Sábado 26 de agosto de 2006
  |  
Policiales
#
El fiscal pidió prisión efectiva para conductor que mató y huyó
Alegatos. Solicitaron tres años y ocho meses y el doble de inhabilitación para conducir. La querella peticionó ocho años de cárcel por Homicidio Simple. La defensa, probation u Homicidio Culposo.

E

l fiscal Juan Carlos Almada pidió ayer la pena de tres años y ocho meses de prisión efectiva para un automovilista de la ciudad de Paraná que atropelló y mató a Santiago Brhem, el 1º de setiembre de 2002.

En su alegato, el fiscal también solicitó que el imputado, Miguel Ángel Pérez, sea inhabilitado para conducir vehículos durante siete años.

Pérez, de 30 años, llegó a juicio en libertad acusado de Homicidio culposo, calificación que el fiscal mantuvo en su acusación. No obstante, la querella pidió una pena de ocho años de cárcel por Homicidio simple con dolo eventual, al considerar que el acusado debió representarse que podía ocasionar una muerte. En carácter de reparación económica los abogados de la familia de la víctima reclamaron a la empresa de seguros 468.600 pesos.

Por su parte, el defensor de Pérez, Héctor Bergara, en su alegato solicitó ante el tribunal la probation o en caso subsidiario una pena de dos años de prisión, pero por Homicidio culposo, y cuya pena máxima es cinco años de prisión.

El caso se define en la Cámara Penal, debido a que el Superior Tribunal de Justicia dispuso que la Sala I sea la que trate de establecer si hubo culpa o dolo eventual en el accionar del conductor.

El tribunal, integrado por Juan Ascúa, Daniel Perotti y Felipe Celli fijó para la semana próxima la lectura íntegra de la sentencia.

Prisión efectiva

El primero en exponer fue el querellante Raúl Barrandeguy, que realizó un pormenorizado análisis de las pruebas y testimonios que constan en el expediente dando abundantes detalles, jurisprudencia y literatura legal para fundamentar su exposición. En una acusación solvente, para no dejar lugar a posibles dudas Barrandeguy fue directo al pedir una pena de ocho años de prisión para el encartado. En ese sentido señaló que “el acusado debió representarse que podía ocasionar una muerte, pero igual tuvo una actitud temeraria y desaprensiva cuando manejaba”, y agregó: “Su conducta fue indeferente, ya que todos los testigos señalan la imprudente manera de conducir que llevaba el imputado”.

Para Barrandeguy la actitud de que Pérez no se haya quedado en el lugar porque pensó que había chocado un perro demuestra una grave indiferencia hacia la vida. “Hubiera tenido que frenar y pedir perdón por su error”, señaló. Luego de Barrandeguy, el abogado Elvio Garzón realizó el reclamo civil solicitando 468.600 pesos en calidad de indemnización. En ese orden, el abogado de la aseguradora Liderar rechazó hacer frente a la cobertura debido a que al momento del siniestro no habían sido cancelados los pagos correspondientes al contrato.

A su turno, el fiscal Juan Carlos Almada solicitó que el imputado sea condenado a tres años y ocho meses de prisión. Si bien coincidió con lo expuesto por los querellantes, el representante del Ministerio público mantuvo la calificación legal.

Defensa

En una loable tarea defensiva, el defensor Héctor Bergara, realizó un minucioso recorrido por la causa examinando cada testimonio y prueba utilizada por la defensa. Para Bergara, su asistido no frenó porque no lo vio a Brhem, ya que la víctima estaba arrodillado. Para el letrado es dable que su asistido no frenó porque sintió un golpe, debido a que la víctima estaba al ras del suelo trabajando. Por último manifestó que hay una serie de desaciertos desde que Restano, el dueño del camión, estacionó a la izquierda para que “le arreglen la rueda trasera derecha, sabiendo que el arreglo debia ser contra la calle, no cambió el camión de lugar. Que no hubo señalalización de prevención. No podemos hablar de responsabilidad compartida en el derecho penal, pero Pérez sufrió un accidente nada más. El no intentó matar a nadie, eso esta claro”.

El choque y la huida

El accidente ocurrió el domingo 1º de setiembre de 2002 a la mañana, cuando Miguel Ángel Pérez conducía un auto Nissan rojo patente BDK 201 y chocó a Santiago Brhem, que se encontraba cambiando la rueda de un camión casi sentado sobre el asfalto.

La víctima, que se desempeñaba como gomero, se encontraba en avenida Zanni, casi Provincias Unidas, arreglando el neumático trasero derecho de un Mercedes Benz 1114. El rodado, dedicado al traslado de escombro y tierra, estacionó en la misma dirección que venía, de sur a norte, sobre la vereda izquierda de Zanni. Cuando Brhem inició el cambio de la cubierta pinchada fue embestido por un auto rojo cuyo conductor huyó en dirección de la estación de servicios de calle Almafuerte.

Brhem, en tanto, fue trasladado al hospital San Martín, donde murió. La Policía localizó el auto en calle Gualeguaychú. El Nissan tenía un golpe en el paragolpes y fue secuestrado, pero en ese momento no se pudo detener al conductor.

PERDÓN POR FAVOR

Rogó Miguel Ángel Pérez, al finalizar el juicio. Devastado por las lágrimas, afirmó: “Siento mucho lo ocurrido, es lamentable, yo también tuve un padre que falleció en un accidente. Yo lo siento por esa familia, siento mucho dolor y nunca me imaginé que esto me podía pasar. Perdón le pido a los hijos y a la esposa (de Brhem)”. (Fuente: UNO)

Lo más visto
01
02
03
04
05
+ sobre el tema  
#
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa