Viernes 04 de agosto de 2006
  |  
Paraná
#
Una escuela sanciona a los alumnos que causan daños
Le dieron el “pase” a otro establecimiento a un estudiante de 7º año que ayer rompió una llave de luz, y otras alumnas que dañaron un inodoro, deberán reponer el valor. La decisión sin embargo no encontró eco favorable en el Consejo de...

L

a conducción de la Escuela Provincial de Nivel Medio Número 38 Lomas del Mirador decidió aplicar medidas disciplinarias extremas a los alumnos que no cuiden el mobiliario o las instalaciones del edificio. La institución debió suspender el dictado de clases durante casi un mes por cuanto las ventanas carecían de vidrios, la instalación eléctrica funcionaba a medias, el mobiliario estaba en malas condiciones y los baños, con cañerías obstruidas.

Recién ayer la actividad se pudo retomar con cierta normalidad, aunque en la primera hora de clase un alumno de 7º año dio un puñetazo a una llave de luz y la destrozó, y en el recreo, para fumar y escaparle a las sanciones, un grupo de alumnas se subió a un inodoro y lo destrozó. En el primer caso, la escuela resolvió darle el “pase” a otra institución al alumno, un adolescente de 13 años, lo que en la práctica significa su “expulsión”.

La Escuela Lomas del Mirador está enclavada en uno de los bolsones de pobreza de la ciudad, barrio Lomas del Mirador, y tiene, repartida en los tres turnos en los que funciona —mañana, tarde y noche— una matrícula de 600 alumnos. Y desde principios de año, directivos, docentes y estudiantes vienen reclamando al Consejo General de Educación (CGE) y a la Dirección de Arquitectura los recursos y la atención necesarios para poner en condiciones el edificio.

El mayor problema, y que derivó en la suspensión de las actividades escolares a principios de julio, lo constituyó la falta de funcionamiento de los baños. Ese inconveniente ayer quedó superado y por eso se volvió a dictar clases con relativa normalidad. Pero las cuadrillas de Arquitectura continúan trabajando, conviviendo en los pasillos alumnos y obreros. Resta todavía que el Taller Industrial Antequeda ponga en condiciones el mobiliario, que concluyan la tareas de reparación de la mampostería, que se repongan todos los vidrios en las ventanas y que el servicio eléctrico funcione con fluidez en todas las dependencias. “La suspensión de las clases es el último recurso; mientras las condiciones sean mínimas como para dar clases, no vamos a suspender. El problema mayor fueron los baños, que no funcionaban, y que ahora ya están reparados”, dijo ayer la rectora, Norma Serra.

Pero con la vuelta a clases, se impuso desde la conducción de la escuela un celo especial en mantener las pocas instalaciones en condiciones. Por eso, ante los primeros destrozos, aparecieron las reprimendas. “Hoy empezamos con las sanciones. El que rompe algo, queda afuera de la escuela. En realidad, se le da el pase, aunque la lectura que hacen los alumnos es que se los echa. Eso ocurrió con este chico de 13 años que rompió una llave de luz. Es un alumno con muchos antecedentes”, señaló.

Pero además, la rectora resolvió recuperar el costo de un inodoro que fue roto en el baño de mujeres cobrándole a cada alumna 1 peso. “Como la sanción que se les aplica cuando se las encuentra fumando es de 10 amonestaciones, para evitar ser vistas se suben a los inodoros de los baños, y fue así que rompieron uno. Si mañana (por hoy), alguna alumna no paga, no puede entrar a la escuela”, indicó la rectora.

Esta semana, la Escuela de Lomas del Mirador fue noticia por la decisión de las autoridades de dar públicas explicaciones de la decisión de suspender las clases hasta que no se solucionaran aspectos básicos de funcionamiento del edificio, como los sanitarios. Un informe que divulgaron Norma Serra y Cristina Navarro, rector y vicerrectora, respectivamente, de la institución educativa, dio cuenta de las gestiones llevadas adelante desde finales de junio en procura de conseguir que el Estado pusiera a punto las instalaciones y subsanara las urgencias. También recordaron que en una ocasión, docentes y alumnos concurrieron hasta el CGE, donde fueron recibidos por las vocales Ana Nelly Del Mestre de Pimentel y Amalia Homar.

Ayer, la rectora insistió en que hay cuestiones que todavía no tienen resolución, como la excesiva carga horaria del equipo directivo. “El mismo equipo directivo es el que atiende los tres turnos en los que funciona la escuela. Encima, yo tengo 12 horas de clase como para aumentar mis ingresos, y lo que estoy pidiendo es la afectación de esas horas, de modo que pueda dedicarme más tiempo a estar al frente de la escuela, pero desde el Consejo de Educación me dijeron que están suspendidas las afectaciones”, recordó.

“Una medida violenta genera más violencia”

El director de EGB III y Media Polimodal del Consejo General de Educación (CGE), Sergio Altamirano, tomó distancia de la resolución adoptada ayer por la rectora de la Escuela Lomas del Mirador, y dijo que toda medida disciplinaria violenta genera más violencia hacia adentro de la institución.

“Me parece que una medida disciplinaria violenta, genera más violencia, y por eso mismo una resolución de este tipo tendría que ser más discutida entre la propia comunidad educativa”, sostuvo el funcionario ante la consulta. Al respecto, destacó la necesidad de apelar a los “acuerdos de convivencia” dentro de las escuelas de modo de aplicar consensuadamente los regímenes disciplinarios que les caben a los alumnos ante una falta determinada. Pero subrayó la necesidad de que esos acuerdos institucionales tomen en cuenta la situación de los alumnos y la sociedad de hoy. “Nosotros lo estamos viendo a este tema, porque pretendemos que se empiece a construir un modelo de acuerdos distinto. Sostenemos que ninguna decisión violenta va a traer paz”, añadió.

Al respecto, Altamirano se mostró confiado en profundizar el desarrollo del Programa Convivencia, una iniciativa del CGE que busca tratar de manera diferente los conflictos que atraviesan a las escuelas. “Se trata de hacer una construcción colectiva, aunque todavía no hemos podido llegar a todas las escuelas. De todos modos, nos encontramos con directivos muy abiertos y otros a los cuales les cuesta un poco más, y están en un proceso de maduración”, explicó.

El funcionario planteó la necesidad de “analizar la violencia en las escuelas en un contexto más general, que incluya la violencia que también se vive en la sociedad y lo que deriva de la falta de límites”. (EL DIARIO)

Lo más visto
01
02
03
04
05
+ sobre el tema  
#
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa