Martes 11 de mayo de 2021
  |  
Política
El radicalismo debate el acercamiento a Frigerio

Un sector pretende acordar con el exministro del Interior, que tiene el apoyo de Benedetti, y otros apuntan a darle la interna. Un sector de la Illia apostaría a Galimberti como cabeza de una lista para enfrentarlo en las PASO.

BenedettiFrigerio
La UCR discute si suma o enfrenta a Frigerio en las PASO.

L

os radicales vienen debatiendo cómo encarar las elecciones de este año y en las discusiones hay un nombre recurrente en la política entrerriana: Rogelio Frigerio, quien repite que tiene el apoyo de Atilio Benedetti, referente de la corriente Illia. Desde el espacio Construir postulan a Pedro Galimberti para enfrentar las PASO, algo que seduce también a otros sectores del radicalismo.

En la discusión que se entabla por estas horas en la Corriente Illia, el sector interno que dominó en la UCR de Entre Ríos de la última década y que tiene al diputado Atilio Benedetti como figura más conocida.

En su recorrido de campaña por la provincia, Rogelio Frigerio viene asegurando que tiene el apoyo de Benedetti para encabezar una lista de candidatos a diputados nacionales. En ese esquema, el diputado radical iría en el lugar 3 y una mujer de Construir en el lugar 2 de la lista que pretende ser única en Cambiemos.

Jorge Monge asume el próximo viernes la conducción del Comité Provincial, donde podría avanzar el debate sobre el posicionamiento de cara a las PASO.

Pero no todos coinciden con ese esquema y dentro de la propia Illia niegan que el acuerdo con Benedetti esté cerrado y cuente con el respaldo del sector. El debate se planteó en el Zoom que la Illia mantuvo el sábado, el mismo día en que Construir resolvió, en asamblea provincial, darle la interna a Frigerio.

La posición de Construir implica en principio un rechazo al esquema de Frigerio. Resta ver qué hace la Illia. Se espera que ese debate pueda saldarse esta semana, en una reunión presencial de la mesa de conducción del espacio, que podría realizarse el viernes, día en el que Jorge Monge, un cuadro de la Illia, asume al frente del Comité Provincial.

En juego

Los que sostienen que hay que darle la interna a Frigerio (el principal impulsor es el jefe del bloque de diputados, Gustavo Cusinato) argumentan que una línea que es oficialismo partidario no puede sumar para un candidato del PRO y enfrentar a la lista de “impronta radical” que proponen los intendentes para las PASO de este año. La decisión de Construir, hecha pública el sábado, no sorprendió en la Illia.

Hay diálogo entre ambos grupos, los dos más importantes de la UCR según lo que arrojó el acuerdo del mes de marzo para la renovación del Comité Provincial. En todo caso, les llamó la atención que participen de esta apuesta los dos candidatos a gobernador de Construir: Pedro Galimberti y Darío Schneider. Es que una eventual derrota por mucha diferencia los sacaría a ambos de la cancha para 2023.

De cualquier modo, entienden que el intendente de Chajarí encabezará la lista y que su par de Crespo acompañará en un lugar no expectante, o eventualmente cedería su puesto para una negociación con otro espacio radical u otro partido.

Está claro que el candidato para el Congreso es Galimberti. Pero la presencia de Schneider simboliza el respaldo del conjunto de Construir, que es lo mismo que decir del conjunto de los intendentes de la UCR. Eso le aporta la fortaleza suficiente como para que la Illia ponga en consideración la posibilidad de una alianza con Construir. Porque lo que está en juego no es ya si habrá o no internas.

Lo que se discute es si la UCR va a conseguir armar una lista competitiva, respaldada por grupos importantes del partido, o la alternativa a Frigerio se volverá a expresar en listas radicales más bien testimoniales, como las de las últimas internas, portadoras de críticas al acuerdo con el PRO desde grupos menores de la UCR.

Lo que dice el archivo

Las dos posturas

La discusión al interior de la Illia corre el riesgo de provocar una ruptura de la línea más importante que ha tenido la UCR de Entre Ríos en la última década. Es que, en apariencia, las posiciones son irreductibles. Los dos dicen que su opción es la que más conviene al partido.

Los que quieren ir a internas argumentan que la UCR debe enfrentar en las PASO de este año a Frigerio para evitar que en 2023 “haga lo que quiera” en su armado para la gobernación.

Ponen el acento en que, hacia los afiliados, la Illia ha sostenido un discurso en el que se autodefine como defensora del radicalismo, para distinguirse de algunos dirigentes más proclives a pactar con el peronismo.

Un acuerdo con Frigerio en contra de los intendentes de la UCR sería difícil de hacer encajar en ese relato.

En cambio, los que promueven el acuerdo con Frigerio pintan, en base a encuestas, un panorama desalentador para una lista radical. Vaticinan una derrota por paliza. En este contexto, ir a internas sería darle la oportunidad a Frigerio de legitimar su dominio en Cambiemos, por primera vez en las urnas.

En cambio, si se comparte la lista, se comparte la suerte del conjunto, que en el entorno de Frigerio y de Benedetti descuentan que será un triunfo. Este sector viene diciendo (y nadie lo desmiente) que Frigerio y Benedetti son por lejos los dirigentes más conocidos de Cambiemos.

Y todos asumen que instalar una figura nueva es difícil, mucho más en un escenario de pandemia, por las restricciones de circulación y presencialidad y una crisis sanitaria y económica que complica las tareas de campaña.

Lo que dice el archivo

En esta lógica, a la UCR le convendría quedarse con la imagen del partido que aporta estructura y territorialidad, sus dos activos de siempre en Cambiemos, sin los cuales Frigerio haría agua en Entre Ríos para enfrentar una maquinaria electoral como la del peronismo.

En la vereda de enfrente, reconocen que Frigerio es el dirigente más conocido de Cambiemos y que Benedetti es el que le sigue. Pero confían en el poder de las campañas y en el peso territorial de los intendentes para una interna.

Reconocen que para el radicalismo será una pelea difícil, pero remarcan que de ningún modo se puede afirmar de antemano que van a perder por goleada. Eso, dicen, sería “entregarse antes de pelear”.

Esto es: consolidar el papel secundario de la UCR en una alianza a la que ahora Frigerio quiere agregarle más peronismo. Postulan aquí que el partido radical no puede resignar, a priori, su vocación de poder. Y que si se “entrega” ahora, Frigerio armará para 2023 una propuesta electoral y un eventual gobierno en el que la UCR quedará relegada. En suma, no aceptan repetir la historia de 2015.

“Hasta ahora nos reprochan a la Illia que Atilio se bajó y dejó sin candidato a gobernador a la UCR por primera vez en su historia”, recuerda un dirigente que quiere internas.

En frente ven otra cosa. “Apoyar a Galimberti es para sacar el 2% de los votos. Se trata de ser gobierno, no un partido testimonial. No se habló de candidaturas ni de lugares, pero la mayoría acompañó la posición de Atilio de no dar internas, apostar a la unidad y seguir con el armado que nos llevó al triunfo en 2017 y 2019 (para cargos legislativos nacionales)”, afirma un dirigente que ve a Frigerio como única opción.

Según con quien se hable, una u otra posición aparece como mayoritaria dentro de la Illia.

Fuente: Página Política.

Lo más visto
01
02
03
04
05
+ sobre el tema  
#InternaUCR
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa