Miércoles 16 de marzo de 2022
  |  
Política
Aval a medias a la Fiscalía Anticorrupción

La iniciativa del gobernador Gustavo Bordet tuvo buena recepción en los distintos niveles de los Tribunales locales pero también algunas objeciones. ¿Qué le observan al proyecto?

tribunales entre rios justicia

L

a iniciativa del gobernador Gustavo Bordet para regular la Fiscalía Anticorrupción creada por la Constitución provincial tuvo una buena recepción en los distintos niveles de los Tribunales locales pero también recibió algunos señalamientos con respecto a su puesta en funcionamiento. Destacan el ordenamiento institucional que genera dar cumplimiento a una manda constitucional pendiente desde hace 15 años y el respaldo político e institucional a la lucha contra la corrupción que la iniciativa aporta.

Lo que dice el archivo

El proyecto de ley para crear la Fiscalía Anticorrupción de la provincia presentado por Bordet trae a la memoria la ya disuelta Fiscalía de Investigaciones Administrativas, que funcionó entre el 2000 y el 2003.

En el texto de la iniciativa surgieron algunas observaciones puntuales. El primer punto que se puso bajo la lupa fue de orden funcional, ya que la creación de una Fiscalía Anticorrupción con tanta independencia, autonomía y recursos en el ámbito de otro organismo, el Ministerio Público Fiscal (MPF), hizo ruido.

La primera observación se dio en el funcionamiento una estructura, Fiscalía Anticorrupción, dentro de otra, Ministerio Público Fiscal.

En orden a esto, también hay dudas sobre cómo será la relación institucional y orgánica entre el Procurador General y el Fiscal Anticorrupción. Es opinión mayoritaria en Tribunales que el esquema verticalista del MPF ha deformado hacia una estructuración “arbitraria y opaca” por la conducción personalista del Procurador General Jorge Amilcar Luciano García.

“El proyecto está pensado para poder convivir con «Coque» y con lo que quede de su estructura”, indicó una fuente tribunalicia a APF, apuntando hacia la figura de García y su entorno, devaluado después de la suspensión de la adjunta Cecilia Goyeneche, acusada de mal desempeño de sus funciones en la causa “Contratos”.

Cuando se conoció que el Jurado de Enjuiciamiento avanzaría con la acusación en contra de Goyeneche, la fiscala hizo fuertes declaraciones públicas, implicando directamente al gobernador Gustavo Bordet como uno de los supuestos responsables políticos del jury en su contra, lo que generó el distanciamiento entre la Procuración y el Ejecutivo. El vínculo quedó restringido a lo estrictamente institucional.

Como asuntos que sustentan las dudas sobre cómo será la relación entre Procuración y Fiscalía Anticorrupción figura a su vez el vínculo entre los integrantes de la nueva dependencia y la distribución de recursos humanos.

La iniciativa pone a los fiscales adjuntos y al equipo técnico que conforma bajo la órbita exclusiva del Fiscal Anticorrupción, pero al ser funcionarios del MPF también están sometidos a la autoridad del Procurador, a quien la Constitución y la ley orgánica le dan amplísimas facultades para disponer traslados y responsabilidades.

Algo similar se observa sobre la facultad que tendrá el Fiscal Anticorrupción de delegar en fiscales locales la investigación de alguna causa. En caso de que el Procurador ordene a ese mismo agente fiscal a otra tarea o, incluso, lo traslade a otra parte de la provincia la duda que surge es qué prevalecerá.

El proyecto del Ejecutivo también le otorga a la Fiscalía Anticorrupción la posibilidad de crear un cuerpo profesional compuesto por contadores y técnicos informáticos que lo asistirán con su tarea. Todos deberán concursar en el Consejo de la Magistratura para ello. Se presenta allí una doble problemática.

Lo que dice el archivo

La primera es que actualmente el Ministerio tiene un Gabinete con personal nombrado por García que cumple esas tareas. Queda abierto el interrogante de qué ocurrirá con quienes lo integran, sobre todo debido a la actuación que han tenido en causas recientes.

En el juicio que se le sigue al exgobernador Sergio Urribarri, denominado “Megajuicio”, por caso, se conoció que las pericias informáticas las realizaron ingenieros biomédicos sin incumbencia profesional y sin matrícula para hacer la tarea, que una contadora hizo un cruce de llamados telefónicos y que otro profesional contable realizó informes donde la suma de la cifras parciales no coincidían con el número que figuraba en el total y donde los porcentajes acumulados de gráficos de torta sumaban 122%.

El segundo aspecto es legal. El título que se les otorga a los profesionales que actuarán bajo la égida del Fiscal Anticorrupción es el de “peritos”. Sin embargo, el Código Procesal Penal establece que las pericias solo pueden ser realizadas por peritos designados por el Superior Tribunal de Justicia.

Los profesionales de la Fiscalía Anticorrupción sólo podrán realizar entonces informes técnicos (con menor valor probatorio que una pericia pues es información de una parte) o actuar como peritos de la Fiscalía en las pericias que realice un profesional designado por el Superior Tribunal de Justicia.

Lo que dice el archivo

Otro aspecto que llama la atención es que los profesionales técnicos de la Fiscalía Anticorrupción serán designados por el Poder Ejecutivo, según indica el articulado enviado por Bordet a Diputados. Es que por la autonomía funcional el MPF, los empleados deberían ser nombrados por el Procurador y no por otro poder del Estado.

En tanto, donde también se diluiría la línea de separación de poderes, según observaron en Tribunales, es en el artículo séptimo del proyecto del Gobierno que tratará la Legislatura.

El apartado indica: “Si de la investigación practicada por la Fiscalía Anticorrupción resultare que el hecho investigado no constituye delito sino una violación de normas administrativas o de cualquier orden que no requieren intervención del sistema penal, el Fiscal Anticorrupción anoticiará de las resultas de la investigación al funcionario público de rango superior donde se hubieren desarrollado los hechos que motivaron las investigaciones, a los efectos que resulten pertinentes”.

El proyecto tomará estado parlamentario en la próxima sesión de Diputados, donde será girado a comisiones y luego de que se produzca el dictamen, llevado ante el pleno para su tratamiento.

El razonamiento que se sigue en Tribunales es que si no hay delito, fenece la acción de la Fiscalía. Y que darle parte al Ejecutivo o al Legislativo de lo ocurrido es una sobreabundancia que no se justifica.

Fuente: APF.

Lo más visto
01
02
03
04
05
+ sobre el tema  
#Justicia
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
[email protected]

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
[email protected]
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa