fin de detectarlos en los cajeros de toda la ciudad”. Finalmente, informó que “merced a las tareas preventivas, bajó notablemente el número de afectados, de 15 en diciembre a un par en enero y febrero”.

Otro caso

Un militar de 20 años denunció en la comisaría primera que sufrió el robo de 1.000 pesos del cajero ubicado en el banco Bansud de calle Pellegrini. Indicó que se le trabó la tarjeta y en ese momento un hombre le advirtió que era normal ese problema, por lo que le recomendó alertar del incidente en el banco Credicoop de calle Urquiza, ya que en ese lugar existe una guardia permanente. Cuando fue al lugar, comprobó que no había nadie.

Optó por irse a su casa y denunciar telefónicamente el incidente al 0800, allí se le notificó que alguien ya había extraído el dinero depositado. (Diario UNO)

Lo más visto
01
02
03
04
05
+ sobre el tema  
#
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa