Lunes 23 de enero de 2006
  |  
Policiales
#
SAN BENITO: ESTUDIAN ENCUADRAR COMO HOMICIDIO LA MUERTE DE UN MÉDICO
Integrantes de una muy conocida familia de San Benito mantuvieron, en los últimos días, contactos con un abogado penalista del foro paranaense, con la finalidad de encauzar un hecho que terminó con el fallecimiento de un médico de 67 años, que hab...

E

l escenario de este hecho, ocurrido hace una semana, fue el frente de un domicilio particular de calle Friulli 1225, en San Benito, donde hace ya muchos años, el doctor Juan Alberto Zorzenón fue a buscar tranquilidad para su vida particular y también para el desempeño de su actividad profesional. Pero un grupo de adolescentes escogió la vereda del frente para andar en patineta, lo que molestó profundamente a la víctima, quien falleció de un ataque cardiaco.

ACTIVIDAD. La profesión de Zorzenón, en algún momento, lo llevó a trasladarse hacia esta ciudad para ejercer como director de Clínica Escolar y compartir con otro profesional un consultorio en calle Belgrano.

Lo que no imaginó en aquellos años Zorzenón, fue que los tiempos y el respeto de los adolescentes iban a cambiar tanto, que le impediría descansar por las noches el incesante barullo que provocaban con patinetas y gritos. Los jóvenes eligieron algunos desniveles de un local comercial ubicado del otro lado de la calle de la víctima, para usarlo como pista nocturna.

Agobiado por la constante situación y con los nervios destruidos, Zorzenón pidió ayuda a las instituciones que son las encargadas de mantener la ley y el orden público, pero —según sus familiares— no obtuvo respuesta.

Cansado, al margen de la desesperación e intentando descansar, el sábado 14 en horas de la medianoche, salió a la vereda y a viva voz enfrentó la situación. “Lo único que hizo fue gritarles `imberbes´, mi hermano no era un hombre de insulto no violencia, era un hombre de la medicina y el arte, y lo único que consiguió fue que los que estaban haciendo ruido se cruzaran a patotearlo. Le gritaron todo tipo de obscenidades, lo destrataron como quisieron, tanto así que no sólo él, sino una vecina nuestra también llamó a la Policía que nunca llegó. Esa banda de gurises, algunos que viven en la cuadra y otros que vienen de otros lugares, le seguían gritando cosas realmente irreproducibles y el corazón de Juan Alberto no resistió y se desplomó con un ataque en la vereda, cayó muerto”, contó Alcira Carlota Zorzenón de Musich, quien vive en el mismo predio que ocupaba Juan Alberto, pero en otra edificación, cuyos fondos son lindantes con el terreno en el que vive la familia Aguirre, los padres de Fernanda.

DOLOR EN LA FAMILIA.“Juan Alberto Zorzenón era una persona sensible, su vida era dedicarse a su profesión, la que seguía cumpliendo en San Benito, pese a haberse jubilado en el sector público y al arte, era escultor, en la última presentación sacó el segundo premio en el Salón Anual de Bellas Artes. Se cuidaba de sus problemas de salud, lo atendía el doctor Lódolo y lo único que necesitaba era poder descansar tranquilo en horas de la noche, como cualquier persona normal, pero no se lo permitieron, lo llevaron a este desencadenante”, se quejó la hermana.

“La muerte de mi hermano fue muy sentida por todo San Benito y aunque parezca mentira, hay cosas que resultan inconcebibles y que hasta parecen una burla. Apenas inhumamos los restos de Juan Alberto, al regresar, otro hermano nuestro, desconsolado, se cruzó la calle llorando y pienso que buscaba mirar a la cara a los padres de uno de los adolescentes que habían causado esto y en lugar de recibir una disculpa o un arrepentimiento, ¡¡lo denunciaron!! Al otro día, grande fue la sorpresa cuando cayó una comisión policial a nuestra casa, en pleno duelo, a hacer un allanamiento, porque quizá habrán pensado que íbamos a hacer algo por nuestra cuenta, cosa que nunca podría encuadrar en nuestra forma de ser y comportarnos. Como si fuera poco, en un diario de Paraná hasta se publicó lo del allanamiento como si fuera un logro policial”, relató indignada la dolida hermana.

Finalmente, recordó: “De lo que pasó esa noche hay testigos, además, esto se hubiera evitado si las autoridades municipales y policiales, ante las cuales oportunamente se habían presentado quejas, hubieran cumplido sus roles para con la sociedad”. Reconoció que “esta semana, mi otro hermano Nelson, reunió a la familia y junto a testigos y a la gente que conoció la situación y a lo que se llegó, nos entrevistamos con el doctor Marciano Martínez, quien está estudiando ahora la manera de encausar esta situación, que no puede quedar como si no hubiera ocurrido nada, porque aquí pasó algo que le costó la vida a una persona honorable”, mencionó la mujer. (El Diario)

Lo más visto
01
02
03
04
05
+ sobre el tema  
#
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa