Sábado 26 de agosto de 2006
  |  
Política
IAPV: Se empleará eucalipto y pino en la construcción de casas para gente de bajos recursos
El empleo de madera de eucalipto y pino en la construcción de viviendas para gente de muy bajos recursos está haciendo sus primeras armas en Entre Ríos y presenta, en la región, una posible solución para las 10.000 familias que han solicitado este...

"

Nuestro proyecto está construyendo dos viviendas hechas totalmente con eucaliptos, con el objeto de ver las tecnologías y técnicas y demostrar que se puede hacer una vivienda íntegramente con madera de la zona. A fin de año recibiremos capacitación de la Sociedad de Cooperación para el Desarrollo Internacional [Socodevi], de Canadá, que nos enseñará cómo construir con madera. El tercer paso será comenzar a trabajar en la vivienda social viendo las necesidades de nuestra gente", relató el ingeniero forestal Martín Sánchez Acosta, del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).

Este emprendedor forma parte del equipo que trabaja en este proyecto, conformado por los arquitectos Alicia Martín y Marta Stolkiner, de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación de la Nación; Dardo Ardibe, de la Universidades de La Plata y de Concepción del Uruguay; Rodolfo Suárez, del IAPV; Néstor Yelín, del Colegio de Arquitectos de Entre Ríos; Alberto Boiero, del Colegio de Ingenieros de Entre Ríos, y Delio Benítez y Nicolás Sackowicz y Héctor Scerbo, técnicos de un estudio especialista en cubiertas y estructuras de maderas.

"La denominada vivienda social es el primer techo al que puede aspirar una persona de muy bajos recursos. En toda la provincia de Entre Ríos existe desde hace muchos años un déficit de viviendas, en particular en ciudades donde la concentración de gente provocó cordones marginales con un índice de desocupación muy grande", relató Sánchez Acosta, y dijo que su grupo empezó a trabajar en el sentido inverso al tradicional, ya que es fundamental el componente social.

"Uno aprende primero las tecnologías, cómo construir viviendas en madera, el comportamiento del material, y después agudiza el ingenio y la metodología para que, además de muy económicas, se puedan adaptar a la forma de vida de la gente a la que se las destina. Es una temática y un desafío muy grande porque hay que entender otros parámetros culturales y tener en cuenta que muchas de estas viviendas van a estar en lugares donde posiblemente no haya agua ni servicios".

Acerca de las ventajas de una vivienda social de madera respecto de una convencional, la arquitecta Lucía Toppa, de la Universidad Nacional de Tucumán que trabaja el tema por medio de una red internacional, dijo que, en principio, no es que se prefiera una vivienda de madera, sino que "es una alternativa más para dar una solución a un problema urgente de nuestra gente, ya que la madera es un material liviano, con el que se pueden realizar elementos constructivos fáciles de fabricar, transportar y montar, como lo hacen hoy los usuarios".

Según Sánchez Acosta, este factor es muy importante, ya que permite guiar a la persona para que levante paso a paso su propia vivienda, siendo éste un factor social decisivo que genera en su dueño/constructor un gran sentido de pertenencia.

"En el caso específico de Entre Ríos se suma la ventaja de la abundancia en la región de una materia prima muy apta, de muy buena calidad, barata, renovable, y la idea que los municipios generen corralones intermedios donde se fabriquen las piezas de la casa o sus partes dándole así trabajo a la gente. Esto coloca a la provincia con un potencial muy alto para crear bienestar social para la región y para el resto del país saliendo con una casa que hasta puede ser certificada ambientalmente."

Consultado respecto de la incidencia de éste y otros proyectos similares en la industria forestal de la región, el técnico del INTA dijo que no se espera que en la Argentina el consumo de madera para viviendas cause un gran impacto y que resuelva la situación de la industria forestal. "No queremos implantar nada nuevo, sino presentar donde ya hay un plan de autoconstrucción con materiales convencionales uno mejor en madera; apuntamos siempre al aspecto social recordando que desde antiguo las familias más humildes han construido sus precarias casitas en madera, por lo que no le tienen miedo a este material".

Proyecto

Sánchez Acosta dijo que están por hacer el proyecto para presentárselo a los municipios que son los que entregan los planes a la gente que se acerca, igual que cuando lo hace para un plan de autoconstrucción convencional. Al evaluar los aspectos por tener en cuenta a la hora de encarar emprendimientos de este tipo, Toppa enfatizó que cuando se elige un material para construir, se deben conocer siempre sus propiedades y su modo de utilización, para aprovecharlo mejor.

"En principio un adecuado diseño constructivo-estructural, la elección del material de buena calidad (madera seca, sin defectos, etc), resolución de detalles constructivos, adecuada construcción que evite detalles que producirán deterioro en el futuro y una mínima protección y mantenimiento. Pero claro que estas cosas aumentan el costo y ahí está la imaginación para proporcionar distintas alternativas de costo con un adecuado diseño." (La Nación)

Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa