Viernes 21 de abril de 2006
  |  
Policiales
#
NO CESAN LOS ROBOS A LAS ESCUELAS DE CAMPO
En el término de cuatro meses fueron saqueadas una docena de escuelas en el departamento La Paz, en puntos geográficos apenas distantes 40 kilómetros unos de otros. Los docentes lamentan que la Policía no cuente con medios para evitar los ilícitos...

Señores o señoras que nos robaron:
Esperemos que nos estén escuchando o que lean nuestra carta.
Nos preguntamos, ¿por qué nos robaron?, si es una escuela, es lo mismo que se robaran a ustedes mismos.
Sus propios hijos podrían llegar a venir a esta escuelita de campo.
Si es que les queda un poquito de corazón, por favor devuélvanos (sic) nuestras cosas, que las necesitamos mucho”.

El texto, brutalmente doloroso, de una sencillez apabullante, fue escrito por los alumnos de la Escuela Número 130 Juan Francisco Seguí, de Colonia Nueva, un puñado de seis chicos que después de Semana Santa, el lunes 17, llegaron a las aulas y se encontraron que estaba todo patas para arriba y con una pérdida que les hizo trizas la ilusión, les melló las ganas de aprender, que les hirió la certeza de que allí, en la escuela, junto a la maestra, estaban en un lugar seguro. En su segundo hogar.
Los ladrones se llevaron cuanto pudieron —todo de relativo valor, imposible de recuperar con recursos propios— y no repararon en nada: hasta la perra que custodiaba el lugar durante el fin de Semana Santa fue muerta a golpes. “Nos abrieron una habitación bastante segura que teníamos y nos robaron las únicas cosas de valor que tiene la escuela: computadoras, televisor, reproductor de video, un equipo de música, la cortadora de césped y algunas estufas. Todos elementos que a nosotros nos va a costar mucho poder reponer. Son cosas muy caras, y no tenemos recursos”, contó Lucrecia Brasseur, la directora, que durante todos los días de actividad permanece en la escuela como personal único.
La docente lamentó la falta de recursos de la Policía para poder auxiliarlos: si bien demostraron buena voluntad, exhibieron, señaló, una penosa falta de medios, al punto que los agentes de seguridad pudieron llegar hasta la escuela, situada en medio del campo, acarreados por un vehículo que puso a disposición la Municipalidad de Villa Urquiza. “¿Cómo se entiende que la Policía no tenga en qué andar? Ahora se trató de cosas materiales, ¿pero qué hacemos cuando esté en riesgo la vida de personas?”, se preguntó alarmada.
OTRA VEZ. El clima de inseguridad, en realidad, hace rato que se instaló en el campo, y particularmente en las escuelas rurales —870 establecimientos, de los cuales el 48,45 % es de personal único debido a la mínima cantidad de alumnos que tienen—, aunque a pesar del esfuerzo puesto por las autoridades el vandalismo no cesa.
En octubre último, una seguidilla de robos sacudió a varios establecimientos: en el término de cuatro meses hubo once robos a distintas escuelas ubicadas en el departamento La Paz, en puntos geográficos apenas distantes 40 kilómetros unos de otros, como Colonia Bertozzi, Alcaraz Sud, La Providencia, Piedras Blancas y Colonia Avigdor.
Aunque también se registraron hechos en distintas escuelas ubicadas sobre la ruta 18, en el departamento Paraná: entre otras, fueron robadas las escuelas Número 91 El Amancay, Número 106 Juan Bautista Alberdi y Número 171 Crucero ARA General Belgrano.
Si bien casi la mitad de las escuelas es de personal único —en la mayoría el docente “vive” los cinco días de clase en la escuela— los hechos ocurren cuando nadie está al cuidado del edificio: los fines de semana, según explicó a EL DIARIO Patricia Lucero, directora de Educación General Básica (EGB) I y II del Consejo General de Educación (CGE).
“Sabemos que estas situaciones ocurren en las escuelas rurales, y es lamentable porque la gente se dedica a robarle a los que menos tienen. Si hay algo que valorar es la escuela, y es muy desagradable que haya pobres robando a pobres. No otra cosa es lo que vemos”, dijo la funcionaria.
De todos modos, señaló, la Policía ya está al tanto de la situación, y se han instrumentado acciones de prevención para evitar que se reiteren esos hechos en la provincia. “Existe una comunicación permanente entre las directoras y las comisarías”, agregó.

INCÓGNITA. Raquel Franco, directora de la Escuela Número 49 Agustín Rossi, de Colonia Rivadavia (un paraje ubicado a 7 kilómetros de Cerrito) ayer viajó a Paraná a participar de un encuentro de docentes de escuelas rurales, y llegó con un pedido puntual: que las autoridades evalúen la forma de asistir a las familias más necesitadas para que puedan solventar los gastos de traslado de los alumnos que deben viajar más de 5 kilómetros para llegar a clase.
Actualmente, sólo los estudiantes de EGB III reciben una beca para transporte, no así los alumnos de EGB I y II.
Pero mientras debatía ese tema con pares de otros puntos de la provincia, se enteró de que durante la madrugada su escuela había sido robada. “Se llevaron lo de más valor: los televisores, la video, la máquina de cortar el césped, y toda la mercadería del comedor. A todo eso lo teníamos guardado en la habitación más segura. Pero destrozaron la puerta de madera, y entraron igual. Sin duda, es alguien que conoce el movimiento de la escuela, porque fue directamente al lugar donde teníamos todo guardado”, explicó.
Eso sucede, dijo la docente, porque las escuelas rurales “no tienen ningún tipo de seguridad”. Quizá por eso, durante el receso de verano, un miembro de la cooperadora resolvió cortar por lo sano: llevó todos los elementos de más valor de la escuela y los dejó a buen resguardo en la comisaría de Cerrito. Sin embargo, tanto empeño hizo agua durante la madrugada de ayer. “Qué ironía: en un día de semana, cuando se supone que hay actividad en la escuela, se llevaron todo eso”, dijo la docente.
Encima, para este fin de semana habían organizado un mate-bingo con el objetivo de recaudar fondos para reemplazar algunos cerámicos del piso. Ahora, dedujo la directora, deberán organizar una convocatoria un poco más atractiva, que les deje más ganancia, para reparar las puertas destrozadas y empezar a ver cómo reponen lo que alguien se llevó.

25 POR CIENTO
Es el índice de escuelas rurales (870 en toda la provincia, con una matrícula de 20 mil estudiantes) que tienen menos de 10 alumnos. Y por lo tanto son de personal único. (Fuente: El Diario)
Lo más visto
01
02
03
04
05
+ sobre el tema  
#
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa