Miércoles 12 de mayo de 2021
  |  
Política
Tensión sanitaria en Paraná

En el contexto de la segunda ola de contagios de coronavirus, un medio nacional puso el foco en la situación de Entre Ríos: Las últimas medidas y el temor sanitario por la saturación del sistema de salud.

bordet reh muller

E

l coronavirus en Argentina se ha comportado de la misma manera en el 2020 que en esta segunda ola de contagios que tiene el 2021. Empieza concentrado en la Ciudad de Buenos Aires y el primer cordón del conurbano. Luego se extiende a los otros dos cordones del AMBA. Una vez que atraviesa esa barrera llega al interior bonaerense. Finalmente, se diversifica por el interior del país, golpeando primero en las provincias del centro, como es el caso de Entre Ríos.

El distrito que conduce el peronista Gustavo Bordet empezó a recibir con más fuerza el impacto del rebrote de Covid-19. Cuando la curva de casos logró un amesetamiento en el AMBA, empezó a subir lentamente en Entre Ríos. La localidad más afectada es Paraná, donde, según el último informe del ministerio de Salud local, quedan 13 camas en Terapia Intensiva.

Lo que dice el archivo


La provincia tiene un promedio de 500 casos diarios y un sistema sanitario que está tensionado. Es decir, que está sufriendo una presión constante por la cantidad de internaciones que hay, sobre todo en las salas de cuidados intensivos. A nivel provincial la ocupación de camas UTI está en un 73,53%. Quedan 71 camas disponibles. Para los intensivistas el margen es muy poco teniendo en cuenta la velocidad en la que se están registrando los contagios.

En diálogo con Infobae, Carina Reh, Secretaria de Salud de Entre Ríos, explicó al detalle cómo es la situación actual. “El sistema de salud provincial está trabajando bajo mucho estrés. La situación epidemiológica es muy agresiva. Y en esta oportunidad hay más internados por otras patologías”, sostuvo.

Lo que retrata Reh es un problema que están sufriendo en todo el país. En el inicio de la pandemia todos los sistemas de salud del interior del país fueron preparados para recibir pacientes con Covid-19. Se suspendieron las intervenciones quirúrgicas programadas, se equiparon los hospitales y se restringió la circulación, lo que generó una disminución notable en los pacientes internados por lesiones ocasionadas en los accidentes de tránsito.

Lo que dice el archivo


Esta segunda ola impacta de lleno con un escenario totalmente diferente. Las restricciones son mínimas comparadas con las que existían el año pasado y el nivel de circulación es muy alto. En ese contexto, los hospitales tienen menos disponibilidad para atender a pacientes con coronavirus.

Detrás de ese costado sanitario hay una decisión política que ha sido cuestionada por el gobierno nacional. Los gobernadores evitaron tomar medidas en paralelo a las que indicó Alberto Fernández para el AMBA para evitar pagar un costo político en sus provincias. La política y la salud están entrelazadas en forma permanente. Mucho más a pocos meses de las elecciones.

La semana pasada Bordet decidió suspender las clases presenciales. La reacción de la sociedad fue inmediata. Hubo manifestaciones en contra de la medida en las ciudades principales. La decisión del gobierno local duró una semana. El último lunes los chicos volvieron a las aulas. No es el primer gobernador que prefiere mantener las escuelas abiertas más allá de que generen mayor circulación en las calles.

Lo que dice el archivo


Entre Ríos está dividido en cuatro regiones sanitarias. En la Región I, donde está Paraná, Diamante, Victoria, Nogoyá y La Paz, el porcentaje de ocupación de las camas de terapia intensiva es del 77,17%. En esa región está concentrado la mayor disponibilidad de camas. El sistema de salud tolera a los pacientes que viven en esa región y también a los de otras ciudades que no están incluidas en ese marco sanitario que se generó para la pandemia.

Otra de las regiones más afectada es la Región III, donde están los departamentos de Concepción de Uruguay, Colón y Rosario del Tala. Allí la ocupación de camas UTI alcanzan el 78,57%. En la Región II, que incluye a Concordia, Feliciano, Federal, Federación San Salvador y Villaguay, la ocupación de camas de cuidados intensivos es del 68,97%, mientras que la Región IV, donde están los departamentos de Gualeguaychú, Gualeguay e Islas, la ocupación es de 63,41%.

El impacto de la segunda ola puede verse también en la ocupación de camas de terapia intensiva exclusiva de pacientes con Covid-19. Hasta hace un mes ese tipo de pacientes ocupaban el 20% de las camas disponibles. En la actualidad la ocupación está por encima del 50%. La mayoría de los que ingresan a las terapias tienen entre 45 y 60 años.


“Estamos viendo pacientes muy jóvenes. La mayoría de ellos sin comorbilidades, lo que aumenta la gravedad de los casos. Están entrando a los cuidados intensivos más rápido que antes. La evolución de muchos pacientes es desfavorable y el nivel de camas está al límite en forma permanente”, explicó la secretaria de Salud entrerriana.

Frente a la complicación del sistema sanitario la semana pasada el gobernador entrerriano le pidió al gobierno de Alberto Fernández más respiradores. Siguió el mismo camino que su par de Santa Fe, Omar Perotti, que visitó la Casa Rosada para pedir auxilio frente a un posible colapso sanitario. En este caso, Bordet se llevó 9 respiradores de Balcarce 50.

Previo a ese pedido, el gobierno provincial había sumado 4 camas para cuidados intensivos y 12 camas para internar a pacientes con cuadros moderados. En Entre Ríos creen que lo peor aún no llegó y con los casos actuales ya tienen el sistema sanitario al límite. Conviven todos los días con el temor al colapso.

Lo que dice el archivo


“Estamos viendo una evolución agresiva de la enfermedad que tiene que ver con las variables de la cepa. La velocidad de contagio es mucho más rápido que la del año pasado. En nuestra provincia se identificaron estas variantes de Manaos y Reino Unido”, aseguró Reh a este medio. El personal sanitario está protagonizando una película de terror distinta a la del año pasado, y lo padecen todos los días.

Además del impacto en el sistema sanitario, las autoridades de Salud de la provincia asumen que la sociedad entrerriana aún no tomó real dimensión del peligro de la segunda ola de coronavirus. Lo demuestran en el comportamiento diario. Falta más cuidado.

Todas las semanas la situación epidemiológica se complica y desde el ministerio de Salud hacen malabares, con traslados interregionales y del sistema público al privado, para intentar cuidar a todos los enfermos. La situación es crítica y muchos aún no se dieron cuenta. Mientras tantos las camas de cuidados críticos empiezan a escasear.


Una de las políticas sanitarias que dio resultado en la provincia fue la vacunación de adultos mayores en el inicio del plan de vacunación. Decidieron vacunar a todos los adultos mayores que viven en las 300 residencias geriátricos que hay en Entre Ríos y en los 21 hospitales geriátricas.

El coordinador General de la Unidad Ministerial de Programas y Políticas de Salud para Personas Mayores, Esteban Sartore, se lo explicó a Infobae. “Somos la tercera provincia con más cantidad de adultos mayores en la población. La política nuestra fue empezar inmunizando a ellos. Fuimos a todas las instituciones”, indicó.

“La segunda ola nos encuentra con todas las personas que están en los geriátricos vacunadas. Son 4000 adultos mayores en las instituciones. Así se evitó que haya brote en esos centros y se propague entre la gente de mayor edad”, explicó el médico gerontólogo.

En lo que respecta a la vacunación, hasta última hora de ayer Entre Ríos había recibido 353.301, de las cuales fueron aplicadas 261.019. Al igual que todo el país, la mayoría recibió solo una dosis. Fueron 216.930 personas, mientras que 44.089 tiene las dos dosis aplicadas.

Lo que dice el archivo


Desde que comenzó el operativo de vacunación se vacunaron 26.986 que forman parte del personal de Salud, 3.938 adultos mayores que viven en geriátricos, 250 que están en hospitales monovalentes, 86.104 adultos mayores de 70 años, 18.438 que forman parte del personal estratégico, entre ellos docentes y fuerzas de seguridad, 69.815 de entre 60 y 69 años y 15.587 de entre 18 y 59 años con factores de riesgo.

Durante el diálogo con Infobae, Reh describió lo que sienten las autoridades de salud y muchos médicos con los que comparten el día a día, cuando ven la falta de cuidados que hay en la sociedad entrerriana.

Fue una frase. Con cansancio en la voz, dijo: “Te da impotencia y te genera preocupación. Uno se repregunta si todo lo que hicimos hasta acá está bien hecho. También nos preguntamos qué más podemos hacer. Todos los días tratamos de que ningún paciente deje ser atendido. Así vivimos. Necesitamos el compromiso de todos”.

Lo más visto
01
02
03
04
05
+ sobre el tema  
#Coronavirus
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa