Domingo 08 de enero de 2006
  |  
Política
La confirmación nacional de no adelantar las elecciones dilataría la interna del PJ local
El sector del PJ que conduce el gobernador Busti evalúa la posibilidad de posponer el plenario anunciado para febrero, en el que se debe definir la estrategia electoral de cara a 2007...

L

a ratificación de octubre de 2007 para las elecciones presidenciales viene bien a los objetivos del Gobierno provincial. Las internas simultáneas se harían junto a las nacionales.

El mes de febrero de 2006 se marcó en el calendario político provincial como un momento de definición para las alternativas que se barajaron en los días que siguieron a las elecciones del 23 de octubre de 2005. En febrero —había anunciado el gobernador Jorge Busti— reuniría a su grupo para adoptar definiciones estratégicas para el futuro político. Podía esperarse un punto final al intento por reformar la Constitución Provincial y, en consecuencia, la formal puesta en marcha del plan B: sin posibilidad de reelección y aparentemente sin rivales de peso a la vista, Busti proclamaría la candidatura a gobernadora de su esposa, Cristina Cremer, a fin de asegurar la continuidad de su sector en el poder hasta 2011, año en el que estaría en condiciones de volver a candidatearse para el período 2011-2015.

Es decir, el plenario de la agrupación Evita Militante se presenta como el punto de partida de la interna para las elecciones de 2007 y vendría acompañado de otros importantes ingredientes para ese plato, como el definitivo apoyo político a la reforma de la Ley 3.001, a fin de posibilitar la reelección de los intendentes en los municipios de primera categoría. En febrero, el más poderoso de los grupos del PJ entrerriano marcaría la cancha en la que se librará la disputa de poder para todos los órdenes, desde la gobernación hasta las concejalías.

Pero, por estos días, en el bustismo se evalúa la conveniencia de posponer ese momento de definición porque se cree posible contener por más tiempo un panorama interno que, por ahora, consideran favorable. Entienden que precipitar la interna podría provocar un armado que hoy no existe entre sus adversarios.

La reunión de febrero se había anunciado sobre finales de noviembre, en días de recalentamiento de la interna peronista. Fue cuando el intendente Julio Solanas admitió que estaba “en carrera” para la gobernación. Pero lo que más había dolido a Busti era la observación del Intendente respecto a que “los votos no se transfieren” a otro candidato, por más bendición que tenga del líder en cuestión. Por eso es que en el mes y medio que siguió a la elección de octubre el Gobernador tuvo una actividad militante propia de los días previos a un comicio. Se anticipó a contactar los dirigentes que Solanas se había propuesto visitar y le puso el cuerpo al plan B —que en los hechos ya está en marcha— lanzando su candidatura a presidente de PJ para la interna de 2007.

En diciembre se logró controlar la interna con una tregua de gobernabilidad que Solanas y Busti se ocuparon de hacer pública con una foto que los mostraba juntos y ocupados en sus funciones. Pero los titulares del final de año, informando sobre un control de las cuentas municipales por parte de la provincia, en el marco del otorgamiento de un crédito del Banco Nación, alteraron el delicado equilibrio alcanzado y el año nuevo empezó sin diálogo entre el Gobernador y el Intendente.

Busti se toma vacaciones en la segunda quincena de enero. Será recién a su regreso cuando se resuelva si se realiza o no la reunión de febrero. Una eventual suspensión dejaría un doble mensaje: por un lado de fortaleza, porque se diría que no es necesaria aún, cuando se está jugando sin rivales con desarrollo provincial; pero al mismo tiempo trasuntaría cautela y cierto temor a que la interna pueda empañar la gestión de gobierno.

Si el cuadro provincial no cambia y Busti (Cremer) logra la adhesión de algunos intendentes entregando la llave para sus reelecciones, el problema interno ya no será con los adversarios, sino dentro del propio bustismo: en la pelea por ocupar las candidaturas locales y departamentales en la lista oficial.

Puede que en un cuadro así, se instale la interna en la Legislatura y la relación del Ejecutivo se complique aun más con algunos caciques territoriales a la hora de sancionar leyes prioritarias para el Gobierno.

Por eso, dicen, cuanto más se pueda aplazar el momento de largada de la interna, mejor. En febrero todavía hará mucho calor.

A LOS PLANES DEL GOBIERNO PROVINCIAL viene bien la confirmación por parte del Gobierno nacional de la fecha de octubre de 2007 y la consecuente desmentida de un posible adelantamiento de elecciones para marzo de 2007. Es que si las presidenciales hubieran sido en marzo también se hubiera elegido gobernador en esa fecha, por razones operativas y políticas. Ocurre que la provincia no tiene la estructura adecuada como para encarar por sí sola una elección. De hecho, todos los comicios provinciales se han realizado en conjunto con uno nacional. Y, en el plano político, ningún gobernador dejaría pasar la oportunidad de verse beneficiado por el arrastre presidencial. Pero una elección en marzo de 2007 hubiera implicado el adelantamiento de medio año del punto de partida del proceso electoral, contando la interna y la general. Con la fecha de octubre de 2007 confirmada, Busti puede planificar con más tranquilidad.

Para destacar

Simultáneas: Para las generales de 2007 por primera vez se elegirán los candidatos provinciales por internas abiertas y simultáneas. La idea es realizarlas en Entre Ríos en conjunto con las simultáneas para cargos nacionales.

Al final: El oficialismo pretende retrasar todo lo posible la fecha de las internas. Cuanto más cerca de la general, menor será el tiempo que tendrán los dirigentes que queden fuera de la lista del oficialismo para acordar un armado con el adversario.

3001. La reelección para los intendentes es una herramienta para sumar respaldos y descomprimir la interna. ¿Quién se animará a armar en frente si los intendentes con votos como para ser reelectos están con Busti?

Reforma. Se asegura que el silencio de Busti en torno a la reforma constitucional es “estratégico”, para que la atención no esté centrada allí y se pueda avanzar en las conversaciones. (El Diario)

Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa